La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

2010: ¿el principio del fin del correo electrónico?

Hace casi cuarenta años que se “inventó” el correo electrónico en algún laboratorio del MIT, si Wikipedia no miente, y más de 15 desde que se
Foto: 2010: ¿el principio del fin del correo electrónico?
2010: ¿el principio del fin del correo electrónico?
Hace casi cuarenta años que se “inventó” el correo electrónico en algún laboratorio del MIT, si Wikipedia no miente, y más de 15 desde que se incorporó al día a día de muchas empresas tal y como hoy lo conocemos. Desde entonces se ha convertido en un auténtico monstruo capaz de devorar horas y horas de la jornada laboral de muchos de nosotros y en especial de aquellos que trabajamos en grandes empresas. A mayor tamaño de éstas más posibles compañeros hay dispuestos a “cartearse” con nosotros. Dado que además tiende a usarse como “notario” de compromisos, errores, demandas, quejas, recordatorios, informes, etc. la proliferación de correos de ida y vuelta con múltiples destinatarios y personas copiadas crece y crece, haciendo que el tiempo dedicado a los mismos tienda a infinito y no a cero como sería saludable. ¿No será el momento de reflexionar acerca de si en el ámbito empresarial tenemos que buscar alternativas que nos permitan no sólo acotarlos a los estrictamente necesarios, sino también conseguir una mejor gestión de ellos?

Como ejemplo pongo mi caso. He muestreado mis correos de los últimos 9 meses resultando que recibo unos 70 al día, y escribo alrededor de 30, lo que hace que cada jornada tenga que gestionar 100 de media, con picos de 130. Algunos se revisan rápidamente y en cuestión de segundos han desaparecido de nuestras vidas. Otros nos pueden llevar varios minutos antes de que lo hagan. Y por último están aquellos a los que les dedicamos varios minutos durante varios días hasta que podemos dar por resuelto el asunto que los llevó hasta nuestro escritorio. No creo por tanto que ante esta casuística sea disparatado pensar que, de media, cada e-mail nos lleve entre 1 y 2 minutos de nuestro día a día. Los números son muy claros: 100 correos a 1-2 minutos cada uno nos dan un tiempo diario dedicados a este actividad de entre dos y tres horas. Si a esto le sumamos la dependencia constante que tenemos del mismo, que nos hace estar todo el día pendientes del ordenador y/o la BlackBerry, se entiende que muchos de nosotros podríamos perfectamente pasar la jornada laboral dedicados sólo a gestionar el correo existente, y en caso de tener la bandeja de entrada limpia a esperar los 4 minutos que de media tardará en entrarnos el siguiente. En fin, una auténtica pérdida de tiempo que nos hace ser muy improductivos teniendo la sensación de todo lo contrario.

Así que viendo que estamos utilizando una herramienta “prehistórica” para lo que es Internet y que además nos quita horas para hacer las muchas otras cosas que tendríamos que hacer, la pregunta del millón es si podemos eliminar de nuestras vidas el e-mail, y recuperar de paso un tiempo del que solemos carecer.

En mi opinión la respuesta es afirmativa. Y no sólo en entornos donde el día a día no genere muchas urgencias, sino también en aquellos operativos puros y duros como en el que actualmente desarrollo mi actividad profesional.  Y para no quedarme sólo en un discurso teórico me propongo demostrarlo con un experimento que estoy realizando con mi equipo de trabajo (aproximadamente 100 personas) y con el que pretendo eliminar el 50% de los correos que recibo. El resto son del “mundo exterior” y podrían prácticamente desaparecer aplicando las mismas recetas que estoy aplicando internamente. Veamos con qué herramientas:

•    Twitter para toda la comunicación común hacia y desde el equipo. Se pueden proteger los usuarios de forma que nadie de fuera del grupo pueda ver lo que se comenta en éste y que nadie de dentro pueda reenviar información al exterior. También aparecen beneficios adicionales: comunicación más fluida, aumento de las cosas que se comunican y mayor sensación de pertenencia al grupo.
•    Servidor web para almacenar y consultar todos los informes que se reciben por mail. En mi caso el 10% de todos mis correos.
•    Mensajería instantánea para temas puntuales que se resuelven en el acto con una breve conversación y que no urgen. Esta herramienta permite incluso informar a tu interlocutor sobre tu disponibilidad en cada momento, por lo que podemos evitar interrupciones siempre que queramos. También podemos compartir nuestro escritorio, archivos e incluso hablar a la vez por lo que la gestión de un tema concreto es mucho más eficaz.
•    Remember The Milk para la gestión de tareas. Es una aplicación (hay más como Producteev) donde varias personas comparten tareas con fechas de ejecución concretas, responsables, comentarios de evolución, etc. Se eliminan por tanto todos los correos que mandamos o recibimos para que alguien haga algo y sus posteriores réplicas y contrarréplicas.
•    Google Docs o similares para el acceso a documentación común donde varias personas tienen que aportar información a la misma o disponer de ella.

Con esto sólo nos quedarían las urgencias, para las que reservo el teléfono, y por qué no, el correo electrónico. Porque si recibiéramos tres al día en lugar de cien, seguro que lo gestionaríamos adecuadamente.

Y si, ya sé que cambiamos una herramienta por cuatro o cinco lo que puede parecer un contrasentido y que la resistencia humana a este cambio será importante, pero pensemos en los enormes beneficios que tendríamos. Fácilmente, dos horas más al día. Eso, para una jornada laboral de 8 horas son 55 días de regalo al año. Para mi más que suficiente para al menos intentarlo y declararle la guerra al email y a la dependencia que éste me genera.

Joaquín Olivares es Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid.
#7
Siempre pasa igual. Cuando lees a un teleco opinando de software te das cta. de que lo suyo son los cables y las señales de radio, nada más.

¿como puede definir al correo electrónico como prehistórico cuando los telecos siguen usando el COBRE, el par de hilos de baja calidad par llevar los datos a nuestras viviendas?

Prehistórico es que siguamos sin tener 3G o 4G en zonas no cercanas a los centros de las ciudades.

El Tam-Tam llega más lejos.

Zapatero a tus zapatos. Trasmite mejor los datos y deja el software y los servicios para los informáticos.

Ampliar comentario
#6
El experimento de no utilizar email en su actividad profesional lo viene realizando un ex-colega mío desde hace más de dos años. Quizás le interese aprender de su experiencia y examinar los muy documentados informes de los resultados que va obteniendo que publica regularmente.

Se pueden ver en A-World-Without-Email
Ampliar comentario
#5
La limitación está en las personas y no en las tecnologías. Quiero decir, que no triunfa la razón ni lo más óptimo sino que a veces existen aspectos subjetivos. Varios ejemplos; conceptualmente vestimos igual que hace 500 años [pantalón, camisa y algo para taparnos del frío], conceptualmente los coches son iguales que cuando se inventaron [4 ruedas, volante, palanca de cambios, puertas, etc..], los diseños se adaptan y efectivamente nuevas tecnologías aparecen y lo mejoran, pero nos sigue gustando llegar a casa, encender la chimenea, sentarnos en un sillón de cuero y escuchar música mientras leemos un libro.
Seguramente &034;Remember the milk&034; será cojonudo y &034;docs&034; doy fe que también lo es, pero es que ya son muchas cosas y me estoy haciendo mayor.....
Ampliar comentario
#4
1 Sr. Drizzt: Me uno incondicionalmente a su último párrafo.

Aparte hay un problema: A todo el mundo le gusta tener un registro de lo que hace o lo que le mandan, porque ya se sabe, las palabras se las lleva el viento.

NO LO SABE USTED BIEN, DE COMO EL VIENTO SE LLEVA LAS PALABRAS DE LAS QUE NO HAY CONSTANCIA; PRECISAMENTE EN EL MUNDO DE LA EMPRESA...

Nada, nada, long life to the e-mail!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Ampliar comentario
#3
No estoy en absoluto de acuerdo.
Que actualmente el email no se gestiona de modo eficiente es algo que casi todos compartimos. Bandejas de entrada con 500 email sin leer son simplemente aberrantes.
Ahora bien, la solución no pasa [en mi opinión] por tener diversas plataformas, sino por una gestión racional. Si en lugar de usar el email, uso email/twitter/mensajería instantánea según el contenido, lo que hago es triplicar el tiempo que gasto en gestionar mi mensajería. No se gasta menos tiempo [al contrario] en comunicarse por Twitter que por email. De hecho, están proliferando las aplicaciones para smartphones que se basan en integrar todas tus bandejas de entrada en una sola [por ejemplo mi blackberry integra en su bandeja de entrada el email, el Messenger, la mensajería instantánea, linkedin y los sms [y también facebook, que yo no uso].
En cuanto al almacenamiento de documentos, se me escapa la ventaja de guardarlos en un servidor común, en el email [ineficaz] o en tu disco duro. Al contrario, un servidor común obliga a gestionar perfiles de acceso, VPN [para usuarios remotos, etc& ]
De todas maneras esto ya lo inventó Google hace tiempo [Wave] como ya ha señalado otro forer
Ampliar comentario
#2
Todo ésto está bien pensado pero tiene una pega veo yo, y es lo que sería mensajes largos y cartas. El correo electrónico se ha convertido en el sustituto natural del correo ordinario a mi entender y sería muy complicado &034;matarlo&034; así como así, principalmente porque no hay todavía ninguna herramienta que lo pueda sustituir y sea más fácil, simple e intuitiva. El resto de cosas están bien para cosas deldía a día instantáneas y rápidas, pero para de contar creo.
Ampliar comentario
#1
Google lo intentó con Wave y no ha salido demasiado bien parado del invento. En cuanto a la mensajería instantánea, me parece que es la herramienta que más hace perder productividad en una empresa.

Aparte hay un problema: A todo el mundo le gusta tener un registro de lo que hace o lo que le mandan, porque ya se sabe, las palabras se las lleva el viento.
Ampliar comentario