SE QUEDÓ DORMIDO PULSANDO EL '2'

La 'cabezadita' más cara: se duerme sobre el teclado y transfiere 222 millones de euros

Un mal día lo tiene cualquiera, eso está claro. Pocas horas de sueño y jornadas de intenso trabajo que se estiran
Foto: La 'cabezadita' más cara: se duerme sobre el teclado y transfiere 222 millones de euros
La 'cabezadita' más cara: se duerme sobre el teclado y transfiere 222 millones de euros
Fecha
Tags

    Un mal día lo tiene cualquiera, eso está claro. Pocas horas de sueño y jornadas de intenso trabajo que se estiran más de la cuenta tienen como consecuencia un estado de cansancio en plena faena y cuando más papeles tenemos sobre la mesa. En general, las consecuencias de los despistes motivados por la fatiga suelen pasar desapercibidas o rápidamente corregidas por el propio afectado o sus supervisores. Ahora bien, cuando uno está frente a un ordenador que tiene acceso a las cuentas corrientes de la cartera de clientes y el cansancio provoca un profundo sueño, el roto puede ser considerable. 

    Que se lo cuenten si no, a un empleado de banca alemán, que ha saltado a copar los titulares de la red al haberse quedado dormido justo en el momento en el que efectuaba una transferencia de 64,20 euros por orden de un cliente, y erró en el importe. Y por mucho.

    Nos situamos en una sucursal de un banco alemán del que no ha trascendido el nombre. Nuestro protagonista tenía entre todos los papeles de su mesa una fatídica orden de efectuar la transferencia por el importe antes mencionado, con cargo a la cuenta de un pobre jubilado que por fortuna se enteraría del suceso a toro pasado. Sin embargo, el agotamiento de nuestro hombre provocó que cayera dormido sobre el teclado durante unos segundos, con tal mala fortuna que acabó pulsando por error la tecla 2 de forma continuada, hasta confirmar la transferencia de 222.222.222 euros. El empleado del banco no se dio cuenta en un primer momento y pasó la remesa de transferencias a su supervisora, que cometió el segundo error de la cadena dando por buena la transferencia.

    No hubo mala fe

    Sin embargo, lo voluminoso del importe hizo que saltaran las alarmas en los ordenadores del banco y se paralizó la millonaria actuación a tiempo, iniciándose una investigación que acabó con el fulminante despido de la supervisora. No obstante, un tribunal alemán ha anulado el despido al considerarlo improcedente, argumentando que esta empleada había supervisado ese día 817 transferencias y no había mala fe en su actuación. Llegados a este punto, no se sabe a ciencia cierta qué sucedió con el dedo inocente que inició el incendio, pero no parece probable que haya sido despedido como inicialmente sucedió con su superior.

    ¿Podría suceder algo semejante en España? El abogado Joaquín Muñoz, experto en nuevas tecnologías de la firma Abanlex, lo cree poco probable, y explica a Teknautas que en cualquier caso, “corresponde a los bancos dotar de todas las medidas de seguridad pertinentes para evitar que algo así pueda tener lugar”, ya sea mediante sistemas de doble verificación o requerir la entrada de una contraseña como paso final. 

    Y es que la distancia entre la gloria y el abismo puede depender de un solo dedo, que se lo cuenten si no a un exitoso broker británico, que en vez de dar a Responder, pulsó Responder a todos para enviar un correo en el que insultaba abiertamente a un estudiante griego que buscaba trabajo en la firma.

    #12
    Compartir
    Tiene delito que este señor siga escribiendo aquí supuestamente sobre tecnología.
    Ampliar comentario
    #11
    Compartir
    Una transferencia de ese importe, casi casi, la tiene que autorizar el director general de un banco...

    Me suena raro...
    Ampliar comentario
    #10
    Compartir
    ¿faltan noticias?
    Ampliar comentario
    #9
    Compartir
    Esto sucedió realmente.
    Estamos en 1998. LLama por teléfono una pensionista a mi sucursal, dice que se halla en EEUU y solicita que se le envíe a su cta cte
    en Texas el importe de su pensión, aprox unas 38.000 pts. La subirectora le dice que sí y procede a rellenar un impreso de transf. internacional en el que hay este texto&034; Si no se pone una X en esta casilla se entiende que que la cifra a transferir será en la divisa del pais de destino&034;. Por alguna razón la X no se puso, casilla en blanco. El Departamento Central transfiere 38.000 dólares usa, entonces 1 dólar= 141 pts. , que en pts eran aprox
    5.358.000. En la cuenta de la clienta habría 39.000. Las alarmas no suenan, la transf se efectúa en firme, no se puede retroceder. La clienta recibió 5.358.000, puestos en contacto con ella dijo que la cta de abono era de su marido y que ella hablaría con él, nunca se recuperaron. ¿QUE PASÓ? NADA. En el departamento hubo algunos gritos, y al cabo de unos años esta empleada fué promocionada a Directora de Sucural. Y siguieron comiendo perdices.
    Ampliar comentario
    #8
    Compartir
    Esta noticia el dia de los inocentes puede servir pero hoy 12 de junio no, ni tiene visos de veracidad, lo explico:
    1]Haria falta que la cuenta soporte del pobre jubilado tuviese 222.222.222 , cosa improbable
    2]Si no los tuviese saltaría alarma de descubierto
    3]El empleado dormido debería autorizar dicho decubierto con su clave
    4]El empleado dormido, en caso de tener fondos la cuenta, debería autorizar la tranferencia con su clave
    5]Para transferencias de importe tan elevado, el sistema le pediría que verifiquer de nuevo la cantidad tecleándola de nuevo
    Ni que decir tiene que para realizar tranferencias de ese importe o autorizar descubierto de tal calibre, un empleado normal no tiene facultades y quienes las tienen están arriba y la autorización es mancomunada.

    Un vez explicado esto, creo que queda claro que es mentira
    Ampliar comentario
    #7
    Compartir
    Pues me lo creo, si tiene una jornada de 8 horas la supervisora, significa que revisa 1,7 transacciones por minuto, y eso sin levantarse para ir al baño, sin hablar con los compañeros, sin hablar por teléfono, etc,. ¿Ha sido una cagada? por supuesto, pero es lo que tiene reducir el personal por debajo de lo necesario y tener a la gente saturada de trabajo. Me siento ciertamente identificado con esto de realizar más trabajo del que realmente se puede hacer, máxime con los estándares de calidad y procesos cada vez más complejos en las grandes empresas.
    Ampliar comentario
    #6
    Compartir
    la culpa siempre la tiene el currito

    no los negreros metidos a empresarios o banqueros

    creo que lo que si era cirto ,era la jornada explñotadora por parte del sistema exclavista que nos dan y se acepta por la manada de borregos de la sociedad
    Ampliar comentario
    #5
    Compartir
    No creo que hoy en día sea posible hacer algo así pero recuerdo que hace ya muchos años, mi tío murió en 1.992, un tío mio recibió una transferencia de CIENTO CINCUENTA MILLONES de pesetas.
    Recuerdo también que hace unos años, por error, Bancaja compró cientos de millones en acciones de Telepizza.
    Ampliar comentario
    #4
    Compartir
    Esto es imposible. Leyenda urbana que todos los medios se han dedicado a publicar sin contrastar buscando el chistecito fácil sobre los alemanes y sobre los bancos.
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    Hip hip es que yo taba un poco chispita y claro ya se sabe no solo dejo pulsado el 2 sino que también con la cabeza remato y le doy al Enter y desplazo el ratón con la mirada para dar aceptar la operación....

    vamos que soy un portento con la cabeza y con el teclado... y además como tengo &034;amistad&034; con la supervisora pues eso pasa de la suma, normal por otra parte...

    vamos que no se lo cee ni él protagonista. La cantidad no creo que entre ni en la celda de la transacción.
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    Esta historia es muy infantil y no la crteo en absoluto, si te quedas dormido un segundo puedes generar veinte o treinta e incluso mas digitos llegando a bloquear la aplicacacion,ademas en el caso de no bloquear la aplicacion hay que confirmar la transaccion y para eso hay que estar despierto.
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir
    No me lo creo.
    Los amos del universo que manejan esas cifras nadan en adrenalina.
    No se les despista ni un céntimo, por la cuenta que les trae.
    Ampliar comentario