IMPRIMIR EN LA ERA 2.0

Una mini impresora enamora a la red

“Hola, soy Matt, de Berg. Un estudio de diseño en Londres especializado en el diseño de productos”. Con estas palabras ha presentado al mundo esta pequeña
Foto: Una mini impresora enamora a la red
Una mini impresora enamora a la red
Fecha
Tags
    Hola, soy Matt, de Berg. Un estudio de diseño en Londres especializado en el diseño de productos”. Con estas palabras ha presentado al mundo esta pequeña start up un producto que está enamorando a todo el que lo ve en acción. Y no crean que se trata de una gran innovación tecnológica, sino de una impresora, eso sí, muy peculiar. ¿No era el papel algo del pasado?

    Paradójicamente, esta brillante idea vuelve a ponerlo de actualidad y le otorga una inesperada vida de la mano de Berg, un estudio de diseño que deja claro en su blog que se dedica, entre otras cosas, a “inventar productos”. Como apuntábamos antes, no se espere un gran avance de calado tecnológico en este pequeño capricho: es en su enfoque y planteamiento donde podremos encontrar las novedades. No crean que se trata de una ocurrencia de corto recorrido, y de hecho, hasta en Fast Company se plantean que este tipo de productos pueden ser “el futuro”.

    Hello Little Printer, available 2012 from BERG on Vimeo.



    El poder de la utilidad

    Uno tiene que pestañear varias veces para darse cuenta que, efectivamente, el producto que está enamorando a analistas y blogs de tecnología es una vulgar impresora. Pero el asunto tiene truco. Lo primero de todo, su tamaño. Little Printer, como ha bautizado Berg a su criatura, es diminuta. De bolsillo, vamos. Pero lo segundo y más importante es el enfoque del producto: la impresora en sí no es más que la punta de iceberg de todo un servicio en la nube al que el usuario se suscribe. Los británicos han bautizado este servicio como BergCLOUD y funciona de la siguiente manera: los usuarios se suscriben al contenido que deseen (han llegado ya a acuerdos con periódicos o redes sociales), y luego imprimen desde el móvil lo que resulte de interés en ese momento.

    Piense en la agenda del día, cumpleaños, las principales noticias o la actualidad obtenida de redes sociales. La idea es reflejar buena parte del contenido en papel, un pequeño papel térmico (el similar al ticket de compra que nos dan en las tiendas), de forma que nos sirva de recordatorio a lo largo de la jornada, informándonos sobre reuniones, direcciones, o incluso permitiendo dejar mensajes a la gente.

    Pero... en plena era 2.0 ¿por qué en papel? “Nos encanta lo físico”, explica Matt Webb, cofundador de la compañía. “El papel es un soporte fenomenal para compartir información”, defiende justificando lo que no deja de ser una sorprendente paradoja: buena parte de la información proveniente de la nube y redes sociales acaba en un papel que luego puede pegarse a la puerta del frigorífico.

    El producto cuenta con ya con el respaldo de marcas como Google, Foursquare, Nike o The Guardian, y se espera que salga al mercado el año que viene, inicialmente en fase beta. Se pierde por los pelos la temporada navideña, pero esto no ha evitado el contagioso entusiasmo de sus creadores. En principio el anuncio se iba a realizar en 2012, pero tal y como explican desde Berg, “no hemos podido aguantar un minuto más”.