gadgets LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA IRRUMPE EN EL MERCADO

Quiero comprar una televisión y no me decido: ¿me espero al 4K?

José Mendiola 18/01/2013    (06:00) 8

8
Enviar
63
45
 
0
Menéame
Imprimir
La inversión en tecnología siempre es ruinosa. Admitámoslo. Uno se deja un riñón en el último grito en 'smartphones' atándose además a un contrato de permanencia para descubrir que el fabricante se la ha jugado lanzando un nuevo modelo que deja viejo al suyo en apenas unos meses. Pero el de los móviles no es más complejo de los escenarios en tecnología, ni mucho menos.

La peor pregunta que le pueden hacer a uno en estos momentos es "¿qué televisor me aconsejas que compre?", y no tanto por la marca, modelo, pulgadas o tipo de pantalla, sino por la tecnología cambiante que rodea a este producto. Si lo recuerdan, el 3D era hasta la fecha el último grito en torno a los televisores. Los fabricantes nos aseguraban que el futuro pasaba por ahí y tras un tiempo en el mercado, esta tecnología puede decirse que no ha cuajado.

Han sido varios los factores que han provocado este fracaso, como la inconveniencia de tener que llevar unas gafas para disfrutar de las películas, los problemas diversos a los que se enfrentaba el sistema (interferencias, pobre calidad de la imagen, sensación de mareo en los usuarios...), pero sobre todo la falta de contenido.


Este asunto no es baladí puesto que ha sido un mal endémico que el mercado arrastra en cada cambio de formato. Haciendo un resumen en trazo grueso, todo comenzó con el vídeo y sus múltiples formatos (VHS, Beta y 2000), de ahí se pasó al DVD que pervivió durante bastante tiempo, pero quedó superado por el Blu-Ray (que a su vez vivió una encarnizada batalla con el HD DVD), para finalmente quedar reducido este último a un mercado residual debido al vigor del 'streaming' y las descargas online.

Un mercado exigente para los creadores de contenido

Piensen que en cada uno de estos saltos, los creadores de contenido han tenido que ir adaptando sus productos a la nueva circunstancia del mercado. Y con las televisiones sucede lo mismo: los compradores de 3D pronto vivieron en carne propia los rigores de la ausencia de contenido (muy pocos títulos en el mercado y por descontado, la programación habitual no emitía en este formato). Pero el 3D era lo más 'in' y los que rompieron la hucha invirtiendo en un televisor que les durara años, se dieron de bruces con esta dura realidad. 

Cerrado el CES de Las Vegas, los fabricantes nos confirman que lo que se lleva ahora es el 4K. Una resolución elevadísima que parecerá que le entran los indios en el salón de casa en una de vaqueros. A fuerza de ser rigurosos, no es que el 4K se haya presentado como nueva tecnología en CES, sino que el asunto viene siendo anunciado desde el año pasado, pero se ha consolidado como tendencia en capital del juego.

Y en este efímera vida de la tecnología de los televisores, los fabricantes nos prometen que ahora toca 4K. Que esta vez sí, que no hay contenido pero llegará. Pero si es de los que está esperando a que su vieja ‘tele’ de tubo pase a mejor vida, visto lo acontecido en el pasado, valdría más un criterio de prudencia y hacerse con un Smart TV, menos comprometedor y que puede dar más juego a corto plazo. Y eso sin mencionar los precios, todavía desorbitados de los 4K: para que se hagan una idea, LG anunció como hito que ha vendido 300 televisores de un modelo 4K de última generación en Corea del Sur, claro que estamos hablando de 84 pulgadas (busquen una pared donde colocar eso) y 20.000 dólares la pieza. 
8
63
45
 
0
Menéame

QUE NO SE TE PASE NADA

Suscríbete a las noticias que te interesan.

8

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

#6 ¿Y si fuera simplemente porque hay gente que le gusta estar a la última y encima se lo puede pagar? ¿Y si fuera gente que en vez de gastarlo en tabaco, bebidas, juergas, se lo gasta en una súper TV? Unos se lo compran cuando acaba de salir y otros unos, dos, o tres años después cuando la tecnología se abarata... Pero no hay que insultar a quienes pueden comprarlo pues consumiendo estos productos hacen que se puedan fabricar más tarde a mejores precios. No hay que ser envidiosos hombre!

ptholome 17/06/2013, 16:37 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

#6 Si ud se compra una TV ahora porque la que tenia se ha roto, es ud un pijo engreído?
Sabiendo que la tecnología se queda obsoleta en muy poco tiempo, no será mejor comprarse lo ultimo que sale y asi podrá aguntar mas tiempo que si compra un aparato que ya esta descatalogado?

O ahora mismo compraría una TV de tubo en blanco y negro?

Spain id diferent 04/06/2013, 12:06 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

Comprar lo ultimo es de pijos engreidos y prepotentes.
Demuestra que se tiene poco sentido comun.
Aunque no se quiera reconocer, la ultima tecnologia no justifica sus abusivos precios.
En poco tiempo estara en el 50 % o lo habran cambiado por otra tecnologia distinta.

manu52 18/01/2013, 21:10 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

Yo no sé ustedes, pero yo he empezado a tener conciencia medioambiental y cada vez entiendo menos al consumidor de "usar y tirar". De vez en cuando me acerco al punto limpio a tirar cosas, papeles, muebles, etc... y, últimamente, me da por ir a ver que cosas hay en el contenedor de aparatos electrónicos, veo lo que la sociedad tira, algunas cosas que están nuevas. Estamos metidos en una sociedad de consumo salvaje, aunque creo que la crisis lo está frenando bastante, hay que reflexionar sobre las compras que realizamos, no sólo el precio y el uso que se le va a dar, sino pensar realmente si es necesario.
Yo, en mi casa, tengo dos teles planas de 26 pulgadas, una del 2005, la mía, y la otra del 2008, ésta la compró mi mujer cuando no viviamos juntos, ambas son samsung. Los dos trabajamos, de momento, y lo siento, no las voy a cambiar por cambiar, las cambiaré cuando no tenga remedio.

micmic74 18/01/2013, 12:51 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

Para acertar con la tecnología, comprar lo penúltimo.

Lo último es para ese 5% de consumidores de "usar y tirar" .
Hay tecnologías que nacen muertas, incluso no nacen. Un retraso en su lanzamiento hace que se anuncié otra que la deja obsoleta.

La guerra tecnológica de Apple es un ejemplo palpable, no ha salido un 4G y ya esta anunciando se el 5G!

La misma marca fagocita sus productos!

En TV, se habla de tecnología de Receptores, pero la emisión los "Head End" o Cabeceras tienen que emitir.

Los contenidos más de lo mismo. Todo ello a un coste elevado.

La rotación de tecnología en algunos casos, se produce cada tres años .

Dejar pasar una tecnología suele dar buen resultado. Eso si hay que acertar.
Recordemos los OS, sistemas operativos,, que hemos visto pasar en muchos caso por ser una versión "beta" para depurar.

El precio , excepto para un heavy user, puede ser un factor determinante. En el mercado de consumo, el usar y tirar hay que tenerlo en cuenta.

Comprar una TV, 42" por menos de 400€ ... Y dejar las de 1000€ para el que no sepa que hacer con el dinero.

pinpinelaescarlata 18/01/2013, 10:18 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

#1 Estoy de acuerdo con lo que dice, aunque por motivos diferentes. Yo compre hace 7 años una Philips Cineos del copón de 32"y está como el primer día. Es decir, sin Full HD, sin HDMI [tiene DVi], sin HD-TDT y con el tamaño de una de 40...

wakamole 18/01/2013, 09:40 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

Ahora nos vendrán el 4K, después "RED", y eso para teles de 50 pulgadas que es lo máximo que podemos meter en un salón normalito, la definición actual de HD se empieza a apreciar [realmente] en televisiones de 40 pulgadas para arriba...
Y otro tema será el soporte para ver películas de este formato. Si realmente ocupan 4 veces mas, el Blue Ray se queda corto.

Ay como esta la sociedad de consumo....

luisju 18/01/2013, 08:55 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

La próxima tele, la más barata.
Me hice con una Samsung alto de gama hace cosa de 4 años, 2200 euritos por una tele con una buena definición pero tampoco para tirar cohetes. Hace un par de semanas empezaron a salirle unas franjas horizontales y el servicio técnico me dice que arreglarlo me va a costar 600 euros, que es lo mismo que me cuesta hoy en día una tele igual o con mejor resolución. Así que la tele me ha costa 550 euros al año y ahora a tirarla. Evidentemente la garantía se acabó hace dos años. Estoy por ir a estámpársela en la recepción a la sede de Samsung en Madrid para que tomen nota de la basura a precio de oro que venden.
Lo dicho, la más barata y desde luego no volver a comprar una tele coreana en la vida.

javal 18/01/2013, 08:13 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

AHORA EN