Amazon y Facebook lo tienen claro: ¡es el contenido, idiota!

Ésta ha sido la semana de Amazon. Con la presentación de sus nuevos Kindle, y especialmente del modelo Fire, se ha puesto a la vanguardia del
Autor
Tiempo de lectura6 min
Ésta ha sido la semana de Amazon. Con la presentación de sus nuevos Kindle, y especialmente del modelo Fire, se ha puesto a la vanguardia del sector y pone en serios aprietos a otros jugadores como Google o Microsoft, o incluso a Apple. Hasta hay quien ya compara a Jeff Bezos con Steve Jobs. Y es que la jugada ha sido maestra. Hay una frase, creo que de Guillermo Naharro, que resume a la perfección el movimiento de Amazon: "Apple vende contenido para vender dispositivos. Amazon vende dispositivos para vender contenido". ¡Qué grande!

Y es que, al final, el contenido manda. El anuncio de Amazon apunta exactamente en la misma dirección estratégica que los anuncios de Facebook de la semana pasada... que es donde me quedé en el último #SiliconValleyFacts, así que retomamos. ;)

Lógicamente, esta semana se ha seguido hablando mucho de los cambios de Facebook. A pesar de la buena acogida del sectorha habido muchas quejas y críticas de los usuarios pero, como es habitual en estos casos, no llegará la sangre al río. Ni las novedades de Facebook han sido tan radicales, ni desde luego tan peligrosas. Lo que ocurre es que a los usuarios, cuanto más enganchados están a una herramienta, menos les gusta que se la cambien, aunque esos cambios sean para mejor. Esto lo sabe cualquiera que haya dirigido un sitio web con mucha audiencia y se haya enfrentado a un rediseño. En diez días todo volverá a la normalidad, y probablemente los que tanto se quejan ahora ni se acuerden de cómo era Facebook antes del último F8.

Y es que Facebook lo tiene muy claro. Más que claro, cristalino: ellos no son un sitio web, son una plataforma de distribución de contenidos, servicios y comunicación. Comunicación entre usuarios, y también entre usuarios y empresas. Facebook se limita a ponerlos en contacto, facilitando las mejores herramientas para ello, gratuitas en el caso de los usuarios, y con un modelo freemium en el caso de las empresas: estar es gratis, pero llegar a más gente es de pago, vía publicidad.

Hasta ahí no se diferencia demasiado de cualquier otra red social del mercado. Pero donde realmente Facebook ha conseguido marcar la diferencia es en los contenidos. Su gran salto de audiencia comenzó en 2007 con una decisión clave: abrir su plataforma a desarrollos de terceros, y ceder herramientas a ingenieros y empresas para que explotaran dentro de Facebook servicios y contenidos de todo tipo. Y dejarles incluso hacer negocio.

En este sentido se parece mucho al éxito del iPhone... o al nuevo Kindle Fire de Amazon. Lo importante no es tanto el hardware, sino el software y el contenido, lo que puedes hacer con el teléfono (o el tablet, o la red social...) y los contenidos a los que te da acceso. Por eso tanto Apple como Facebook se han esforzado por facilitar al máximo la vida a desarrolladores y empresas, con todo tipo de herramientas de desarrollo, sistemas de pago fáciles, herramientas de promoción, libertad para gestionar clientes, etc.. Amazon ha hecho algo similar abriendo su Fire a aplicaciones Android. Algo que Nokia olvidó, que otras redes sociales no han sido aún capaces de entender, y que Google + de momento no ofrece, por mucho que su hardware sea más avanzado, su plataforma más privada o su software sea mejor y más seguro. La clave siempre han sido los contenidos, porque son lo que atrae a los usuarios y lo que hace que pasen más tiempo en tu plataforma. Jeff Bezos lo sabe, y Mark Zuckerberg también.

Por eso el gran golpe de Facebook el otro día, su gran apuesta, vino de los contenidos. Los grandes ganadores de este F8 han sido Spotify, Hulu, Netflix y compañía, que han debido incrementar el valor de su marca en muchísimos enteros gracias a su integración con la red social. Pero también Facebook, claro, que no ha hecho esto pensando en lo mejor para sus usuarios: lo ha hecho pensando en lo mejor para sus partners, en la forma de tenerles contentos y de que se olviden de posibles veleidades con Google + o con otras plataformas. En resumen, es un "win-win", en la que ambas partes ganan.

Algo que le sigue costando entender a algunas empresas españolas: no hace mucho una importante telco me decía que la única forma de hacer un acuerdo para poder explotar conjuntamente mis contenidos entre sus clientes, era que yo desarrollara una copia de todos los servicios de Red Karaoke, pero bajo su marca. Un clon bajo marca de la operadora, que competiría contra nosotros, pero en el que yo además cedía un importante porcentaje de los beneficios, asumiendo todos los costes. Obviamente, dije que no.

Para Spotify o Netflix, estar en el ticker de Facebook de forma automática significa incrementar su viralidad dentro de la red social de forma exponencial: cada usuario que esté consumiendo vídeo o audio estará impactando de forma constante (potencialmente) a todos sus amigos. No creo que a casi nadie le importe demasiado qué temas escuchan sus amigos o qué películas están viendo: lo que realmente interesa es si recomiendan o no ver tal peli o escuchar tal canción, y eso requiere de más acción que un simple "Fulano está escuchando Macarena de Los del Río". Pero a efectos de marketing viral de contenidos, es realmente un cañón. El ticker, por tanto, es una forma más de darle "cariño" a los verdaderos artífices del crecimiento de Facebook: todas las empresas externas que generan (generamos) contenidos y aplicaciones dentro de la red social.

A Netflix le permitirá introducirse de forma inmediata en mercados fuera de EEUU, justo ahora que está lanzándose a la internacionalización, y para Spotify le abre de golpe el mercado americano por el que tanto ha peleado, sin ningún coste de marketing. Tanto, que ya se especula con el daño que la pinza Facebook + Spotify le pueda hacer a Apple y a su iTunes. A cambio, Zuckerberg les habrá pedido a sus partners algo muy sencillo: que se enfoquen en su red social y se olviden de intentar hacer cosas en Google +, que jamás podrá ofrecerles lo mismo que Facebook: una gigantesca audiencia mundial de más de 800 millones de personas a las que venderles sus productos de forma rápida, sencilla y directa. Y esto sí que es un golpe muy duro para Google +, cuyo principal problema es que, aunque es muy eficiente, de momento no tiene aplicaciones ni contenidos (aparte de algunos juegos) para ofrecer.

Por lo pronto, sea una trampa para los contenidos o no (yo creo que no tiene por qué serlo si diversificas las plataformas en las que estás y tu contenido es diferencial), Spotify ya ha anunciado que a partir de ahora solo aceptará nuevos registros en su servicio si tienes una cuenta de Facebook. Desde luego asume riesgos a largo plazo, pero a corto supone conquistar el goloso mercado nortemaricano. Y para Facebook, el gran ganador, supone un salto gigante en su pelea con Google.
Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC