Cómo perderle el miedo al 'ecommerce'

Diez consejos para comprar 'online' de forma segura estas navidades

Hacerse con los regalos de Navidad por internet ahorra muchas colas, pero puede dar miedo a quienes no lo hayan hecho nunca. He aquí una serie de consejos
Foto: Diez consejos para comprar 'online' de forma segura estas navidades

Un año más, las compras online se presentan como la alternativa más interesante a pasarse largos minutos haciendo cola tras un mostrador. Si eres nuevo en la materia y has decidido darle una oportunidad al comercio electrónico, quizá te vengan bien algunos de estos consejos para asegurarte de que lo haces de forma segura.

1.- Piérdele el miedo al ecommerce. No es un consejo técnico, pero vale igual. Si esta es la primera vez que compras por internet y no lo has hecho antes porque no te fías, piérdele el miedo a internet. La red no es un paraíso de virus y de ladrones de tarjetas, como seguramente hayas oído en el telediario. Si sabes hacerlo bien (y te vamos a enseñar), harás una compra perfecta y totalmente segura.

2.- Navega desde una conexión segura. Antes de nada: ¿desde dónde navegas? ¿Desde casanbsp;¿Desde una wifi públicanbsp;Si vas a introducir datos de pago, lo ideal es que navegues desde una red cerrada o compartida con personas de confianza: las de casa y el trabajo (según dónde trabajes) serán perfectas. Procura evitar las wifis públicas y las conexiones abiertas de los bares. Es poco probable que el ladrón de tarjetas esté precisamente en la mesa de atrás, pero no imposible. Como en casa, en ningún sitio.

Si no existe la posibilidad de devolver el producto no es aconsejable comprar

3.- No pinches en ofertas de correo. Si eres medianamente descuidado con tu correo electrónico, es probable que tu bandeja de entrada se llene de spam a diario. Muchos de los mensajes que te lleguen tendrán suculentas ofertas de multitud de portales, pero conviene tener cuidado: puede que creas pinchar en el acceso directo a un comercio online, pero en realidad el correo te lleve a otro sitio (no precisamente seguro). Si ves en un email una oferta, abre una nueva pestaña y entra directamente al portal.

4.- Cuidado con los precios sorprendentemente bajos ¿Cómo, un iPhone 6 por 100 euritos de nada? Ojo, que eso huele mal. Aquí reina el famoso dicho: si algo parece demasiado bonito para ser cierto, seguramente no sea cierto. Si ves un producto a un precio tremendamente bajo, desconfía de manera automática. Si la oferta es de un timador, es probable que intente colarte alguna mentira como “la caja de estos iPhone perdió un precinto y por eso tenemos que venderlos baratos”, pero no te lo creas. Ante la duda, usa el sentido común.

5.- Infórmate sobre el sitio en el que compras. Si no sueles comprar por internet es probable que no conozcas casi ninguno, pero seguro que el nombre de alguno sí te suena. Haz un esfuerzo y, una vez más, usa el sentido común. Si la página te parece sospechosa, quizá una búsqueda en Google (“¿es seguro comprar en equis portal?”) te eche un cable.

6.- Comprueba la posibilidad de devolución. Te parecerá una tontería, pero este criterio sirve de gran ayuda. Cuando veas un producto, mira si hay posibilidad de devolución en caso de que no te satisfaga o te arrepientas al recibirlo. Si el aviso no está junto al producto, es probable que al final de la página haya un apartado llamado Política de devoluciones o similar. Si existe la posibilidad, ahí tienes un signo de confianza. En caso contrario no es aconsejable comprar.

7.- Ojo a la fecha de entrega. Este no es un consejo para comprar de forma segura, pero sí para asegurarte de que no quedarás mal con el destinatario de tu regalo. Piensa que en estas fechas hay mucha más gente que compra por internet, por lo que deberás asegurarte de que el paquete llegará a tiempo. No te preocupes, en estas fechas todos los grandes portales colocan, justo al lado del precio, un aviso del plazo de entrega.

Cuidado con los precios sorprendentemente bajos: si algo es demasiado bonito para ser cierto probablemente no lo sea

8.- Navega de manera segura. Esto no tiene nada que ver con el wifi, aunque pueda parecerlo. Una vez que hayas seleccionado el producto que quieres comprar y te hayas registrado, pasarás a hacer el pago. Entonces fíjate en la barra de direcciones, en la parte superior de tu navegador, donde pone la dirección web en la que estás. Si la dirección empieza por “https”, significa que estás en una conexión privada y, por tanto, segura. Si solo empieza por “http”, significa que tu conexión no es privada. Y si no es privada, no es un buen sitio para meter tus datos de pago.

9.- Formas de pago. Si nunca has comprado por internet, a la hora de pagar es probable que prefieras hacerlo contrareembolso. Sin embargo, no desprecies las vías online, siempre que veas que son seguras. La opción más clásica es la de pagar con tu tarjeta de crédito, aunque también puedes ver otras opciones seguras como PayPal y Trustly.

10.- Hazte una tarjeta virtual. Si quieres pagar con tarjeta pero no te hace demasiada gracia poner tus datos por miedo a los ojos enemigos, no te preocupes. Lo más probable es que tu banco te dé la opción de hacerte tarjetas virtuales de un importe exacto (justo el dinero que quieres gastarte) y con una caducidad concreta (el día en que vas a hacer la compra). Esta es una buena forma de pagar sin exponer tus datos, aunque quizá necesites unas habilidades informáticas mayores de las que te hemos presupuesto si nunca has comprado por internet.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Rogue One: A Star Wars Story – Final Trailer
Def con Dos - España es idiota (videoclip oficial)
F1 Toto Wolff and Lewis Hamilton Message | Stronger than Ever in 2017

ºC

ºC