penaliza el autoconsumo con acumuladores

Industria prepara un impuesto contra la batería de Tesla

Los autoconsumidores no podrán recurrir a baterías como la lanzada recientemente por Tesla y sufrirán una penalización para los sistemas de almacenamiento que ya incorporan los nuevos paneles
Foto: Industria prepara un impuesto contra la batería de Tesla

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo creará un nuevo cargo que desincentivará el uso de baterías o sistemas de almacenamiento por parte de los autoconsumidores de electricidad que se conecten a la red, según se aprecia en el borrador de real decreto que regula esta actividad, cuyo contenido está siendo sometido a consulta pública. En concreto, el gravamen se aplica sobre la potencia consumida y oscila entre los 8,9 euros por kilovatio (kW) y los 15,3 euros por kW para potencias inferiores a 15 kW conectadas en baja tensión

Se trata de la última versión de un real decreto que lleva casi dos años en trámite sin que el Gobierno se decidiese a aprobarlo, aunque muchos profesionales del sector llevan años pidiendo una regulación que impulse el autoconsumo en España. Llega un mes después de que Tesla presentase oficialmente su batería Powerwall, diseñada para el sector casero, que podría suponer precisamente ese impulso al sector. 

"Con un simple rumor, el Gobierno ha frenado el autoconsumo eléctrico"

En la memoria económica del borrador, Industria reconoce que “el aspecto más controvertido de la propuesta inicial” sobre autoconsumo fue el llamado peaje de respaldo, que se aplicaba al autoconsumidor por la electricidad que generara y consumiera con el objetivo “contribuir” a los costes del sistema eléctrico, incluido el de las redes eléctricas.

'El cargo se aplicará sobre la energía autoconsumida, dado que se beneficia del respaldo del sistema aun cuando no consuma energía del mismo'

En el nuevo borrador, el concepto cambia, ya que desaparece el peaje de respaldo pero aparece un nuevo gravamen, denominado cargo por autoconsumo, destinado a “cubrir los servicios de balance necesarios en el mercado de producción”.

En concreto, diferenciará entre un peaje para sufragar las redes, que el autoconsumidor solo costeará cuando esté vertiendo o recibiendo electricidad a la red, y los cargos del sistema, que cubrirán desde las primas a las renovables hasta las anualidades del déficit de tarifa. El autoconsumidor deberá sufragar siempre este segundo concepto. Curiosamente, en el texto del borrador el ministerio de Industria aduce estar haciendo un esfuerzo por la "promoción de instalaciones de pequeño tamaño".

Acumuladores solo en instalaciones aisladas

Con la nueva regulación, estos autoconsumidores no solo no podrán recurrir a baterías como la lanzada recientemente por Tesla, sino que sufrirán una penalización para los sistemas de almacenamiento que ya incorporan los nuevos paneles solares. Solo podrán usar estos acumuladores los que no se conecten a la red eléctrica y dispongan por tanto de una instalación aislada.

El real decreto 1699/2011 ya prohibió la posibilidad de intercalar una batería entre la instalación de generación y el equipo de medida. Sin embargo, los nuevos paneles solares incorporan en algunos casos baterías que ya no se encuentran intercaladas en el circuito y que por tanto podrían ser susceptibles de utilizarse sin trabas regulatorias. El experto en regulación Jorge Morales de Labra explicó a Europa Press que es precisamente este aspecto el que mejor explica la disposición transitoria del borrador en el que se fija un nuevo cargo del que quedan excluidas las instalaciones que no lleven acumuladores.

Sin compensación por la energía vertida a la red

Las baterías incorporadas a las placas solares suelen tener una autonomía media de unas dos horas y su uso está siendo incentivado por reguladores como los de Alemania, que han encontrado en ellas una solución para no concentrar a las mismas horas los vertidos de electricidad a la red.

El borrador de Industria también señala en su artículo 10 que la electricidad excedentaria que los autoconsumidores puedan verter a la red no tendrá ninguna contraprestación económica. Este aspecto podría animarles a almacenar su electricidad para consumirla en las horas en las que no haya sol.

El borrador también señala que la electricidad que los autoconsumidores puedan verter a la red no tendrá ninguna contraprestación económica

Industria sí permitirá a los consumidores conectados en alta tensión y que realicen actividades empresariales tener una retribución por verter electricidad que no pueda ser consumida en su propia instalación, aunque sujeta a condiciones. A estos autoconsumidores en alta tensión sí se les permitirá implantar sistemas de ahorro y eficiencia, si bien los generadores y las baterías de almacenamientos quedarán también excluidos de esta modalidad.

Se terminó la vía rápida para las CCAA

Hasta ahora, y mientras el nuevo borrador no se apruebe, algo que podría llevar su tiempo ya que se ha abierto a consulta pública y es previsible que reciba cientos de alegaciones, la situación normativa del autoconsumo en España era algo confusa, lo que había desanimado a muchos a decidirse por implementarla, pero a su vez había tenido un lado positivo: las comunidades autónomas más partidarias, como Cataluña o Baleares, han estado concediendo permisos para estas instalaciones por la vía rápida, favoreciendo su desarrollo en su territorio.

Esto también se acaba con este nuevo texto. Como apunta Baltasar Montaño en Vozpópuli, se aclara cuáles son los procedimientos de autorización de las instalaciones de autoconsumo en hogares y pequeñas empresas, lo que cerrará las puertas a que las comunidades autónomas puedan actuar con rapidez y por su cuenta.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
117 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

El sentido de las lágrimas de Djokovic
Crisis in Six Scenes Season 1 – Sneak Peek
Un perro llamado dolor (Luis Eduardo Aute)

ºC

ºC