¿Por qué no debes coger una gran ronda de financiación en los inicios?

Creo que hay una excesiva preocupación en todas las start-up a nivel mundial por conseguir grandes rondas de capital riesgo, por conseguir el éxito rápido en

Foto: ¿Por qué no debes coger una gran ronda de financiación en los inicios?
¿Por qué no debes coger una gran ronda de financiación en los inicios?
Creo que hay una excesiva preocupación en todas las start-up a nivel mundial por conseguir grandes rondas de capital riesgo, por conseguir el éxito rápido en el primer año de vida. Asociamos el éxito con ser portadas de revistas, queremos ser el centro de mundo…. Nos dejamos llevar por las excepciones (twitter, Facebook…), pero no todo es como nos lo venden y no nos podemos dejar llevar por la locura inversora ni por el corto plazo. Estamos fabricando emprendedores de sueños irrealizables.

Y nos olvidamos de la gran verdad: muchas de las start-up que nacen siendo grandes, acaban muriendo. Los grandes proyectos de Internet se han construido después de muchos años de trabajo intenso, de dar pasos cada día, cada minuto y cada segundo.

Hay muchas razones para no coger un gran cheque de un capital riesgo en los inicios de una start up, pero estas han sido mis razones desde que fundamos minube.com hace 3 años:

1. No tenemos los mismos intereses: si coges una gran ronda al inicio te olvidarás de lo importante: construir un grandísimo producto; un producto que enamore a tus usuarios y a tus clientes. Primarán los ingresos por encima de la experiencia de tus usuarios. Sin darte cuenta, estarás cavando tu propia tumba. Es imposible que al principio tengas respuestas a  muchas de las preguntas de un “VC”, el futuro es demasiado impredecible para anticiparte a los tiempos.

2. Pensamos en el largo plazo: no olvides que el objetivo de una empresa de capital riesgo es maximizar su inversión en el corto plazo. Yo trabajo para el largo plazo, no puedes hacer de un bebé un adulto porque tú quieras que sea así.  Lo importante aquí es probar el producto, que madure el modelo de negocio, internacionalizar el modelo aunque sea a pequeña escala para saber si el modelo es escalable... Si te saltas estos pasos darás pasos equivocados. La presión financiera de un capital riesgo a los inicios de una start-up puede matarte.

3. Mantenemos el control: no creo que sea necesario que te diluyas mucho al inicio ni que diluyas a tu equipo. Cuanto más tardes en dar ese paso, mejor valoración tendrá tu compañía.

4. Somos flexibles: si hubiéramos tenido a un capital riesgo desde el primer día estoy convencido que minube ya no existiría, hubiera sido un proyecto bonito pero se hubiera quedado en el camino como eso: una buena promesa más. ¿Por qué digo esto? Porque ni el producto ni la idea original del modelo de negocio de minube.com era ni mucho menos la que hoy es, pero  al ser libres y mantener el control nos hemos dejado llevar por nuestra visión y nuestra convicción. Es una cuestión de cambiar, de aprender y de mejorar. Y algo que he aprendido en estos años, es que las grandes empresas se mueven mucho más lento de lo pensamos, ahí está la verdadera oportunidad de las start-ups.

Hay un camino muy diferente a las grandes historias que nos cuentan en los medios;  todos queremos hacer historia, pero antes tienes  que conseguir tracción, que el producto coja forma, que el equipo que tienes esté centrado 100% en la ejecución de un producto extraordinario, empezar a generar flujos de caja, sentir el fracaso de los inicios…

Está claro que el capital riesgo puede impulsar tu negocio, pero creo que hay un momento para ello y no creo que sea al inicio. Cuando hayas dado estos pasos y quieras escalar a nivel mundial tal vez sea tu momento de un gran VC, pero en ese momento las novias te lloverán por tu buen trabajo.

Mi camino ideal para los inicios es: consigue una pequeña inversión de un buen “business angel” a ser posible con experiencia en tu sector que te permita formar un excelente equipo. En los 3-5 primeros años la máxima prioridad es hacer un buen producto de esa idea que tienes en mente; empieza a probar el modelo de negocio desde el primer día y cámbialo si ves que no arranca. Después de los dos primeros años si has tenido éxito en tu mercado intenta replicar tu modelo en algún otro país... y si consigues esto ya habrás tenido éxito. ¿Después? El mundo dirá que es lo que te espera, dependerá de lo que quieras hacer y si estás preparado para conquistarlo.

No olvides que todo lo grande ha comenzado siendo pequeño, que una de las claves del éxito es disfrutar de lo que haces y que todos los hábitos buenos adquiridos en los inicios son los que marcarán la diferencia para el resto de los días.

--

Raúl Jiménez es socio fundador y CEO de minube.com. Empezó a trabajar hace once años en el sector Internet y se especializó en el mundo de la publicidad online. A los 25 años fundó su primera compañía.
Twitter: @rauljimenez


Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC