El emprendimiento en España: estado del arte

Se acaba de publicar el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2010, que lidera el IE Business School, y que constituye el principal referente de investigación
Foto: El emprendimiento en España: estado del arte
El emprendimiento en España: estado del arte
Se acaba de publicar el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2010, que lidera el IE Business School, y que constituye el principal referente de investigación del estado del arte en España y en términos comparativos con 59 países que suponen más del 80% del PIB mundial.

Los datos revelan una caída de un punto en el índice de españoles que se decidieron a montar un negocio. Solo un 4,3%. El dato más bajo en los diez años de la serie de estudios GEM España. Pero curiosamente el estudio revela que los españoles no tenemos menos actitudes emprendedoras que el resto de países de nuestro nivel. Lo que falla es el entorno. Situación que ya se advierte analizando otros informes como el ranking “Starting a business” del “Doing Business” que elabora el Banco Mundial y que nos sitúa en la posición 147 del mundo, con una bajada de tres posiciones en el último año.

Al hilo de estos datos, y dado que me resisto a pensar que emprender en España debe ser sólo para “quijotes”, me permito plantear algunas preguntas retóricas pero que me encantaría tuviesen algún día respuesta:

¿Por qué no se piensa en crear siquiera una secretaría de estado, o mejor un ministerio,  de desarrollo emprendedor en medio de nuestra mastodóntica Administración? ¿Por qué no se coordinan el sinfín de entes públicos que apoyan a los emprendedores para que su impacto sea mayor? ¿Por qué no plantear medidas para crear el crédito emprendedor igual que se creó el crédito promotor? ¿Por qué no articular desde la administración esquemas de inversión para tantas pymes gacelas de alto potencial que podrían aspirar a escalar posiciones de liderazgo y que muchas veces no encuentran respuesta en el capital inversión privado? ¿Por qué no estimular fórmulas para favorecer el asociacionismo empresarial que busque en la mayor dimensión ventajas competitivas? ¿Por qué no estudiar medidas de apoyo a sectores como la franquicia o la empresa familiar?  ¿Por qué no diseñar un entorno que favorezca la creación de más empresas de base tecnológica facilitando los “spin offs” desde empresas, universidades y centros de investigación? ¿Por qué no poner en valor la figura del emprendedor con acciones más decididas? ¿Por qué no hacer un ejercicio de imaginación para incentivar a quien convierta en socio a sus empleados en la seguridad que es la mejor manera conocida de incentivar a muchas personas? Y para acabar de nuevo la formación, ¿Por qué no incluir la gestión emprendedora en los planes de estudios de colegios y universidades?

Emprender es una actitud ante la vida. Las sociedades modernas necesitan más desarrollo emprendedor y España especialmente. Hay que exigir desde la sociedad civil que éste sea un asunto prioritario.

#1
Compartir
En general estoy de acuerdo en las peticiones, pero hay algunas que no me gustan:
¿Por qué no se piensa en crear siquiera una secretaría de estado, o mejor un ministerio, de desarrollo emprendedor en medio de nuestra mastodóntica Administración?, es contradictorio pedir burcocracia en un sector tan dinámico, no va a ayudar y generará vicios y corrupción.
¿Por qué no plantear medidas para crear el crédito emprendedor igual que se creó el crédito promotor?
Se generaría un sector experto en defraudar. Es más barato, más directo, mas sensato y genera menos corrupción deducir las pérdidas de los inversores en el capital de empresas innovadoras.

¿Por qué no articular desde la administración esquemas de inversión para tantas pymes gacelas de alto potencial que podrían aspirar a escalar posiciones de liderazgo y que muchas veces no encuentran respuesta en el capital inversión privado?

Aquí también desbloquearía la financiación de las pymes deducir pérdidas, aunque debería ser en menor medida que a los emprendedores.

Un sector emprendedor basado en ayudas jamas producirá grandes empresas en número adecuado.
Ampliar comentario