El Gobierno liberal que creó un ‘corralito’ en la ciencia

Los más de cien centros de investigación que forman parte del CSIC se han visto sacudidos estos días por un enorme terremoto. Después de meses sufriendo
Foto: El Gobierno liberal que creó un ‘corralito’ en la ciencia
El Gobierno liberal que creó un ‘corralito’ en la ciencia
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    Los más de cien centros de investigación que forman parte del CSIC se han visto sacudidos estos días por un enorme terremoto. Después de meses sufriendo problemas de recortes y burocracias, cuando muchos de los proyectos del Plan Nacional aún no se han concedido, y con miles de científicos en la calle para demostrar su malestar, ahora les han quitado lo único con lo que podían contar en este largo invierno de restricción presupuestaria: sus ahorros.

    El CSIC ha enviado a los centros una larga carta repleta de anexos y lenguaje burocrático en la que cancela los “remanentes” de los centros, es decir, el dinero que han conseguido ahorrar antes de enero de 2012, y los “socializa”

    “Los remanentes son el dinero de todos”, ha asegurado el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, en una afirmación que es, cuando menos, peculiar, viniendo del director de un centro público en un Gobierno liberal. Tamayo también se aferra a esa teoría tan frecuentemente usada por la Administración del PP de culpar de todos los males sobre la Tierra a la herencia recibida: asegura que los fondos que llegaron antes de enero de 2012 (cuando él se incorporó a su puesto), son “indistinguibles” y deben “cancelarse, dejando de estar disponibles para futuras ejecuciones de gasto”.
    100 millones para sobrevivir
    El CSIC no toma su decisión por capricho. Necesita 100 millones para sobrevivir y el Gobierno solo le ha dado 25. El movimiento de socialización es perfectamente legal y, además, se supone que ese dinero se revertirá en los propios centros y sus investigadores. El problema es que la casa madre de 6.000 científicos españoles ha decidido este corralito en el peor momento posible y se basa en dos realidades muy discutibles, ya que el dinero, en realidad, no es de todos, y sí está identificado.

    ¿Por qué tienen ahorros los centros de investigación? La mayoría de esos remanentes proceden de proyectos europeos y de la colaboración con empresas. La ciencia pública española ha sufrido un tijeretazo de unos 2.500 millones de euros en dos años, así que los investigadores intentan buscar fondos que les ayuden a subsistir en cualquier otro lado, particularmente en Europa y las compañías privadas.

    Esos fondos no son otorgados a bulto, como parece sugerir la carta del CSIC. Cada proyecto es presentado por un grupo de investigación, es evaluado con rigor y criterio científico por las autoridades europeas o las empresas, y las ayudas son concedidas después de un proceso de competencia con otros grupos. Así pues, ese dinero que sobra de una investigación ha sido otorgado a esos investigadores, y no a otros, y quitárselo es, cuando menos, irregular. Además, esas ayudas están perfectamente identificadas por distintos sistemas informáticos, según aseguran fuentes de distintos centros, que niegan esa “indefinición” que achaca el CSIC a la gestión de la dirección anterior del centro.
    En busca de nuevos fondos
    No está claro de cuánto dinero estamos hablando, pero en algunos centros de élite se trata de cientos de miles de euros con los que contaban para poder pagar a sus investigadores. Ese dinero se ha evaporado y, lo que es peor, este corralito de la ciencia genera una inseguridad en todos ellos que, desprovistos de fondos públicos españoles, europeos y privados, ya no saben cómo ni dónde podrán encontrar nuevos fondos para subsistir.

    Es la misma inseguridad que creó el corralito a los ahorradores argentinos en 2001 y a los chipriotas en marzo pasado. El número de afectados directos es lógicamente inferior, aunque posiblemente sea mayor su efecto a largo plazo: los centros públicos del CSIC ya no tendrán ahorros. 

    “Los depósitos de menos de 100.000 euros son sagrados”, dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos, cuando se anunció el corralito chipriota. No especificó que esa sacralización no afectaría a la ciencia.
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    20 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    Damian "Jr. Gong" Marley - Set Up Shop
    Defensa Activa (David Barroso, CounterCraft)
    Molotov - Gimme Tha Power (En Vivo Desde Rusia)

    ºC

    ºC