desinformación y un real decreto que no llega

"Con un simple rumor el Gobierno ha conseguido frenar el autoconsumo eléctrico"

El Gobierno presentó un borrador de Real Decreto para regular el autoconsumo que incluía el polémico peaje de respaldo hace ya un año y medio. Pero no hay nada aprobado, y los usuarios no se fían
Foto: Con un simple rumor el Gobierno ha conseguido frenar el autoconsumo eléctrico

En julio del año 2013 el Ministerio de Industria presentaba un borrador para un futuro Real Decreto que regulase el autoconsumo eléctrico en España. En él recogía el polémico peaje de respaldo que se aplicaría a aquellos usuarios que, además de contar con una instalación en casa que les proporcionase energía, decidiesen mantenerse conectados a la red eléctrica para no quedar a oscuras en aquellos momentos en los que la producción no cubriese sus necesidades.

Y desde entonces, nada más se sabe seguro. Hace ya un año y medio y el Gobierno no ha materializado la norma, no se ha desdicho y tampoco ha presentado ningún otro borrador. El ministro de Industria, José Manuel Soria, aseguraba hace apenas un par de semanas que "el Gobierno español es partidario del autoconsumo", y se reafirmaba en el peaje de respaldo, pero no hay fecha prevista para la tramitación del real decreto que debería fijarlo. Algunas voces apuntan a que, con la batalla electoral que nos espera en los próximos meses, lo más probable es que esto quede en stand-by durante mucho tiempo, quizá definitivamente.

Pero el daño ya está hecho. Al menos así lo cree Frederic Andreu, ingeniero químico y fundador de Solartradex, una empresa dedicada a la instalación de proyectos de autoconsumo solar. "Solo con el rumor, el Gobierno ya ha conseguido frenar el autoconsumo. Se trata de una campaña de desinformación con mucho mérito", ironiza. En su opinión, la estrategia de amagar el cobro del peaje ha sido suficiente, ya que muchos usuarios se han quedado con la idea de que el autoconsumo está prohibido o gravado en España y no se plantean optar por instalarse estos equipamientos en su casa.

Esto está causando, cuenta, que, por un lado, empresas como la suya estén viendo disminuir sus oportunidades de negocio y, como consecuencia, se estén viendo obligadas a hacer despidos. Pero, sobre todo, esto está haciendo que España no aproveche una gran oportunidad. "El autoconsumo tiene todo el sentido del mundo. Nuestro país es energéticamente caro, dependiente y contaminante. El autoconsumo ayuda a reducir drásticamente el importe de la factura de la luz, la dependencia energética del exterior y las emisiones", explica Andreu.

"Con un simple rumor el Gobierno ha conseguido frenar el autoconsumo eléctrico"

La oposición a esta medida ha sido frontal por parte de muchos sectores, incluyendo un informe de la ya desaparecida Comisión Nacional del Mercado de la Energía, y el Parlamento Europeo recogía esas quejas a finales de enero, cuando decidía abrir una investigación y pedir al gobierno español más información sobre sus intenciones a este respecto.

El autoconsumo es perfectamente legal

Sin embargo, en España es, hoy en día, perfectamente legal instalar en casa la tecnología que nos permita generar parte de la energía que vamos a consumir. Legal, sí, pero no es sencillo, ya que hay que cumplir con una serie de requisitos que suponen incrementar su coste significativamente, además de realizar varios trámites.

Andreu pone un ejemplo: un kit básico de autoconsumo, que incluye una placa solar autoinstalable y un dispositivo inversor que monitorice su rendimiento cuesta poco más de 500 euros, pero para cumplir con la legislación vigente habría que realizar una memoria técnica, instalar un punto de conexión, pedir un permiso de obras, instalar un contador bidireccional... El resultado es que los trámites y requisitos podrán doblar el precio del kit, alcanzando los 1.000 o 1.200 euros, asegura. 

"El resultado es que en España hemos vuelto al estraperlo de la posguerra, pero con la energía. La gente prefiere no regularizar sus instalaciones: el 90% de los particulares que tienen una de ellas en sus casas no la han registrado", cuenta Andreu. Una tendencia a la que no ayuda el famoso peaje de respaldo que en teoría está al llegar.

Un peaje que, denuncia Andreu, es totalmente injusto. "Dicen que se trata de contribuir al mantenimiento de la red eléctrica, pero es que eso ya está incluido en la factura de la luz, en el concepto de término fijo de potencia. En ese concepto se incluiye el derecho a consumir electricidad cuando uno quiera, y eso ya lo pagaríamos al estar conectados a la red. Añadir otra tasa supuestamente con el mismo objetivo es injusto. Si mi vecino decide secar la ropa al sol en vez de usar la secadora, no le cobran extra cuando decide usar la secadora. Pues esto debería ser lo mismo". 

Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión

A falta de una regulación específica, algunas comunidades autónomas permiten a los usuarios que quieran contar con una de estas instalaciones acogerse al Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, para legalizarla. Esta norma, que fija la baja tensión como aquella que es menor o igual a 1.000 voltios en corriente alterna o 1.500 voltios en continua, reconoce una tipología de instalaciones que funciona interconectada (la solar y la red eléctrica funcionan en paralelo) pero que debe cumplir una importante condición: que sea de inyección 0, o lo que es lo mismo, que no vierta excedentes a la red eléctrica. 

En algunos países, los consumidores que cuentan con placas solares o algún otro tipo de instalación de generación eléctrica y que se mantienen conectados a la red cuentan con la posibilidad verter los excesos de producción que en el momento no están utilizando y a cambio cuentan con un descuento cuando necesitan más energía de la que pueden producir. Sirve por ejemplo para que la energía que no necesitan a mediodía, cuando el sol brilla con intensidad, puedan aprovecharla por la noche, cuando sus placas no están rindiendo. Es lo que se llama balance neto.

(Via: SMA Solar Technology AG)
(Via: SMA Solar Technology AG)

En España esto no está permitido por la ley actual. Para regularizar las instalaciones como de baja tensión el usuario tiene que asegurarse de que no tendrá excesos de producción, calculando a la baja la capacidad de su instalación o instalando dispositivos que quemen o reduzcan la energía generada si se acerca al nivel de la consumida. Es preferible quedarse corto y pagar algo más en la factura de la luz que pasarse, ya que entonces la instalación no queda recogida por el reglamento de baja tensión, sino que se englobaría en el RD 1699/2011, por el que se regula la conexión a la red de instalaciones de producción de energía eléctrica de poca potencia, que aumenta, complica y encarece los trámites.

Esto supone por tanto un desperdicio, o más bien una falta de aprovechamiento de una fuente de energía, el Sol, que en España tenemos a espuertas. Muchos usuarios hacen instalaciones a la baja, dejando escapar una fuente de energía que podría ser una ventaja económica y medioambiental. "Además es una buena práctica, un buen mensaje que dejaríamos a generaciones futuras sobre el desarrollo sostenible", apunta Andreu. 

Él no duda de que el escenario del autoconsumo como opción si no mayoritaria al menos sí importante llegará a pesar del la normativa esbozada por el gobierno. "las renovables han venido para quedarse, nadie puede meter el sol en un cajón". Ahí es donde encaja la llegada de la batería anunciada por Elon Musk las últimas semanas, como una ayuda para los consumidores que quieren independizarse. "Cada vez nos lo dicen más clientes: yo lo que quiero es desconectarme de la red eléctrica. La gente está harta, y el cambio acabará ocurriendo, seguro".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Arrival (2016) | Full Trailer HD Subtitulado | Amy Adams, Jeremy Renner Sci-Fi Movie | Cineufóricos
La llegada del Rey al Congreso
Ensayo del desfile

ºC

ºC