cambio climático, lluvia ácida, evolución...

Los temas científicos más polémicos de la Wikipedia

En la enciclopedia libre, las cuestiones más polémicas de la ciencia sufren un mayor número de ediciones. ¿Podemos fiarnos de la información que brindan?
Foto: Los temas científicos más polémicos de la Wikipedia

El 30 de noviembre de 2011, el artículo de la Wikipedia inglesa dedicado a la lluvia ácida la definía en su primera línea como un “un montón de mentiras”. Un editor anónimo había cambiado el párrafo introductorio y añadido esta durísima sentencia. Aunque la modificación fue revertida, al día siguiente figuraba en su lugar una alusión a las deposiciones de perros y gatos. A los cinco minutos hubo otra corrección.

Con más de 77.000 editores activos en todo el mundo y unos 14.000 nuevos al mes, muchas de las entradas de la enciclopedia libre de internet sufren cambios frecuentes. Algo que se hace aún más evidente en aquellos artículos que suscitan diferencias de opinión entre los editores. Ni siquiera la ciencia se libra.

Gene Likens, ecólogo en la Universidad de Connecticut, decidió estudiar el fenómeno después de observar la sucesión de modificaciones que el texto de la lluvia ácida sufrió a finales de 2011. Quería comprobar si aquel tira y afloja se alargaba en el tiempo y si era una tendencia extendida entre los temas científicos.

El experto conoce bien la materia, ya que en los años 60 participó en unos de los primeros estudios que vinculó la lluvia ácida a la emisión de dióxido de azufre. Aunque en las décadas posteriores otras investigaciones refutaron los resultados, hubo quien negaba la validez de los mismos por no querer establecer medidas preventivas y aplicar cambios políticos. Según los resultados del nuevo trabajo, publicado en la revista PLOS ONE, la polémica parece seguir viva en internet.

Además de la lluvia ácida, Likens ha analizado junto con el investigador Adam Wilson, de la Universidad de Búfalo, el historial de ediciones de otros dos temas controvertidos: el cambio climático y la evolución. Los han comparado con los de algunos artículos menos polémicos – los del modelo estándar de física de partículas, el heliocentrismo, la teoría de la relatividad y la deriva continental.

Desde Wikipedia aseguran que una mayor tasa de cambios no es sinónimo de falsedad y afirman disponer de herramientas para atajar el vandalismo

De todos ellos han considerado los cambios registrados entre 2003 y 2012 en la Wikipedia en inglés, y han extraído una tasa diaria de edición, el número medio de cambios (las palabras añadidas, borradas o modificadas) y la cantidad de visitas diarias que recibían los artículos.

Al comparar los números extraídos para cada artículo, han observado que las cifras crecen con la polémica: la entrada sobre el calentamiento global recibe entre 15.000 y 20.000 consultas al día, mientras que el heliocentrismo no supera las 1.500.

En cuanto a la cantidad de ediciones, el problema medioambiental llegó a sufrir 239 cambios en 24 horas. La media, no obstante, es bastante inferior: “Se producen entre dos y tres modificaciones y se cambian unos cien términos diarios, mientras que en el modelo estándar de física solo se editan una decena de palabras cada pocas semanas”, afirma Likens.

Figura incluida en el estudio. (Adam Wilson, Gene Likens)
Figura incluida en el estudio. (Adam Wilson, Gene Likens)

La Wikipedia se ha convertido en el recurso al que acuden estudiantes, profesionales y cualquier persona con ansia de conocimiento para consultar dudas. Aunque el colectivo aplica métodos para detectar los cambios fraudulentos y revertirlos lo antes posible, borrar páginas e incluso bloquear cuentas, Likens advierte que la sociedad debe ser consciente de las limitaciones de la enciclopedia libre en este tipo de temas científicos.

Likens advierte que la sociedad debe ser consciente de las limitaciones de la enciclopedia libre en este tipo de temas científicos

A la vista de sus afirmaciones y el revuelo causado, desde la enciclopedia online han respondido a las críticas. Aseguran que una mayor tasa de cambios no es sinónimo de inexactitud o falsedad y afirman disponer de herramientas para atajar el vandalismo. “El modelo colaborativo y abierto convierte a la Wikipedia en una de las fuentes más populares de información, la hace veraz y rigurosa”, escriben.

También critican el trabajo de Likens: “El estudio solo demuestra que los temas controvertidos son eso, controvertidos”. Creen que los científicos han considerado una muestra muy pequeña (solo siete entradas de los 35 millones existentes en diferentes lenguas) y citan otros trabajos que han demostrado precisamente lo contrario: que la calidad de los artículos aumenta con el número de ediciones.

Solo Wilson ha contestado (escuetamente) a los responsables de la enciclopedia digital. En realidad también alaban la labor de los editores en su artículo, donde aseguran que cada vez utilizan más trabajos científicos como fuente.

“La alta tasa de cambios registrada en los temas controvertidos dificulta a los expertos la tarea de comprobar su veracidad y contribuir a las modificaciones”, ha asegurado Likens. Los autores no niegan la utilidad de Wikipedia, ni ponen en tela de juicio la labor de sus editores, pero creen que deberían aplicar unas medidas de control más exhaustivas a este tipo de entradas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Rogue One: A Star Wars Story – Final Trailer
Def con Dos - España es idiota (videoclip oficial)
F1 Toto Wolff and Lewis Hamilton Message | Stronger than Ever in 2017

ºC

ºC