Sigue esta sección:
casos de éxito en la meca de la tecnología

Los diez españoles que están conquistando Silicon Valley (I)

Miles de emprendedores de todo el mundo acuden a este santuario para intentar alcanzar el éxito mundial. Entre ellos, cada vez hay más españoles
Foto: Vista panorámica de Silicon Valley
Vista panorámica de Silicon Valley
Fecha

Silicon Valley es la meca del emprendimiento tecnológico. Desde el valle situado en los alrededores de San Francisco, miles de emprendedores de todo el mundo acuden cada año a este santuario para intentar alcanzar el éxito mundial con sus empresas o para trabajar junto a los mayores talentos del mundo en las mejores empresas tecnológicas.

Dentro de este oasis de talento, son muchos los españoles que acuden para probar suerte. Y varios de ellos, con verdadero éxito. En esta primera parte del reportaje mostramos los cinco primeros ejemplos:

Carlos Emilio Gómez (Google/Motorola)

Tras breves experiencias en empresas como BP o Deloitte, Carlos Gómez fichó en 2007 por Google, donde ha ocupado varios puestos. “Trabajaba en la sede de Google en Dublín, pero había venido varias veces a San Francisco y me encantaba, así que busqué un proyecto interno con el que pudiese venirme”, cuenta a Teknautas.

Trabajaba en la sede de Google en Dublín, pero había venido varias veces a San Francisco y me encantaba, así que busqué un proyecto interno con el que pudiese venirme

Tras un año de negociaciones, montó un equipo destinado a Latinoamérica y se fue a Argentina para, más tarde, recalar en San Francisco. Por el momento, no parece un lugar del que marcharse: “Si hay un sitio para hacer contactos profesionales, es éste”.

Actualmente, y después de la compra de Motorola, trabaja como embajador de Google en la compañía de teléfonos, donde actúa como responsable de la estrategia de ventas, marketing, productos y atención al cliente (entre otras funciones) para Latinoamérica. 

María Alegre y José Luis Agell (Chartboost)

Se fueron a San Francisco para intentar montar su empresa, y vaya si lo consiguieron. Esta pareja de catalanes montaron en octubre de 2011 Chartboost, una empresa que ayuda a los desarrolladores de juegos para smartphones a posicionarse y conseguir usuarios. Él nos cuenta cómo se fraguó todo: “María y yo trabajábamos en multinacionales y teníamos buenos sueldos, pero nos llamaba la atención el mundo del emprendimiento”. El salto llegó en 2008: “Nos vinimos con una mano delante y otra detrás, sin papeles y dispuestos a probar la aventura emprendedora”.

A día de hoy, Chartboost cuenta con más de 100 empleados. Su última ronda de financiación, liderada por Sequoia Capital, fue de 19 millones de dólares.

Javier Oliván (Facebook)

A sus 35 años, este ingeniero de Huesca ha sido uno de los que se hicieron millonarios con la salida a bolsa de Facebook. Llegó a la compañía tras pasar por Siemens y Fon y en su momento se encargó de liderar el crecimiento internacional de la red social fundada por Mark Zuckerberg. Actualmente, Javier es director de crecimiento y analítica de la compañía de Palo Alto.

Si quieres tener contacto con el mundo, tienes que estar en redes sociales. En Silicon Valley son una herramienta de 'networking'

Desde su llegada al valle hace ya seis años, Javier es una de las pocas personas que reportan directamente al CEO de Facebook y, cómo no, es un apasionado de las redes sociales. De hecho, pese a que se suele decir que el perfil del ingeniero medio no suele interactuar demasiado a diario con en este tipo de plataformas, él defiende su presencia: “Si quieres tener contacto con el mundo, tienes que estar en redes sociales. En Silicon Valley son una herramienta de networking”.

Pilar Manchón (Indisys/Intel)

¿Quién dice que un español no puede vender su empresa a una multinacional de Silicon Valley? Que se lo pregunten a la sevillana Pilar Manchón, CEO de Indisys, que vendió su compañía a Intel. La multinacional ya compró el 40% de Indisys en 2012, y el pasado verano pasó a adquirir la totalidad de la empresa. Con las primeras inversiones, esta emprendedora ya tendió una pequeña al emprendimiento español en la cuna de la tecnología:

Con esta primera inversión, Intel conocerá el potencial de muchas empresas tecnológicas en España

“Con esta primera inversión, Intel conocerá el potencial de muchas empresas tecnológicas en España”. Ahora, Manchón ahora trabaja en el departamento de I+D de la propia Intel.

No es la primera vez que Silicon Valley se convierte en el destino de esta emprendedora sevillana. Hace tiempo recibió una beca del programa Call to Innovation, dotada con 24.000 euros, que le permitió irse al valle unos meses y participar en la Singularity University, encabezada por instituciones como Google y la propia NASA. 

Xavier Verdaguer (Innovalley/Imagine Creativity Center)

Un emprendedor todoterreno. El catalán Xavier Verdaguer posee varias empresas, a las que ha dotado de su particular instinto creativo e innovador. Se considera más inventor que emprendedor y entre sus desarrollos figuran unos zapatos con GPS y una bolsa que recarga el móvil mediante energía solar, entre otros. Xavier es también uno de los cofundadores de la aceleradora Conector, junto a figuras como Risto Mejide o Carlos Blanco.

Lo suyo con Silicon Valley comenzó como un amor de verano, pero se prolongó: “Me vine a estudiar a Stanford un curso de alta dirección que duraba todo el verano de 2009. Durante el curso descubrí el apasionante ecosistema emprendedor de Silicon Valley (no había estado antes), así quey decidí quedarme para emprender una nueva aventura y aprender todo lo posible de la NBA de los emprendedores”.

* La segunda parte del artículo será publicada el próximo lunes.

Tecnología
Comparte en:
Sigue esta sección:

El redactor recomienda

#5
Compartir

Este articulo viene a cuento aprovechando que los principes se han ido por ahí de invitados o pagados, ¿quién sabe?, para probarse las nuevas gafitas, etc., pero lo presencia española de alto nivel tecnológico, empresarial o universitario en esos lugares y sectores es muy escasa. Principalmente por nuestra poca dedicación a la investigación y desarrollo. Por ejemplo, no creo que haya muchos españoles en cursos de doctorado en Stanford, y menos de profesores titulares. Todos estos que se nombran en el articulo son personajes de medio pelo que han ido ahí con más o menos suerte.... pero, desgraciadamente, muy lejos de gente de nivel internacional... mas bien oportunistas..., sin desmerecerles, eh?, que tendrán también su mérito, pero seamos realistas, ¿donde vamos a ir con la educación que se dá aquí...?

Ampliar comentario
#4
Compartir

 

 

Lee sus biografías por internet y te darás cuenta del ridículo que has hecho. Los masters y Ph que tienen no bajan de 30.000 euros.

 

Respecto a ellos, espero que se queden allí, en España la solución que están encontrando a un problema generado por un sistema económico ineficiente, heredado del falangismo y la tecnocracia del Opus Dei, es comunismo. En definitiva, cero. Pronto seremos una provincia de Marruecos. Bueno, unas cuantas provincias, no seamos centralistas.

Ampliar comentario
#3
En respuesta a jcma
Compartir

 

Pués sí, de estos conozco un montón.

Es lo que tiene Silicon Valley, la mitad de la peña es de sabe Dios donde, lo bueno es que nadie allí hace distinciones (excepto las autoridades de immigración).

Es cierto que los españoles que me he encontrado son, por lo general, bastate buenos.

 

#andaluzrojo yo también trabajé en Silicon Valley como estos de aquí arriba, y la formación que me lo permitió fue la que me busqué yo solito durante y al acabar la carrera, no la que me dió la universidad española.
Dí una charla recientemente en mi facultad a la que sólo acudieron los profesores más veteranos, y más que nada, por cariño. A los más jóvenes, ni les interesa ni quieren saber.

Ampliar comentario
#2
Compartir

¿Cuántos españoles están conquistando el mundo?.

¿Para que sirven los discursos de los políticos con I+D+I?

Esto es España y sus políticos.

Ampliar comentario
#1
Compartir

¡¡Dios, qué titular más tonto!! Luego lees el contenido y blufff.

 

Yo lo titularía, 10 currelas emigrados a los USA, a los que les va bastante bien.

Ampliar comentario