La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El Gobierno liberal que creó un ‘corralito’ en la ciencia

Los más de cien centros de investigación que forman parte del CSIC se han visto sacudidos estos días por un enorme terremoto. Después de meses sufriendo
Foto: El Gobierno liberal que creó un ‘corralito’ en la ciencia
El Gobierno liberal que creó un ‘corralito’ en la ciencia
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    Los más de cien centros de investigación que forman parte del CSIC se han visto sacudidos estos días por un enorme terremoto. Después de meses sufriendo problemas de recortes y burocracias, cuando muchos de los proyectos del Plan Nacional aún no se han concedido, y con miles de científicos en la calle para demostrar su malestar, ahora les han quitado lo único con lo que podían contar en este largo invierno de restricción presupuestaria: sus ahorros.

    El CSIC ha enviado a los centros una larga carta repleta de anexos y lenguaje burocrático en la que cancela los “remanentes” de los centros, es decir, el dinero que han conseguido ahorrar antes de enero de 2012, y los “socializa”

    “Los remanentes son el dinero de todos”, ha asegurado el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, en una afirmación que es, cuando menos, peculiar, viniendo del director de un centro público en un Gobierno liberal. Tamayo también se aferra a esa teoría tan frecuentemente usada por la Administración del PP de culpar de todos los males sobre la Tierra a la herencia recibida: asegura que los fondos que llegaron antes de enero de 2012 (cuando él se incorporó a su puesto), son “indistinguibles” y deben “cancelarse, dejando de estar disponibles para futuras ejecuciones de gasto”.
    100 millones para sobrevivir
    El CSIC no toma su decisión por capricho. Necesita 100 millones para sobrevivir y el Gobierno solo le ha dado 25. El movimiento de socialización es perfectamente legal y, además, se supone que ese dinero se revertirá en los propios centros y sus investigadores. El problema es que la casa madre de 6.000 científicos españoles ha decidido este corralito en el peor momento posible y se basa en dos realidades muy discutibles, ya que el dinero, en realidad, no es de todos, y sí está identificado.

    ¿Por qué tienen ahorros los centros de investigación? La mayoría de esos remanentes proceden de proyectos europeos y de la colaboración con empresas. La ciencia pública española ha sufrido un tijeretazo de unos 2.500 millones de euros en dos años, así que los investigadores intentan buscar fondos que les ayuden a subsistir en cualquier otro lado, particularmente en Europa y las compañías privadas.

    Esos fondos no son otorgados a bulto, como parece sugerir la carta del CSIC. Cada proyecto es presentado por un grupo de investigación, es evaluado con rigor y criterio científico por las autoridades europeas o las empresas, y las ayudas son concedidas después de un proceso de competencia con otros grupos. Así pues, ese dinero que sobra de una investigación ha sido otorgado a esos investigadores, y no a otros, y quitárselo es, cuando menos, irregular. Además, esas ayudas están perfectamente identificadas por distintos sistemas informáticos, según aseguran fuentes de distintos centros, que niegan esa “indefinición” que achaca el CSIC a la gestión de la dirección anterior del centro.
    En busca de nuevos fondos
    No está claro de cuánto dinero estamos hablando, pero en algunos centros de élite se trata de cientos de miles de euros con los que contaban para poder pagar a sus investigadores. Ese dinero se ha evaporado y, lo que es peor, este corralito de la ciencia genera una inseguridad en todos ellos que, desprovistos de fondos públicos españoles, europeos y privados, ya no saben cómo ni dónde podrán encontrar nuevos fondos para subsistir.

    Es la misma inseguridad que creó el corralito a los ahorradores argentinos en 2001 y a los chipriotas en marzo pasado. El número de afectados directos es lógicamente inferior, aunque posiblemente sea mayor su efecto a largo plazo: los centros públicos del CSIC ya no tendrán ahorros. 

    “Los depósitos de menos de 100.000 euros son sagrados”, dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos, cuando se anunció el corralito chipriota. No especificó que esa sacralización no afectaría a la ciencia.
    #20
    19 DESINTEGRATE !!!


    Ampliar comentario
    #19
    Lamento mucho tener que empezar diciendo que este periódico se ha ido a la m**rd*.
    Lo he leído durante varios años y me siento en plena retirada.
    Sr. Artero ¿No puede hacer nada?.
    Una periodista procedente de El País y de El Púbico dice que el gobierno liberal bla, bla&
    Y claro& los que nos sentimos liberales nos quedamos traspuestos.
    El artículo casi mejor no comentarlo. Pero por decir algo:
    El gasto en investigación siempre nos parece insuficiente y mejorable. Pero cuando conocemos a los investigadores, profesores etc. nos parece un gasto excesivo.
    En todas partes hay de todo, pero el gremio de investigadores y profesores, especialmente los universitarios [ y yo lo he sido durante bastantes años], lo que más abunda son los caraduras.
    Hay demasiada gente con pocos conocimientos [o muy específicos], especialistas en cosas que no tiene ningún interés [tampoco social] y finalmente se copian entre ellos como bellacos.
    Aunque repito: hay alguna gente buena.
    Tenemos el doble de universidades que Francia y el triple que Alemania, y no se nos nota.
    Ampliar comentario
    #18
    las universidades hacen lo mismo: usan las subvenciones directas a proyectos de investigación que vienen de diversos organismos, como la UE, para pagar sueldos de personal que no tienen nada que ver con las investigaciones.
    Ampliar comentario
    #17
    Pues creo que estos científicos, que tan provechosas investigaciones han protagonizado - tanto como para obtener beneficios y remanentes con acuerdos de colaboración externos-, lo tienen muy fácil: simplemente crear un grupo de investigación privado y retomar las colaboraciones con esas empresas. Seguro que obtienen beneficios tanto monetarios como personales. Además de dejar al CSIC con un palmo de narices.

    Por cierto, son de destacar algunos comentarios [grisom35, sestao1968] tipo:
    - &034;piensen lo que dicen antes, o mejor, lean y escriban de lo que sepan&034;
    - &034;es usted un borrego, ignorante, manipulador, y para decir bobadas váyase a cualquier programa de cotilleo televisivo&034;

    Expresan a las mil maravillas el principio científico más en boga en los centros científicos institucionalizados españoles: el principio de autoridad.

    Ampliar comentario
    #16
    O sea que parecía El Confidencial, pero es Público.
    ...y critica la &034;socialización&034;, y habla de un Gobierno liberal, donde? El de Rajoy?, si aún fuera el de Ignacio González
    Ampliar comentario
    #15
    Que cacao de bolicao tié la prójima.

    ¿Lo de la CSIC y &034;el corralito de Chipre&034; lo ha sacao de los papeles de Bárcenas o escuchando a los Simpsons en telecirco o en la Granada del federalismo planetario?

    ¿Y lo de los 6000 científicos? ¿Autonombrados con licencia del Papa Francisco o incluye a los del Ovni del día de hoy?

    Si dijera que hay muchos &039;contratos&039; provenientes del Zapa-tetismo [destrucción y biberón] que se pagaron con fondos comunes a centros que no ingresaron lo contratado de fondos de otros más productivos, seguro que estaba en otras &034;publicaciones&034;

    Es como en las Universidades donde no tienen para pagar a tanto sociolisto enchufado hasta llegar a tener más profesores [
    Ampliar comentario
    #14
    El comentario está muy incompleto, se olvidan ustedes de la verdadera culpable, Carmen Vela, que aceptó una Secretaría de Estado de I+D después de haber leído el menifiesto de los de la &034;ceja&034; a favor de Zapatero, en 2008, y de haber hecho campaña muy activa contra Rajoy, en favor de Rubalcaba, en 2011. Con su ineptitud está hundiendo el sistema, CSIC más todo el conjunto de la investigación. Su objetivo es no molestar al ministro Guindos, que la nombró por error, no sea que la vaya a cesar, ya que no tiene dónde ir.
    Ampliar comentario
    #13
    11 La mayoría de los científicos son independientes, los que no lo son curiosamente son los que trabajan para las corporaciones privadas, donde el principal interés es el comercial cueste lo que cueste. Y no insista más, porque está quedando bastante mal, como ya le han comentado por aquí.
    Y por otra parte, si la única investigación que se hiciera fuera la que le interesa a la industria privada, aún seguiríamos en el S. XV... piensen lo que dicen antes, o mejor, lean y escriban de lo que sepan.
    Ampliar comentario
    #12
    10 El que no se entera de nada es Vd.

    El problema es global, no sólo de España. No ha dado Vd ni una.

    En cada campo científico hay un puñado de revistas &039;de alto impacto&039; que, además, están TODAS en manos de unos pocos grupos de publicación [que no te dejan suscribirte a una sola, hay que coger un pack completo por cifras millonarias] y los científicos de todo el mundo hacen LO QUE SEA por aparecer, aunque sea el último de una ristra de 30 autores [el famoso &039;et al&039;], en un artículo de esas revistas. Y hacen LO QUE SEA por conseguir pasta del político de turno para poder mantener el chiringuito en marcha [pagando MISERIAS a los más jóvenes], sobre todo los jefes de departamenteo... los jóvenes aún mantienen ciertos ideales. Un sistema feudal en toda regla.

    Como contrapunto ... es una buena noticia el que haya aparecido arXiv y nos libere un poco de la tiranía de las revistas de &039;alto impacto&039; ... pero es algo marginal aún.
    Ampliar comentario
    #11
    8 Gracias. Vd lo define perfectamente.

    CUANTO EL SUSTENTO ESTA EN JUEGO .... NO HAY INDEPENDENCIA.

    Lo demás es fácil imaginárselo. El que no quiera ver la realidad, allá él ... torres más grandes están cayendo.

    Podríamos dar datos concretos de la ristra de corruptelas y fraudes que están destruyendo la ciencia ... pero es que no hace falta, pensando un poco sobre la frase resaltada ... el que tenga interés se puede imaginar perfectamente lo que hay.

    Los científicos se echaron en manos de los políticos para trincar subvenciones a cambio de &039;recomendaciones&039; que permitían a los políticos poner normas, impuestos, multas y cámaras por todos lados ... traicionaron al pueblo.

    Ahora los políticos traicionan a los científicos y estos claman al pueblo ... pues va a ser que no.

    Hace falta una nueva generación de científicos verdaderamente INDEPENDIENTES ... hacen falta ...
    Ampliar comentario
    #10
    7 Si realmente usted piensa lo que ha escrito, lo único que puedo decirle es que realmente España es un país de BORREGOS. si lo único que puede salir de su boca son insultos y mentiras, mejor se calla. Así me evitaría tener que llamarte borrego, mentiroso, y algunas cosas más. Antes de hablar, convendría enterarse de cómo es la ciencia, lo que hacen los científicos y no caer en la tentación hispana de hacer tabla rasa con todo y meter a todo el mundo en el mismo saco, porque así, podríamos empezar a descalificar a todo el mundo. Es el problema de no haber hecho una revolución a la francesa aquí: en vez de hablar de INDIVIDUOS, hablamos de COLECTIVOS, sean mafias, profesiones, &034;nacionalidades&034; o cualquier agrupación de borregos de las muchas que hay en Españistán... Lástima de guillotina...
    Lo dicho: es usted un borrego, ignorante, manipulador, y para decir bobadas váyase a cualquier programa de cotilleo televisivo, que a lo mejor hasta le pagan.
    Ampliar comentario
    #9
    Quién debe financiar la ciencia son las empresas privadas... si les interesa tal financiación, claro...
    Que sea el erario quién financie la investigación es propio de países socialistas o para-socialistas...
    Los Gobiernos no socialistas gastan dinero en cuestiones visibles y tangibles, medibles: fundamentalmente, carreteras, puertos, defensa, agua y alcantarillado, orden público... y no mucho más.
    Porque todo lo demás puede resolverlo el propio ciudadano, solo o asociado con otros...
    La regla de oro de un Gobierno no socialista es &034;no intervenir en cuestiones que la ciudadanía puede resolver por sí misma&034;.
    La kultura no aparece en el programa de un Gobierno no socialista...
    Ampliar comentario
    #8
    7 Después de leer este comentario, veo que de verdad existe ese populacho, el cual pensé extinguido hace muchas décadas.
    Justificar lo que no se que quiere justificar indicando algunas teorías supuestamente fallidas no tiene ningún fundamento. Para empezar porque muchas de ellas están en completo vigor y produciéndose, como ocurre con el Ártico. Pero una cosa es leer lo que los científicos escriben con rigor en sus artículos y otra lo que publican los periodistas tras una nefasta lectura comprensiva. Lo de la gripe aviar, por ejemplo, se debe más a los intereses de la industria farmacéutica que a los científicos, claro ejemplo de que cuando el sustento está en juego no hay independencia.
    Sobre si los científicos deberían trabajar para la población... mire simplemente a su alrededor, esté donde esté. Todo lo que ve, todo, ha sido inventado y desarrollado por científicos de muy diversos campos, desde el móvil que lleva, la TV que ve, Internet, los medicamentos con los que se cura, etc.
    En definitiva, usted muestra lo que es España en un buen porcentaje, un país que desprecia la ciencia y el desarrollo. Por eso vamos como vamos.
    Ampliar comentario
    #7
    El problema es que el &039;populacho&039; estamos ya hasta loas c.jones de estos jetas del I+D que se hacen pasar por &039;sabios&039; y que no hacen otra cosa que augurar catástrofes un día sí y otro también.

    Catástrofes que luego se quedan en casi nada, como la famosa gripe porcina, o la lluvia ácida o la edad de hielo que pronosticaron en los 70 o el agujero de ozono, o el ártico que ya debería haber desaparecido y sigue ahí, igual que hace 10 o 20 años ... etc, etc, etc ... por no hablar de cagadas varias del tipo de los neutrinos superlumínicos, la fusión fría, la fusión termonuclear que no llega nunca y llevan décadas echando miles de millones ... etc, etc, etc

    Lo único que va bien en ciencia son las tecnologías para vigilar y tener cada vez más controlada a la plebe, que es la que paga.

    Como los &039;ignorantes&039; estamos jodidos de pasta porque nos asan a impuestos y multas derivados de las recomendaciones de los &039;sabios&039; ... y nos tienen cada vez más vigilados y saben hasta como cagamos ... pues empezamos a ver con recelo a toda esta tropa, así que ... no va a funcionar el lloriqueo. Si los &039;sabios&039; quieren el apoyo del pueblo ... que trabajen para el pueblo y no para los políticos.
    Ampliar comentario
    #6
    Ustedes sigan con lo de &034;liberal&034; e ignoren el resto de la columna, y de la desastrosa situación de la I+D pública en España [La privada, ni está ni se la espera]

    Ya lo dijo Confucio, Cuando el sabio señala a la luna, el necio mira al dedo
    Ampliar comentario