Respuesta a la polémica sobre la muerte del SEO

Cuando escribí el artículo del pasado lunes con el provocativo título de "La Web agoniza mientras el propio Google remata el SEO", ya sabía que iba

Autor
Tags
    Tiempo de lectura9 min
    Cuando escribí el artículo del pasado lunes con el provocativo título de "La Web agoniza mientras el propio Google remata el SEO", ya sabía que iba a ser polémico. Mi objetivo era, por un lado, contar lo que se ve y siente en Silicon Valley como vengo haciendo desde que llegué para que mi experiencia le pueda ser útil a otros, y tratar de generar un debate sobre las tendencias de futuro en el mercado digital español. Creo que el doble objetivo se ha conseguido con creces: la noticia entró en el top 3 de las más leídas en El Confidencial, justo el día en que este medio batía su record de audiencia, y en Twitter hay miles de retuits, respuestas y referencias al artículo, e incluso se han generado nuevos artículos tomando como base el mío.

    La abrumadora mayoría de los comentarios en las redes sociales han sido positivos, confirmando que las tendencias que apuntaba el texto son una realidad más o menos palpable también en España, o que al menos se empiezan a intuir. Sin embargo, ha habido una reacción bastante dura y negativa por una parte de los profesionales en SEO de este país, que parecen haber entendido mi artículo como un ataque a su trabajo.  

    Algunos han agradecido la llamada de atención porque les permite anticiparse al futuro. Otros, como Fernando Macia, también han querido debatir con argumentos y datos muy interesantes, lo que agradezco enormemente. Y unos pocos se han limitado al insulto directo, practicando ese bonito deporte que se llama matar al mensajero. Me han acusado de amarillista, de no tener ni idea de Internet, de no entender nada de SEO, de cobrar por palabras, de bobo (dícese del que dice o hace bobadas) y de algunas lindezas más. Esto entre lo que me han dicho de forma directa, porque seguro que hay muchísimo más de lo que no he me enterado.

    Obviamente uno está mayor ya para estas lides, y sabe perfectamente que no hay que alimentar al troll. Pero sí creo conveniente aclarar algunos puntos por el bien del debate, y para que todos sepamos con quien hablamos.  Lo primero es aclarar que yo no trabajo en ni para El Confidencial. Soy un colaborador externo, además muy reciente, que escribe aquí por que es donde me han dejado un espacio donde contar mi aventura americana. Por suerte mi trabajo es otro: sacar adelante mi proyecto Red Karaoke. Por eso las acusaciones relacionadas con el dinero no tienen sentido: ni gano más porque el Confi suba de audiencia, ni gano más porque el SEO o la Web vayan mejor o peor. Precisamente hablo con total libertad dando mi opinión porque no me juego nada en ello. Ni gano ni pierdo. Si doy mi opinión es por que creo que contar lo que veo aquí puede ser interesante para algunas personas.

    La segunda aclaración tiene que ver con mi empresa y con mi equipo. Como dije que había tomado la decisión de dejar de preocuparnos por el SEO hace año y pico, algunos me han atacado preguntando por qué tenemos una SEO en la compañía, y otros argumentando que el tráfico general de Red Karaoke ha caído o se ha estancado en el último año. Ambas cosas ciertas, pero con matices. Importantes matices. ;)

    El primer matiz es que la persona que ocupa la posición de SEO en nuestra empresa es mucho más que un SEO. En realidad es nuestra directora de marketing, y como tal se ocupa de muchísimas cosas, y es uno de los pilares de nuestra compañía. Para aclararlo aún más, diré que lo que hicimos fue cambiar las prioridades: en lugar de dedicar un 80% de los esfuerzos de esta persona y del equipo técnico a aplicar las recomendaciones SEO, optamos por centrarnos en el producto que ofrecíamos, y en dar el salto a plataformas fuera de la Web: una aplicación de karaoke en Facebook, aplicaciones para televisión conectada, aplicaciones para móviles (que lanzaremos en breve), mejoras del servicio en la propia web, etc..

    El resultado de esa decisión es que, efectivamente, caímos y nos estancamos en el tráfico de nuestra web. Y algo que no reflejan los gráficos de Alexa o Google Trends: nuestra facturación creció un 450% en el último año y medio, y el número total de usuarios activos en el conjunto de nuestros servicios se multiplicó por dos. De hecho, el tráfico ha crecido, pero en plataformas que Trends o Alexa no recogen porque están fuera de la Web. Y esto solo es el principio, porque esa reasignación de recursos nos ha permitido afrontar nuevos retos, nuevos productos, y nos va a permitir dar un cambio radical a nuestro sitio web en los próximos meses. Como ya no dependemos de las órdenes de Google y otros buscadores web, ¡podemos hacer cualquier cosa!

    Dicho esto, quiero aclarar también algunos aspectos del artículo que parecen no haber sido bien entendidos. El primero es que lo de que la Web iba a morir en 3 años no lo dije yo. Lo dijo Javier Rodríguez Zapatero, el director general de Google en España. A mí me parece bastante exagerado, pero entiendo bien su intención: lanzar una llamada de atención sobre la cada vez mayor importancia de los servicios digitales en dispositivos conectados que no usan la Web. Igual que intentaba hacer yo con mi artículo.

    De hecho, sé perfectamente que la Web no va a morir, como no han muerto la radio, la prensa o la TV, o como no han muerto los chats de IRC o el FTP o los grupos de noticias. Seguirá muy viva porque es una herramienta fantástica, y ojalá dure muchos años por la libertad que nos ha traído a todos. Pero, dicho esto, sí creo que los días de gloria de la Web como generaradora de grandes negocios digitales, quizá haya llegado a su fin. Todos los indicadores y tendencias avanzan en esa dirección.

    De hecho, sé perfectamente que la Web no va a morir, como no han muerto la radio, la prensa o la TV, o como no han muerto los chats de IRC o el FTP


    ¿Significa eso que los negocios web actuales van a morir? Yo creo que no, pero sí tendrán que adaptarse si no quieren ir cayendo poco a poco en importancia y en ingresos. Como de hecho están haciendo la mayoría.

    ¿Significa eso que yo apuesto por Facebook, o por Apple, o por los "jardines vallados", o que estoy contra Google? Pues obviamente no. Como reflejan mis artículos, lo que creo es que hay que estar en todas partes donde se pueda generar negocio, con una marca y una personalidad propia, siempre con la mayor independencia posible, y con unos contenidos atractivos que hagan que los usuarios nos sigan allá donde estemos, sin importar quién nos ceda el terreno para montar la tienda. Ah, Google me parece una compañía excepcional, con algunos productos increíbles (y otros no tanto), y de hecho dentro de poco estaremos trabajando con ellos en ciertas cosas. Ni soy un fan de nadie ni voy contra nadie, me limito a decir lo que pienso en cada caso.

    Sobre el SEO, creo que yo no dije que el SEO hubiera muerto. Ahí está el artículo para releerlo. De hecho, comentaba la excelente salud que la disciplina vive en España, con frases como esta: "el SEO sigue siendo parte vital de la estrategia de crecimiento, se incluye en las presentaciones a inversores, y por eso se siguen demandando esos perfiles y los buenos profesionales tienen muy buenos salarios en nuestro país". Creo que más claro, agua. 

    Lo que decía, y mantengo, es que el SEO ya no va a tener la importancia central que se le ha otorgado hasta ahora en muchos negocios online. En parte por las nuevas plataformas


    Lo que decía, y mantengo, es que el SEO ya no va a tener la importancia central que se le ha otorgado hasta ahora en muchos negocios online. En parte por las nuevas plataformas (aunque sin duda se hará también SEO para las tiendas de apps, etc.), y en parte porque el propio Google ha ido copando las mejores posiciones de los resultados de búsqueda con publicidad y con sus propios productos, reduciendo el impacto de tener una buena posición en los resultados. Se seguirá haciendo SEO, sí, pero ya no será algo estratégico como antes, y de hecho en muchos proyectos ni siquiera se tiene en cuenta porque hay formas mejores, más baratas y sencillas de conseguir audiencia y clientes. Y esto se entiende en cuanto uno pasa un mes en Silicon Valley.

    Y por cierto, para los que dicen que no entiendo el SEO o que odio la disciplina: yo llevo haciendo y defendiendo el SEO como técnica vital en cualquier negocio online desde antes de que el SEO existiera como concepto. Yo hice posicionamiento para Altavista o Alltheweb antes siquiera de que Google existiera. Yo creé y dirigí el primer departamento de SEO que hubo en España, en el año 2000 en Ya.com, con un grupo de cinco personas que hoy figuran entre los SEOs más respetados de este país. En aquel entonces lo terminamos llamando "googlelizar" las páginas, porque el concepto ni siquiera existía como tal. ;) 

    En 2004, contraté al primer SEO para Yahoo! España, y formé parte del grupo de presión interno gracias al cual Yahoo! Europa montó su primer equipo de SEO, con una estrategia llamada "Top of the mountain". Finalmente, contraté el primer SEO del grupo Vocento en 2005, y era el responsable entre otras cosas de la estrategia de posicionamiento de todos los medios online del Grupo en buscadores hasta que me fui en 2006. Red Karaoke, que lanzamos en 2007, se concibió como un proyecto 100% orientado a SEO. De hecho, se podría decir que una parte muy importante de mi carrera se ha basado en mi decidida apuesta por el SEO. Así que bueno, creo que puedo hablar con un cierto conocimiento de causa, muy a pesar de lo que crean algunos talibanes.

    Termino ya: los que me leen de forma habitual saben bien que éste es un blog orientado a hablar de tendencias, y que intenta ayudar a los emprendedores a anticiparse al futuro. Desde esa óptica quizá sea más fácil entender mis afirmaciones y comentarios. La semana que viene seguiremos hablando del mañana. Sin miedo, le pese a quien le pese.
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    9 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC