DESCARGÓ 221 GB. DESDE UNA SOLA TARJETA

El concejal de Nuevas Tecnologías de Burgos gastó 207.000 euros públicos con su móvil

Eduardo Villanueva, concejal de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Burgos, gastó 207.000 euros del dinero público al descargar entre abril y mayo de 2011 la nada
Foto: El concejal de Nuevas Tecnologías de Burgos gastó 207.000 euros públicos con su móvil
El concejal de Nuevas Tecnologías de Burgos gastó 207.000 euros públicos con su móvil
Fecha
Tags
    Eduardo Villanueva, concejal de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Burgos, gastó 207.000 euros del dinero público al descargar entre abril y mayo de 2011 la nada despreciable cantidad de 221 gigabytes. El volumen de datos, equivalente a la descarga de 384 películas o 50.000 canciones en MP3, correspondería a una tarjeta SIM con titularidad municipal que le había sido cedida a Villanueva para sus gastos de representación, informa el Diario de Burgos. El alcalde, ante la gravedad de los hechos imputados, ha tomado la decisión de suspender cautelarmente a Villanueva mientras se investiga a fondo lo sucedido.

    Según el citado rotativo burgalés, el concejal admitió en primera instancia ser el portador de la tarjeta, si bien más tarde cambió la versión aduciendo que los 207.000 euros correspondían al gasto telefónico acumulado de todo el Ayuntamiento y, por último, que era el departamento informático del consistorio el que ha realizado tan desmesurado gasto. Los funcionarios niegan la mayor y desvelan que Villanueva encargó un duplicado de la tarjeta para poder usar la línea de modo personal. 

    Sin embargo, la tarifa plana de datos solo tendría efecto en los terminales vinculados al contrato, y no en el ordenador personal del Villanueva, desde el que presuntamente se han descargado los 221 Gb. de la discordia.  Ángel Ibáñez, vicealcalde de la ciudad, se sumó al esperpento declarando que la tarjeta SIM "no corresponde a corporativo alguno".
    Desgloses oscuros y el Plan Montoro
    La compañía telefónica también jugaría un papel en este oscuro incidente. Al parecer, a causa de la insistencia del concejal, la operadora recortó la factura inicial de 207.000 euros hasta los 128.129 después de reconocer un "error administrativo" e incluir una serie de descuentos por la tarifa escogida. El Ayuntamiento volvió a recurrir y se emitió una tercera factura por valor de 5.878 euros. Lo que sucedió a continuación, siempre a tenor del Diario de Burgos, es que se abonaron sendos importes. Además, y quizá para evitar futuras suspicacias, desde ese momento la telefónica comenzó a emitir las facturas sin desglose, ofreciendo la cantidad acumulada de todos los gastos del Ayuntamiento.

    Los más de 134.000 euros, ó 35 millones de las antiguas pesetas, se habrían pagado gracias a la providencia del Plan Montoro, que permite hacer frente a los pagos pendientes a los proveedores fuera de las partidas presupuestarias. De ser los hechos tal y como se exponen, Madrid habría hecho frente al pago por medio de un crédito concedido al Ayuntamiento de Burgos, previa autorización del ministerio de Hacienda.

    Twitter, como siempre, prefiere tomárselo con humor. En torno al hashtag #tarfiagigantilla, en honor a un muñeco típico de Burgos caracterizado como una mujer obesa, han surgido múltiples comparaciones en tono jocoso.