LA 'APP' ACUMULA 70 MILLONES DE USUARIOS REGISTRADOS

La sombra de la japonesa LINE se cierne sobre WhatsApp

Lo apuntamos en su momento: el móvil se usa cada vez menos para hablar, y más para intercambiar mensajes. Esta nueva fiebre crece sin parar y
Foto: La sombra de la japonesa LINE se cierne sobre WhatsApp
La sombra de la japonesa LINE se cierne sobre WhatsApp
Fecha
Lo apuntamos en su momento: el móvil se usa cada vez menos para hablar, y más para intercambiar mensajes. Esta nueva fiebre crece sin parar y tiene el terreno abonado para hacerlo a buen ritmo puesto que las ventas de 'smartphones' siguen viviendo un imparable crecimiento, y los teléfonos inteligentes son cada vez más sofisticados ofreciendo al usuario muchas más posibilidades.

Con este caldo de cultivo, WhatsApp pegó primero, y lo hizo dos veces: la aplicación de mensajería es ya hegemónica y sigue estando en lo más alto entre las 'apps' más descargadas, al tiempo que crece de forma exponencial su número de usuarios. Es fácil explicar el éxito de esta sencilla aplicación: ofrece una alternativa gratuita a los ya obsoletos SMS, incorporando además, interesantes mejoras. Sin embargo, WhatsApp tiene también sus limitaciones, y una start-up japonesa ha visto una seria oportunidad de negocio, creando LINE, una sofisticada 'app' que puede hacer resquebrajar el insultante dominio de WhatsApp.

Aplicaciones de mensajería instantánea hay muchas. Apple, fiel a su política de envolver al usuario con sus productos, lanzó iMessage, un servicio multiplataforma de comunicación entre usuarios de los productos de la casa. El producto de los de Tim Cook funciona muy bien, pero está restringido y limitado a los equipos que lleven el logotipo de la manzana. Pero hay muchos más servicios: una start-up española se acaba de aventurar en estas tempestuosas aguas presentando Spotbros, otro servicio que recoge la esencia de WhatsApp mejorándola en muchos aspectos.
Con más servicios que WhatsAppSin embargo, la amenaza más tangible para la célebre aplicación de mensajería llega de Japón y por muchos motivos. El primero de ellos, la experiencia y la masa crítica de usuarios: en apenas 17 meses de vida, LINE acumula ya la friolera de 70 millones de usuarios registrados y la cifra sigue creciendo a un ritmo trepidante. El grueso de los suscritos al servicio se sitúa en Japón, su país de origen, y países colindantes, y el dato no es baladí: el país del Sol Naciente es toda una potencia en lo que toca a telefonía móvil y bregarse en este exigente mercado es un activo nada desdeñable de cara a un desembarco internacional que por cierto, acaba de comenzar.

LINE apunta con sus cañones a Europa y Estados Unidos, dos mercados en los que han comenzado a dispararse las descargas. Apuntábamos antes que WhatsApp contaba con ciertas limitaciones que habían sido hábilmente aprovechadas por LINE. El servicio japonés es multiplataforma al igual que WhatsApp (hay versiones para Android, iOS, BlackBerry y Windows Phone), pero además puede instalarse en ordenadores, de forma que uno puede continuar en el PC o Mac una conversación iniciada en el móvil, algo no permitido por los californianos, que limitan el uso de su aplicación exclusivamente a móviles.

Pero LINE además permite efectuar llamadas de forma totalmente gratuita entre sus usuarios (un servicio muy similar a Skype) e incorpora una plataforma en la que el usuario puede escribir mensajes e intercambiar opiniones (similar a Twitter). El servicio comienza su desembarco en nuestro mercado y en poco tiempo veremos si logra arañar usuarios a WhatsApp, el verdadero rey.