Apenas unos días después de que el nuevo iPhone 5S saliese a la venta, se ha conseguido lo que supuestamente era imposible: sortear la seguridad del lector de huellas, llamado Touch ID, de este terminal para poder desbloquearlo. 

Lo han conseguido un grupo conocido como Chaos Computer Club y el sistema es a la vez tremendamente sencillo pero lo suficientemente complejo como para que los usuarios no tengan que preocuparse, en principio, por la seguridad de sus smartphones

Según cuenta MacRumors, todo el truco consiste en hacer una fotocopia de la huella dactilar del dueño del teléfono. Para obtenerla, lo primero que hace falta hacer es realizar una fotografía de la huella en alta resolución (2400 dpi o puntos por pulgada). La imagen resultante se limpia, se invierte y se imprime, también a alta resolución (1.200 dpi), en una lámina transparente con un ajuste para tóner espeso.

En realidad, el sensor de Apple solo tiene una resolución mayor que otros que ya conocíamos. Lo único que necesitábamos era aumentar la resolución de nuestra falsificaciónCon ese molde ya seco, se aplica encima una capa de cola blanca o de látex. Al secarse y despegarse con cuidado del molde, se obtiene una réplica de la huella digital original. Solo queda soplar soble ella para humedecerla ligeramente y colocarla sobre el lector de huellas. Y según aseguran Chaos Computer Club, funciona.

En la entrada de su web donde explican el proceso, aseguran que este sistema ha sido utilizado para hackear con éxito otros sensores de huellas anteriormente. "En realidad, el sensor de Apple solo tiene una resolución mayor en comparación con otros sensores que conocíamos hasta ahora. Así que lo único que necesitábamos era aumentar la resolución de nuestra falsificación", explica uno de los hackers del grupo, Starbugs, que ha participado en el desafío.

Recompensa para el primero que lo consiga

Desafío, sí, porque desde que Apple dio a conocer esta función de sus nuevos modelos explicando sus ventajas en cuanto a la seguridad de los terminales, la idea de sortear esta barrera se convirtió en un reto demasiado atractivo para muchos como para dejarlo pasar. Y las apuestas no han dejado de subir.

Dinero, botellas de vino, fondos para cubrir la patente y hasta un libro pornográfico. En la web IsTouchIDHackedYet.com se van recogiendo todas las recompensas ofrecidas para el primero que lo consigaDinero, botellas de vino, fondos para cubrir la patente del invento y hasta un libro pornográfico para el primero que consiga hackear el Touch ID del iPhone S5.

En la web IsTouchIDHackedYet se van recogiendo las recompensas ofrecidas para el que lo consiga. El rotundo "NO" que encabezaba la página hace unos días ha cambiado ahora por un "Maybe", a la espera de que se confirme el logro de Chaos Computer Club.

Pero no es la comunidad hacker la única interesada en demostrar que este sistema tiene, como todos, sus brechas de seguridad. La firma de capital riesgo IO Capital también ha entrado en escena, ofreciendo la nada despreciable cantidad de 10.000 dólares al que demuestre que ha encontrado la forma de engañar al ya famoso Touch ID.