durante agosto de 1994

La carrera entre Pizza Hut y Sting por la primera venta 'online' de la historia

Este verano se cumplen 20 años desde el estreno de 'La red', un thriller de intriga en el que Sandra Bullock hacía algo que parecía ciencia ficción: pedir comida por internet

Foto: La carrera entre Pizza Hut y Sting por la primera venta 'online' de la historia

Corría el año 1994. En España había entonces algo más de 20.000 ordenadores conectados a internet, un número que ascendería a más de 100.000 en sólo dos años. Era una época en la que la conexión se limitaba al correo electrónico y poco más, pero durante ese verano la franquicia estadounidense Pizza Hut y el bajista Sting protagonizaron, sin saberlo, un curioso capítulo de la historia de internet.

Pedir una pizza por internet es hoy en día una tarea tan sencilla que es posible llevarla a cabo a través del móvil en unos pocos segundos. Hace veinte años, sin embargo, era ciencia ficción pura y dura casi al nivel de Blade Runner. Y Sandra Bullock es la mejor prueba de ello. En 1995 protagonizó la película de suspense La red que, aunque recibió críticas duras, fue un éxito en taquilla. Y lo que es más importante, adivinó con éxito algunos aspectos del futuro de internet y la informática.

La privacidad online y las bases de datos secretas se unían en una trama que, veinte años más tarde, ha resultado ser más plausible de lo esperado gracias a escándalos como el de la NSA. Pero no toca hablar de conspiraciones sino de algo mucho más sabroso: la pizza. Este plato de origen italiano, omnipresente en la gastronomía estadounidense, era el protagonista de una de las primeras escenas, donde Sandra Bullock pedía una por internet. Concretamente de anchoas, ajo y con extra de queso.

“Esa escena parecía extravagante en la época”, asegura uno de los responsables de diseñar los pantallazos que se ven en la película, Harry Jarvis, a The Kernel. El experto comenta, con motivo del vigésimo aniversario de la cinta, el reto que supuso desarrollar algo que pareciera plausible aunque todavía no existiera. El resultado fue PizzaNet, una web ficticia con la que Angela Bennett, el personaje interpretado por Bullock, encarga comida a domicilio.

Pero Sandra Bullock no fue la primera persona en pedir una pizza por internet, ni siquiera en la ficción. Es cierto que en 1995 arrancaron las webs de Amazon y eBay, pioneros del comercio electrónico, y podría pensarse que entonces era imposible comprar de forma online como hoy se hace a diario. Error. Retrocedamos otra vez al verano de 1994, cuando a finales de agosto tuvo lugar la primera transacción por internet de la historia.

Al menos así lo aseguró Pizza Hut en un tuit que despertó el escepticismo de algún internauta al que no le salían las cuentas por lo prematuro de la fecha. Sin embargo, la cronología de internet de Robert Hobbes Zakon, uno de los compendios más fiables sobre la prehistoria de la red, da la razón a la empresa de pizzas a domicilio: “Sí, es verdad, ahora puedes pedir una pizza de Hut online”, zanja en la entrada de 1994. PizzaNet compartía nombre, curiosamente, con la página falsa creada para La red, y fue recuperada en 2014 por la empresa estadounidense para celebrar su vigésimo aniversario.

Este hito histórico también tiene sus matices. PizzaNet fue un programa piloto que sólo pudieron disfrutar los clientes de Santa Cruz (California, EEUU). Además, el establecimiento llamaba posteriormente al cliente para confirmar el pedido. Los Angeles Times calificó en su momento el experimento de “a medio hornear”: una buena idea que todavía había que mejorar para diferenciarla del servicio telefónico, haciendo que el usuario pudiera diseñar su propia pizza por internet. Algo que la versión inventada para uso y disfrute de Sandra Bullock si permitía.

"Internet está abierto"

El experimento resultó acertado y adelantado a su tiempo, y Pizza Hut probablemente merece el premio a la primera comida comprada por internet, pero el título de primera venta online probablemente pertenezca a un músico británico. El 11 de agosto de 1994, unas semanas antes el album de Sting Ten Summoner's Tales fue enviado por 12,48$ (gastos de envío aparte) a un comprador de Philadelphia. “Atención compradores: internet está abierto”, titulaba al día siguiente The New York Times.

La transacción, efectuada mediante tarjeta de crédito, fue la primera compra segura de internet. “Ni aunque la NSA estuviera escuchando habría podido conseguir sus datos bancarios”, afirmó el joven emprendedor de 21 años que hizo posible la compra a través de su plataforma, con un optimismo que hoy en día podría parecer excesivo.

No entraremos a valorar qué es mejor, si la pizza o el bajista de The Police, pero no puede negarse que, décadas más tarde, internet ama este plato italiano casi tanto como a los gatitos. “Sentamos las bases de lo que luego se convertiría en realidad”, asegura otro de los supervisores del filme, Todd Marks. No se refiere sólo al hecho de poder pedir una pizza por internet, sino a la posibilidad de que algunas personas pasaran todo el día en casa, conectadas al mundo a través de la red.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios