apple PHIL SCHILLER, VICEPRESIDENTE DE MARKETING, ATACA A GOOGLE

Apple deja la elegancia para otro día: "Muchos Android los regalan"

José Mendiola 15/03/2013    (06:00) Escribe tu comentario

0
Enviar
34
19
 
0
6
Imprimir
¿Miedo? ¿Quién dijo miedo? La semana ha transcurrido caldeada con el lanzamiento del Galaxy S IV de Samsung que ha tenido lugar esta madrugada en Nueva York. En lo que llevamos de año, hemos sido testigos de múltiples lanzamientos en lo que respecta al mercado de la telefonía móvil, pero el de los coreanos no era un equipo más que viene a engrosar la dilatada oferta de terminales. A nadie se le escapa a estas alturas que Samsung se ha convertido ya en la bestia negra para Apple

Y lo han ganado a pulso. Los de Seúl han interiorizado desde el inicio que para triunfar en este competido mercado hay que pelear a cara de perro en todos los terrenos, pero sobre todo, en el de la imagen. Samsung ha ridiculizado a Apple en las diversas campañas de comunicación que ha venido llevando a cabo los últimos meses, pero no se ha conformado con eso, y quiere la pieza más grande de todas: desbancar al iPhone como referencia en el segmento de los 'smartphones'.

Los coreanos han desembarcado con toda su artillería en pleno corazón de Manhattan, en el mismísimo Times Square. Y durante los días previos se ve que ha cundido el nerviosismo en la sede de Cupertino. Ya saben que en esta industria algunos hacen auténticos equilibrios para evitar mentar a los rivales, pero en el caso de Apple no es que no se les mencione: se les ha ignorado abiertamente. Los de la manzana sólo dedican unos ácidos segundos a los rivales en sus célebres 'keynotes', y son siempre para ridiculizar sus características en pleno éxtasis del "one more thing". Pero algo está cambiando. En una maniobra rarísima por parte del fabricante californiano, Apple ha pasado al ataque fuera de su terreno para entrar a cuchillo contra Android, su mayor preocupación en estos momentos.

Ataque inesperado

Y no crean que ha sido cualquiera el que ha abierto fuego, sino el mismísimo Phil Schiller, lugarteniente de Tim Cook y un fijo en el estrado de las presentaciones de los de California. En unas corrosivas declaraciones, el responsable de marketing de la casa ha atacado sin piedad a Android con varios argumentos. El primero de ellos, la fragmentación, el gran flanco abierto por Google en su plataforma móvil y que poco a poco intenta ir cerrando. 

Según el directivo de Apple, los usuarios de Android se desesperan al ver que un modelo en concreto se actualiza a la última versión de la plataforma, mientras que otros esperan 'sine die', frente a la monolítica política de los creadores del iPhone y el poder tractor de sus actualizaciones. Pero ha sido con el segundo ataque donde han saltado las chispas: Schiller reconoce que la plataforma de Google supera en número a los iPhone vendidos por el mundo, pero al tiempo, y aquí llega el incendio, afirma que "en muchas ocasiones, los Android son regalados" o se venden con unos descuentos elevadísimos.

El directivo de la firma fundada por Steve Jobs ha concluido su ataque al aseverar que las cifras de Android siempre se refieren a terminales distribuidos (que no vendidos) y por este motivo son siempre tan abultadas. Y por último, Schiller ha dejado caer que "es fácil llenar el mercado de móviles, pero te tienen que gustar y tienes que usarlos", en referencia a la elevada tasa de uso (según mediciones realizadas en la red) de los iPhone frente a los terminales Android. ¿Estamos ante un cambio en la estrategia de Apple?
0
34
19
 
0
6

QUE NO SE TE PASE NADA

Suscríbete a las noticias que te interesan.

AHORA EN