Woodland Patchwork está ubicado en japón

Fundan un país real de 10.000 km2 con el bitcoin como moneda oficial

El nuevo Estado se llama Woodland Patchwork y está en Japón. Es la primera micronación del mundo con territorio real que adopta el bitcoin como divisa oficial
Foto: La principal aldea de la nueva micronación es Yakozue, un refugio ubicado en las inmediaciones de las montañas Hida (Japón)
La principal aldea de la nueva micronación es Yakozue, un refugio ubicado en las inmediaciones de las montañas Hida (Japón)

El ciudadano japonés Hideyuki Yoshida se lo tomó con calma. Para llegar a fundar la primera nación del mundo donde el bitcoin es moneda oficial se ha pasado las últimas dos décadas acumulando tierras abandonadas, gracias a un resquicio legal en las leyes del suelo niponas que permite reclamar el derecho de propiedad de terrenos sin uso durante años, a lo largo y ancho del archipiélago. 

Fruto de ese minucioso y silencioso trabajo para obtener un territorio real, más allá de las cibernaciones que cualquier internauta podría instaurar, a modo de juego, con unos cuantos clicks de ratón y el lanzamiento de una página web, el emprendedor japonés declaró la independencia de Woodland Patchwork, su utópico Estado, el pasado mes de octubre, reclamando un territorio nada desdeñable: en total, más de 10.000 kilómetros cuadrados. 

Se utiliza la denominación 'micronación' para categorizar aquellos Estados autoproclamados sin ninguna causa objetiva, trascendiendo el derecho de autodeterminación de los pueblos, mediante iniciativas que lindan con el movimiento ocupaEn términos técnicos, el país inventado por Yoshida es una micronación. Se utiliza esta denominación para categorizar aquellos estados autoproclamados sin causa objetiva, trascendiendo el derecho de autodeterminación de los pueblos, mediante iniciativas que lindan con el movimiento ocupa. El fenómeno no es nuevo, aunque el caso de Woodland Patchwork es interesante por la magnitud del territorio y el método aplicado para obtenerlo.

En general, se establece el ejemplo de la isla de Elba y Napoleón Bonaparte como uno de los antecedentes históricos más relevantes de las micronaciones, aunque encontramos ejemplos anteriores. Por ejemplo, el caso del Principado de Seborga, en el norte de italia, cuyo origen se remonta a la Edad Media, aunque empezó a darse a conocer en los 60 -una década donde se produjo un boom de las micronaciones al calor de las nuevas filosofías new age-, cuando el periodista Giorgio Carbone se autoproclamó príncipe Giorgo I de Seborga. 

Bitcoin como moneda oficial

Actualmente, se estima en medio centenar el número de micronaciones existentes en el mundo. En los últimos años, internet ha redimensionado el fenómeno, permitiendo a los fundadores de estos nuevos países tener lo más parecido a una representación oficial, una plataforma desde donde poder lanzar mensajes al mundo y también llamar la atención de los turistas, principal fuente de ingresos de la mayoría de estos territorios.

Además de su estrategia legal para obtener sus tierras, la novedad que presenta el caso de Hideyuki Yoshida es la instauración del bitcoin como moneda oficial, un paso que no había dado ninguna otra micronación del mundo. De momento solo es un gesto, pero los expertos empiezan a especular con que Woodland Patchwork se convertirá pronto en la entidad del planeta más rica en la criptomoneda de moda.

El territorio marcado en rojo, naranja y amarillo corresponde a Woodland Patchwork
El territorio marcado en rojo, naranja y amarillo corresponde a Woodland Patchwork

En realidad, las divisas alternativas son esenciales para la cohesión de este tipo de estados. En ese sentido, lo habitual es acuñar algún tipo de moneda -real o digital- para su uso a nivel local, como ocurre en la sierra madrileña con la Mora, en la línea de otras divisas sociales, como el Drago canario o el Wir suizo. Precisamente, un emprendedor gallego, Jorge Fernández Vidal, se gana la vida acuñando monedas de micronaciones imaginarias desde su empresa JFV Coins, que fundó a los 18 años.

Además de su estrategia legal para obtener el territorio, la novedad que presenta el caso de Hideyuki Yoshida es la instauración del bitcoin como moneda oficial, un paso que no había dado ninguna otra micronación del mundoLlegó a ser el director del banco central del Gran Ducado de Westárctica, una micronación fundada en el polo sur por un exagente de la CIA apelando a un supuesto vacío legal en el tratado de la Antártida según el cual ningún país podría reclamar allí territorio. Sin embargo, no decía que las personas, a título individual, no pudiesen hacerlo.

Fernández Vidal también llegó a vender por 10.000 euros una moneda de Sealand, una micronación nacida en los 60 tras la ocupación de una plataforma petrolífera en el mar de Inglaterra. En ese caso, la historia terminó mal -allí operaba una red ilegal de pasaportes diplomáticos falsos y tráfico de armas-, aunque su web sigue operativa ofreciendo distintos servicios para visitantes, como el alojamiento.

Veintiocho habitantes

De momento, la micronación nipona cuenta con veintiocho habitantes censados y siete condados, de cada uno de los cuales se ha creado un mapa. El objetivo del fundador del país, desde la perspectiva geográfica muy poco cohesionado, es fundar una nación libertaria libertaria basada en el respeto a la naturaleza. Desde el punto de vista de su filosofía de gobierno la web de Woodland Patchwork reza que las únicas reglas que rigen el Estado son las leyes del universo y el librepensamiento.

La bandera de Woodland Patchwork
La bandera de Woodland Patchwork
En cuanto a su política de inmigración, Woodland Patchwork "da la bienvenida a los nuevos ciudadanos", y para solicitar la ciudadanía basta con enviar un simple correo electrónico. Además, en la futura tienda virtual de la micronación cualquiera podrá recibir en su domicilio una especie de pasaporte oficial por un precio aproximado de quince euros, además de banderas y otros artículos de merchandising.

Ahora, el principal objetivo de Hideyuki Yoshida es expandir el espíritu de su micronación por el mundo y captar nuevos ciudadanos. A buen seguro que el japonés tendrá más espacio para ellos que el escritor británico Danny Wallace, que hace años fundó en su piso de Londres, al más puro estilo "bienvenido a la república independiente de tu casa", un reino ficticio, de nombre Lovely, hoy desmantelado, a donde se fueron a vivir sólo un grupo de amigos. De momento, la principal aldea de la nueva micronación nipona es Yakozue, un refugio para la nieve ubicado en las inmediaciones de las montañas Hida, los Alpes del norte.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC