EL PROYECTO DE MUSK SE APUNTA AL 'OPEN SOURCE'

Tesla libera sus patentes para dar un impulso definitivo al coche eléctrico

Musk sigue jugando en su propia liga. Sostiene que creó Tesla para encarrilar la tecnología de los vehículos sostenibles, y ha publicado sus patentes
Foto: Tesla libera sus patentes para dar un impulso definitivo al coche eléctrico

El vehículo eléctrico, la gran esperanza de muchos a principios de este siglo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sigue estancado y apenas representa una alternativa real al vehículo convencional para un porcentaje muy pequeño de la población, algo a lo que el fabricante de referencia en Estados Unidos, Tesla Motors, está decidido a poner fin.

Para que el coche eléctrico deje de tener una presencia marginal y el grueso de la población empiece a contemplarlo como una opción viable hay que ensanchar el mercado y, consciente de que no puede hacerlo por sí solo, Tesla ha puesto sus doscientas patentes a disposición de todo aquél que quiera aventurarse a fabricar su propio modelo. Se han pasado al open source.

“Los vehículos eléctricos todavía se limitan a un nicho muy concreto, lo que supone un problema. No es absurdo pensar que el coche eléctrico aún puede fracasar si esto no cambia, y es desde esta perspectiva desde la que debe contemplarse el movimiento de Tesla”, explica en una entrevista con Teknautas el director ejecutivo del Centro para la Investigación Automotriz de la Universidad de Stanford, Sven Beiker.

Los vehículos eléctricos todavía se limitan a un nicho muy concreto, lo que supone un problema. No es absurdo pensar que el coche eléctrico aún puede fracasar si esto no cambia

El open source o código abierto es un fenómeno presente e incluso cada vez más habitual en el sector de las nuevas tecnologías, pero casi inaudito en industrias tradicionales como la automovilística, por lo que la decisión de Tesla supone una apuesta de gran alcance. “Será bueno para la compañía porque hará crecer el mercado en términos generales. Se trata de una economía de escala: si el mercado crece, aumenta la demanda de componentes y de infraestructuras. Además, los usuarios dejarán de ver el producto como algo marginal, caro y reservado sólo para unos pocos”, apunta el doctor Beiker.

El movimiento puede suponer un nuevo mercado para las baterías

En este sentido, cabe recordar que Tesla también comercializa baterías de iones de litio de las que usan los coches eléctricos y que planea abrir una nueva fábrica de dimensiones colosales en EEUU, por lo que la “democratización” de sus patentes sobre los vehículos podría terminar repercutiendo en un aumento de las ventas de baterías a los nuevos fabricantes.

Precisamente, a juicio de Beiker, los más beneficiados por la decisión de Tesla no serán los grandes competidores de la compañía californiana en el mercado de los vehículos eléctricos, sino “pequeñas startups que ahora tendrán con qué empezar sus propios proyectos. A Tesla le interesa un mercado grande, así que ha pensado: ‘si las patentes son el problema, acabemos con él’”, remacha el doctor de Stanford.

Tesla Motors fue creada para acelerar el advenimiento del transporte sostenible

Estados Unidos cuenta actualmente con la mayor flota de vehículos eléctricos del mundo –por delante de países como Japón y China-, aunque éstos no representan ni un 1 % del total del parqué automovilístico del país. Cuando el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, anunció la intención de la compañía con sede en Palo Alto de permitir a otros fabricantes usar sus patentes, recalcó que la medida persigue uno de los objetivos fundacionales de la empresa: reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

“Tesla Motors fue creada para acelerar el advenimiento del transporte sostenible. Si abrimos un camino en la creación de vehículos eléctricos convincentes, pero luego mantenemos propiedades intelectuales que inhiben a los demás, estamos actuando de forma contraria a nuestro objetivo”, explicó Musk. Por ello, Musk dio su palabra de que Tesla no iniciará disputas legales contra quienes, “de buena fe”, utilicen su tecnología.

Para el doctor Beiker, los posibles beneficios que Tesla puede obtener al renunciar a sus patentes no están reñidos con la “voluntad constructiva” por parte de la empresa californiana, por lo que se inclina a pensar que la decisión del fabricante de vehículos eléctricos ha sido resultado de ambos factores.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

The Masque Of The Red Death (1964)
The Trip Trailer
Neil Marshall on BATTLE BEYOND THE STARS

ºC

ºC