UN PROYECTO CONDENADO AL FRACASO

Cinco motivos por los que la ley Sinde-Wert no ha servido de (casi) nada

Desde su entrada en vigor, el Gobierno y la industria han dado rienda suelta a un sinfín de movimientos para frenar las descargas ilegales. ¿Ha servido de algo?
Foto: El ministro de Cultura Wert, junto a la exministra de la misma cartera, Ángeles Sinde
El ministro de Cultura Wert, junto a la exministra de la misma cartera, Ángeles Sinde

En febrero de 2011, el Gobierno de Zapatero aprobó la Ley de Economía Sostenible, que contenía un apéndice normativo que pretendía acabar con las descargas en internet y, más concretamente, con las webs de enlaces.

Este apéndice se conoció popularmente como ley Sinde en referencia a la -por entonces- ministra de Cultura, y amplió su nombre a ley Sinde-Wert tras su entrada en vigor con Wert como ministro. Desde su aprobación, el Gobierno ha dado rienda suelta a un sinfín de movimientos para intentar acabar con las descargas en internet.

Lo ha hecho acompañado y apoyado por la SGAE y la industria musical, que han llevado a cabo una serie de acciones dirigidas a proteger las obras registradas con copyright frente al intercambio de archivos amparado por la ley.

Pero ¿ha servido de algo?

Lo cierto es que no parece que haya servido de mucho, y por diversos motivos:

Los internautas siguen descargando. Si la intención del Gobierno y la industria era acabar con las descargas, el fracaso ha sido sonoro. Si no lo crees, piensa en una serie al azar o en una canción cualquiera de un grupo cualquiera y búscala en Google1. Los internautas siguen descargando. Si la intención del Gobierno y la industria era acabar con esta práctica, el fracaso ha sido sonoro. Si no lo crees, piensa en una serie al azar o en una canción cualquiera de un grupo cualquiera. Intenta bajártela buscando en Google. ¿Has podido? ¿Sí? Pues eso.

2. Aumento del P2P. El principal enemigo de la ley Sinde-Wert no eran tanto los usuarios como los responsables de las webs de enlaces. Algunas de estas webs han cesado en su actividad y algunos servidores de descarga directa han eliminado sus archivos. ¿Ha conseguido eso acabar con las descargas? En absoluto. Lo único que ha logrado es revitalizar el intercambio de archivos directamente entre usuarios (P2P), y herramientas como Torrent tienen ahora más tráfico que nunca.

3. El Supremo invalida parcialmente su reglamento. El reglamento de la Comisión Segunda de Propiedad Intelectual (popularmente denominada Comisión Sinde) establecía que, si un webmaster eliminaba un enlace o contenido tras serle requerido, estaba llevando a cabo un “reconocimiento implícito de la vulneración de la propiedad intelectual”. La Red de Empresas de Internet (REI) denunció este punto, y el Supremo lo eliminó de la ley el 31 de mayo de 2013.

4. Los jueces, en contra. Los críticos con la Comisión Sinde aseguran que, con esta ley, la industria musical pretende ganar en los despachos lo que nunca ha ganado en los juzgados. Y es que, hasta la fecha, los jueces han tenido muy clara su postura: las webs de enlaces no vulneran ningún tipo de ley. Los (poquísimos) webmasters que han cerrado sus páginas lo han hecho por miedo o, directamente, por acorralamiento ante un proceso judicial que puede agotar a cualquiera.

5. Ley Lassalle. Otra muestra del escasísimo éxito de la ley Sinde-Wert es el fomento de la llamada ley Lassalle, en referencia a José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura. Cuando se evidenció que la tarea de la Comisión Sinde seguía sin poder impedir las descargas y las actividades de las webs de enlaces, el Gobierno ha impulsado la llamada ley Lassalle (aún sin aprobar), que pretende reducir -aún más- el concepto de copia privada y refuerza los argumentos que la Comisión Sinde venía esgrimiendo. Unos argumentos, por cierto, que no aparecen en ninguna ley actual, sino que lo harán por primera vez en la ley Lassalle.

¿No ha servido absolutamente de nada?

No obstante, lo cierto es que la ley Sinde-Wert no ha servido de nada a la hora de eliminar las descargas, pero sí a la hora de recortar los derechos de muchos ciudadanos. Y es que desde los sectores críticos con la ley se asegura que el objetivo último de la Comisión Sinde es que los jueces no tengan voz ni voto a la hora de decidir el cierre de una web. 

La ley no ha servido de nada. Este jueves Lasalle dijo -y en cierto modo celebró- que en lo que llevamos de aplicación de la Ley Sinde se han retirado 71 enlacesPara el abogado David Bravo, la ley "no ha servido de nada. Este jueves Lasalle dijo -y en cierto modo celebró- que en lo que llevamos de aplicación de la ley Sinde se han retirado 71 enlaces. Ni que decir tiene que un enlace, teniendo en cuenta que no es más que una mera cadena de caracteres, puede reaparecer en cualquier sitio en lo que tarda una persona en copiar y pegar un texto".

La ley, “una burla a nuestro sistema de derecho”

En líneas generales, el abogado está convencido de que todo esto "supone una burla a nuestro sistema de derecho. Los jueces venían resolviendo que enlazar no es comunicar públicamente y que, por tanto, no existe infracción de derechos de propiedad intelectual. La reacción del Ejecutivo ha sido crear un órgano administrativo en sustitución de esos jueces que están diciendo exactamente lo contrario". 

Por otra parte, "las resoluciones de la llamada Comisión Sinde en casos de páginas de enlaces parecen imposibles de evitar desde que comienza el procedimiento. Todo lo que alegues y pruebes no son más que obstáculos que lanzas, pero que serán sorteados con mejor o peor argumentación jurídica por ese órgano, que en todo caso dictará la resolución de existencia de infracción. Al final, acudir al contencioso es inevitable y, con la nueva ley de tasas, sólo se lo permitirá el que lo pueda y quiera pagar".

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Rogue One: A Star Wars Story – Final Trailer
Def con Dos - España es idiota (videoclip oficial)
F1 Toto Wolff and Lewis Hamilton Message | Stronger than Ever in 2017

ºC

ºC