RELEVO GENERACIONAL EN EL MUNDO EMPRENDEDOR

Los diez jóvenes CEO tecnológicos más prometedores de España

Inspiran y ejercen liderazgo. Se anticipan a las crisis y aprenden del fracaso. Estos son algunos de los jóvenes empresarios españoles con más potencial
Foto: El joven empresario Pep Gómez, fundador de Fever, conocido como el Steve Jobs de Castellón.
El joven empresario Pep Gómez, fundador de Fever, conocido como el Steve Jobs de Castellón.

Es la ley de la vida, pero en el caso de los nuevos emprendedores tecnológicos españoles el relevo generacional no se está produciendo como en el cuento de Jack London, donde los jóvenes abandonan a sus mayores en mitad de la nieve, junto a fuego, para que esperen su final de forma estoica, mientras el resto de la tribu sigue adelante.

En el ecosistema emprendedor las reglas son distintas. La experiencia de los empresarios veteranos, y generalmente también su auspicio financiero, cuando no su asociación corporativa, muchas veces desde la sombra, es clave para la irrupción de una nueva generación de startups

En el caso de España, esa emergente ola de empresas ya está aquí, y al frente de las mismas un grupo de jóvenes emprendedores que está sentando las bases de una nueva economía basada, otra vez, en la innovación tecnológica, como en el pasado ocurrió con firmas como Idealista, Barrabés, Trovit, Next Limit, Atrápalo o Panda; y más recientemente con casos como Pixable, Panoramio, Tuenti, Gowex o Zinkia.

En el caso de España, esa nueva ola de empresas ya está aquí, y al frente de las mismas un grupo de jóvenes emprendedores que están sentando las bases de una nueva economía basada, de nuevo, en la innovación tecnológicaMientras la vieja guardia vive hoy de las rentas de un trabajo bien hecho, sin dejar de crecer, una nueva generación llama a las puertas del mercado. Las trayectorias y edades de estos emprendedores son distintas, pero ninguno supera los 35 años de edad. Algunos han abandonado sus carreras profesionales para emprender; otros, menores de 18 años, ni siquiera tienen aún una profesión definida más allá de la vocación de crear un proyecto de vida basado en la creación de su propia compañía.

Algunos han fracasado ya en proyectos iniciáticos, pero a la mayoría no les ha dado tiempo todavía. A continuación, presentamos una lista de diez directores ejecutivos llamados a protagonizar el próximo relevo generacional de las startups tecnológicas españolas.

Javier Agüera (GeeksPhone)

El madrileño, de 20 años y confundador de la compañía GeeksPhone en 2009, junto con Rodrigo Silva-Ramos, se dio a conocer a la opinión pública en el Mobile World Congress (MWC) de 2012. Sorprendió a todos que la startup de un veinteañero pudiese ser el primer fabricante español de teléfonos inteligentes. Antes, en enero 2010, aunque no trascendió, su dispositivo GeeksPhone One se había convertido en el primer smartphone europeo para Android.

Designado en 2012 por el MIT como uno de los jóvenes más innovadores de España y fiel a la filosofía de la fabricación de terminales libres, característica que le permite a la firma diferenciarse y ser competitiva en un sector en pie de guerra, el último movimiento de Javier Agüera y su compañía es una nueva línea de teléfonos basados en Firefox OS. 

Pep Gómez (Fever)

Le llaman el Steve Jobs de Castellón, aunque hace tiempo que cambió su ciudad natal por Barcelona para tomar las riendas de su startup, de nombre Fever, una aplicación para móviles orientada a organizar el ocio de una ciudad que le sirvió para obtener, en 2012, la beca NYC Venture Fellows, cuando el Ayuntamiento de Nueva York se interesó por el trabajo del emprendedor de veinte años para gestionar los espectáculos y eventos de la Gran Manzana.

Desde luego, su personalidad coincide, en algunos aspectos, con la del fundador de Apple. Con 17 años, convenció al ex de Google Bernardo Hernández para que le fichase. Así llegó a Silicon Valley, donde soñó la empresa que ahora dirige. Pronto publicaremos una entrevista con Gómez en Teknautas. Obsesionado con la perfección, no quiere aparecer en la prensa hasta el lanzamiento de una nueva versión de Fever, para no defraudar a nadie.

Pau García Milá (eyeOS)

El emprendedor que se ha convertido en los últimos años, a través de sus charlas y sus libros, en un ejemplo inspirador para cientos de jóvenes empresarios recibió en mayo como un jarro de agua fría la noticia de la negativa, o al menos el retraso, de una inyección de capital necesaria para revitalizar la salud de la ahogada eyeOS.

Sin embargo, a pesar del ERE aplicado hace pocos meses sobre su plantilla, el proyecto cloud busca una segunda oportunidad cuya gestión García Milá está dirigiendo con una altura de miras digna de un CEO mucho más maduro. "Hoy puedo afirmar, en pleno revés económico y con todo el equipo centrado en solucionar la segunda ronda y hacer que esto se recuerde como un paso en el camino que nos hizo más fuertes… que me alegro de haber tomado la decisión que tomamos". Se refiere a la que adoptó en 2012, cuando decidió mantener la plantilla, en contra de lo recomendado por las cifras, para salvar el barco con toda la tripulación.

Marc Cercós (Archy)

Fue compañero de viaje de Pau García Milá en los inicios de eyeOs. Ambos lanzaron la empresa, pero Marc Cercós buscó nuevos horizontes. Vendió su parte de la compañía y en 2011 se mudó a Silicon Valley para lanzar, junto a su nuevo socio, Giuseppe Basile, la startup Archy, también dedicada a los servicios en la nube, centrándose en el intercambio de archivos a nivel de usuario con el objetivo de jubilar el email.

Tras el lanzamiento de la aplicación, Archy se convirtió el pasado mes de mayo en la única startup española invitada por Google a su Conferencia Anual de Desarrolladores, celebrada en San Francisco, aunque acudieron otras empresas de internet ya consolidadas como Softonic, Restalo o Trovit. En marzo, Archy logró situarse durante varias semanas como la app más descargada en siete países distintos.

Juan Urdiales (Jobandtalent)

El hecho de que la semana pasada Jobandtalent resultase ganadora de la competición Startup Spain es un síntoma más de que la empresa de Juan Urdiales, de 32 años, está viviendo un momento dulce. No obstante, el malagueño ha encontrado el camino del éxito después de haber fracasado anteriormente con la startup Pluscuamperfecta, una empresa del sector retail especializada en moda que se quedó en el camino.

Desde el corazón innovador de Londres, la Tech City, la empresa de Urdiales y el mallorquín Felipe Navío, de 29 años, busca ahora redefinir el escenario de la búsqueda de empleo, convirtiéndose en la app de referencia para millones de usuarios. A día de hoy, la firma cuenta con quince empleados en España y seis en Reino Unido, medio millón de usuarios registrados, más de 200 clientes corporativos, y crece a un ritmo de 30% cada trimestre. Además, acaba de recibir una inyección de capital de 2,5 millones de euros.

Xabier Uribe-Etxeberria (Sherpa)

Es una especie de Peter Pan entre los emprendedores españoles. Parecía que había tocado techo con Anboto, la empresa especializada en tecnología semántica que en 2010 fue elegida como la mejor startup del mundo. Pero Xabier Uribe ha vuelto a nacer profesionalmente con Sherpa, un proyecto con el que ha hecho un ambicioso órdago al sector de los asistentes de voz. 

Este ingeniero de Organización Industrial y Electrónica Industrial por la Universidad de Deusto (Bilbao) se plantea, a sus 31 años, destronar desde Android al Siri de Apple. De momento, lo está logrando. El sistema es valorado ya por los expertos como un asistente mucho más avanzado tecnológicamente. De momento, la aplicación ya es el líder indiscutible en el idioma español.

Horacio Martos (Social Point)

Desde 2009, los videojuegos sociales se han convertido en un modelo de negocio emergente por el que están apostando startups de todo el mundo. Quizás Zynga es la más conocida, aunque tras el boom de FarmVille o CityVille hace unos meses anunciaron que despedirían el 18% de su plantilla.

En España, también existen juegos que se han aupado a las primeras posiciones en los ranking globales de los más populares, y en este punto es ineludible la referencia a la empresa Social Point, de Horacio Martos y Andres Bou, ambos de 23 años. Su juego Dragon City se sitúa a día de hoy en el séptimo puesto en la clasificación de Facebook, con 19,2 millones de usuarios al mes. Social Empires, el juego con el que se dieron a conocer en 2010, ocupa la posición número 35; y Social Wars, el puesto 42. 

Luis Iván Cuende (Holalabs)

Este niño prodigio de la informática tiene 17 años, pero se dio a conocer con tan sólo doce, cuando fue capaz de crear un sistema operativo basado en Linux, de nombre Asturix, en honor a su tierra, Asturias. En 2012, fue nombrado el mejor hacker de Europa menor de 18 años en el concurso HackNow para desarrolladores de códigos, en Berlín.

Conocido ya como una de las referencias del software libre en el mundo, el año pasado lanzó su primera startup, Holalabs, junto al joven murciano, también de 17 años, Alberto Elías. Su primer producto se llama Holadesk, un escritorio multiplataforma que sincroniza una misma interfaz gráfica en todos los dispositivos móviles y fijos de un usuario.

Ander Michelena (Ticketbis)

Cuando Ander Michelena, de 30 años, y Jon Uriarte, de 35, decidieron abandonar la división londinense de Morgan Stanley para dar una solución online y regulada a la reventa de entradas mediante un proyecto innovador y de alto riesgo, no sabían que su startup Ticketbis iba a crecer a un ritmo semejante.

En la actualidad, la empresa lidera el sector en el sur de Europa y en Latinoamérica, estando presente en Alemania, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Venezuela, Perú, Uruguay, Paraguay, Italia, México, Portugal, Reino Unido y Rusia. En total, cada mes generan una media de 6.000 transacciones, a las que aplican un 15% de comisión. Facturaron 12 millones de euros en 2012 y crecen por encima del 100% en 2013. Junto con Gigas, es una de las startups españolas del momento.

Jorge Izquierdo (Cardwee)

Con quince años, es el emprendedor más joven de esta lista. Sus inicios en el mundo de la programación fueron precoces y explosivos, siendo el español más joven (tenía 13 años) en colocar no una, sino dos aplicaciones en AppStore. La primera de ellas, uRlate, es una app especializada en atascos mediante la que el usuario tiene acceso a una base de datos en tiempo real sobre el tráfico. Este año, Apple le seleccionó, entre miles de adolescentes de todo el mundo, para acudir a su conferencia para desarrolladores en San Francisco.

Hace apenas tres meses lanzó una startup de nombre Cardwee, cuyo producto principal es una aplicación que permite llevar las anticuadas tarjetas de fidelización al smartphone, de tal forma que los vendedores puedan crear en tiempo real nuevas promociones a las que los clientes se unan cada vez que visiten los establecimientos. 

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Abandonan el hemiciclo los diputados de Podemos
Highlights: EA7 Emporio Armani Milan-Real Madrid
Foro Sector del Automóvil

ºC

ºC