AMBOS DISPOSITIVOS PUGNAN EN EL MERCADO

iPhone 5 o Galaxy S3: ¿cuál me compro?

Un auténtico duelo de titanes. El pulso que mantienen tanto Apple como Samsung ya sea en el terreno de los tribunales como en el ámbito de
Foto: iPhone 5 o Galaxy S3: ¿cuál me compro?
iPhone 5 o Galaxy S3: ¿cuál me compro?
Fecha

Un auténtico duelo de titanes. El pulso que mantienen tanto Apple como Samsung ya sea en el terreno de los tribunales como en el ámbito de la comunicación tiene su razón de ser. Aunque son varios los terminales recientemente presentados que aspiran a encontrar un hueco en el 'top ten' de los más cotizados, parece claro que el mercado, en líneas generales, es ahora cosa de dos. 

La llegada de un poderoso iPhone 5 ha elevado todavía más si cabe la emoción en un segmento que no para de crecer. El terminal de Apple, como cabría esperar, es ya un rotundo éxito de ventas, pero el buque insignia de Samsung no le va a la zaga. Los coreanos están batiendo récords de ventas con un smartphone que cuenta con un fuerte carácter y unas características que lo diferencian lo suficiente del móvil de los de Cupertino como para hacer dudar al usuario. 

Samsung golpeó primero. El Galaxy Note fue el primer smartphone que desafió el 'status quo' en lo referente al tamaño establecido en el mercado. Este megasmartphone era grande, muy grande, y ofrecía una generosa pantalla que lo situaba peligrosamente a caballo entre un tablet y un smartphone. La idea fue un éxito y Samsung aproximó la pantalla del S3 a las tesis del Note: 4,8 pulgadas son palabras mayores cuando se sostiene el terminal en la mano o se lleva en el bolsillo, pero a cambio se ofrece una experiencia de uso en determinadas ocasiones que muchos usuarios agradecerán. 


iPhone 5, mejor con una sola mano

Apple recogió el guante y redimensionó la pantalla de su nuevo iPhone adaptándose a las nuevas modas, aunque eso sí, con una condición: el móvil debería poder manejarse con una sola mano y por ello crece en altura pero no en anchura en su pantalla de 4 pulgadas. ¿Es mejor un formato que otro? Dependerá de las prioridades que marquen los usuarios: el iPhone 5 ofrece una portabilidad superior y es más compacto, pudiendo manejarse con una mano, mientras que el S3 se muestra más voluminoso a la hora de transportarse, aunque a cambio ofrece más superficie de pantalla, algo que apreciarán muchos usuarios.

Si en el formato encontramos diferencias de calado, las similitudes de los equipos en el resto de prestaciones son muy elevadas. Así, en el importantísimo apartado de las cámaras, ambos equipos presentan un rendimiento muy similar, con ópticas muy parecidas y un potente software que ofrece un resultado excelente si consideramos que se trata de móviles. 

En este terreno las espadas están en alto, pero CNET inclina la balanza hacia el iPhone 5 y en especial a su mejorada capacidad de tomar fotos en bajas condiciones de luz en este último modelo. Fotos y voz. Como saben, Apple anunció a bombo y platillo Siri, el asistente personal por voz (que por cierto, ya habla español) y Samsung corrió a presentar S-Voice en el S3, también con un parecido en formas y rendimiento muy llamativo. 

La filosofía de ambos sistemas es muy similar: el usuario emplea un lenguaje natural para obtener una información determinada (por ejemplo, "necesitaré paraguas mañana?". Aunque el rendimiento de ambos es muy parecido, nuevamente Siri sale ganando con un funcionamiento bastante más sólido, según refleja CNET.


¿Android o iOS?


Y finalmente los ecosistemas, tal vez el factor que más incline la balanza para el usuario a la hora de escoger uno u otro móvil. El Galaxy S3 lleva en sus entrañas Android, y en breve recibirá la esperada actualización a Jelly Bean, una versión que enamoró al mercado desde el momento de su presentación. El iPhone, como saben, se mueve en el nutrido universo iOS, más cerrado, pero a cambio más uniforme al contar con un único modelo de móvil (en sus diferentes versiones) en el mercado. 

Si los aspectos anteriores no han resultado definitivos para optar entre uno u otro terminal, finalmente deberá ser una elección de plataforma: iOS permite menos posibilidades de configuración y como consecuencia de ello es más recomendable para el usuario no avanzado o que no quiera complicarse la vida con multitud de opciones, mientras que Android es el entorno perfecto para los más inquietos a la hora de configurar el equipo, instalar nuevas ROM y experimentar con una personalización casi sin límites. 

Y por último la disponibilidad: el Galaxy S3 lleva ya tiempo en el mercado y puede adquirirse, mientras que para hacerse con un iPhone 5 todavía hay que esperar al viernes 28, y eso si hay existencias...