publicidad

Ir a www.cotizalia.com Ir a www.vanitatis.com

Logo de El Confidencial
2.450.000 lectores influyentes
Tecnología     Salud  Fórmula 1

Domingo, 20 de diciembre de 2009

España Comunicación Cultura Mundo Sociedad
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda Fuera de Gobierno Valor del Derecho El Confidente
Hoteles Gastronomía Viajes Arte Libros Música La mochila de Kike Cuaderno Matoses
Editar perfil Foro Foro Interno El Café

TENDENCIASCerrar el bloque

ElConfidencial.com > Sociedad

Habitaciones antipánico escondidas en 'chalets'

Habitaciones antipánico escondidas en 'chalets'

Fotograma de la película 'La habitación del Pánico', de David Fincher

@Gustavo Bravo.- 01/11/2009

Deja tu comentario (19)

Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5) (5/5 | 18 votos)

Allanar los hogares en la noche. El único de los delitos que se ha visto incrementado en los dos últimos años según los datos que maneja Interior. Dos bandas fueron desarticuladas en la costa mediterránea en los últimos diez días. El caso más sonado, el de José Luis Moreno hace dos años. En el día a día, pocos son los que no tienen un vecino o un conocido que se haya visto sorprendido por un murciglero alguna vez. Principalmente si se vive en un chalet.

Según los datos que maneja el ministerio de Alfredo Pérez Rubalcaba, desde 2007 (momento en el que se registró el pico más bajo en la tasa de robos con fuerza en viviendas) el número de hogares que han sido allanados ha crecido consecutivamente, desde una tasa del 33,2 por cada 10.000 viviendas, a otra que ya roza los 38 puntos.

El director David Fincher encerró en 2002 a Jodie Foster en una casa de tres plantas en una de las zonas más lujosas de Manhattan para filmar un thriller claustrofóbico. El personaje de Foster y su hija son víctimas de un allanamiento con fuerza. Suerte (o desgracia), que la habitación principal esconde otro cuarto secreto en el que encerrarse y controlar lo que sucede en la casa mientras llega la policía y detiene a los intrusos. Estos cuartos o 'habitaciones antipánico' son el nuevo modelo de negocio de una empresa de carpintería y cerrajería que convierte una vivienda normal en otra mucho más segura con tecnologías sacadas de película. La crisis aquí poco importa, ya que el público objetivo de estas habitaciones, según Secur Room, son principalmente de clase alta. Todo el mundo es susceptible de ser robado, pero cualquier caco sabe perfectamente dónde merece más la pena entrar.

Según los responsables de Secur Room, Miguel Ángel Díez e Ignacio Tortosa, existen distintos niveles de seguridad. "Un ejemplo que recogería casi todos los elementos (no todos, porque existe un mínimo pero no un máximo a la hora de diseñar un sistema de seguridad), podría ser el siguiente: un intruso -explican- trata de acceder a la parcela de la vivienda. Bien, es entonces cuando unas balizas exteriores, combinadas con unos sensores de presencia, lo detectan y hacen saltar focos y cámaras en el jardín, activando una alarma".



"Siempre cabe la posibilidad de que el intruso consiga evadir de algún modo ese sistema (dado que hay verdaderos 'profesionales'). 
Será entonces -continúan- cuando trate de acceder a través de una ventana. En este supuesto un cristal blindado y un persiana de seguridad (lamas metálicas) lo impedirían. Si aún así consigue abrirlo o estaban abiertas, existe un sensor colocado en el marco de a ventana activaría de nuevo el sistema de seguridad (luces, cámaras, alarma y demás)".

Los artilugios y sistemas que muestran a El Confidencial desde Secur Room funcionan, según sus responsables, tanto en hogares unifamiliares como en pisos. "Podemos trabajar en una casa desde cero, pero lo más común es que un cliente nos presente su vivienda actual y nosotros trabajemos sobre ella según las necesidades que nos presente. Alguien que vive en un piso 14 no necesitará, a menos que esté amenazado de muerte, una ventana con cristales blindados. Pero es posible que prefiera 'aislar' y proteger ciertas partes de la casa que colindan con otros pisos", explica Díez.

De todos los casos de allanamiento que aparecen en la prensa, los más dramáticos suelen protagonizarlos las víctimas que se encontraban dentro de la vivienda, en la mayoría de los casos, durmiendo. La principal demanda de los clientes que acuden a empresas como Secur Room buscan, según los propios directivos, "garantizar la seguridad de la familia en los momentos en los que la casa se muestra más vulnerable".

Si el murciglero consigue acceder a la vivienda, es posible instalar cámaras tanto visibles como ocultas que lo graban. Los sensores de movimiento o calor, según explican, detectan su presencia y activan de nuevo el sistema de seguridad. "
El sistema además puede tener sensores y cámaras con autonomía energética, por lo que no podrían ser desactivadas por los intrusos", explica Tortosa.

Pared blindada 'al aire'Zonas antipánico mejor que simples habitaciones

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el personaje de Jodie Foster en 'La habitación del pánico', es que su claustro en cuestión se encuentra dentró de uno de los armarios de su alcoba. Lejos, muy lejos, de la habitación de su hija. Lo que le deja escaso margen desde que los ladrones son detectados hasta que puede socorrerla y encerrarse con ella en el 'búnker'.

Ante esto, en Secur Room son partidarios de crear 'zonas antipánico' que aislen todos los dormitorios y no sólo un cuarto de la casa. Resulta útil ante esto el instalar una puerta, semejante a la de la entrada, en el umbral de la vivienda que separe las zonas comunes de los dormitorios y los objetos valiosos o preciados.

Al detectar al intruso, la zona segura (planta alta o habitación) se cerraría y simultáneamente, lo que ocurriría sería que un panel de domótica desactivaría automáticamente el cuadro de luces de la vivienda y todo pasaría a estar controlado exclusivamente desde la zona segura. "Las persianas de seguridad se bajarían y la puerta de acceso se cerraría -explican-. Además, se activaría el emisor de humo que en cuestión de segundos dejaría con nula visibilidad a los intrusos minando su capacidad de movimiento. También se activarían todas las cámaras y el cliente podrían controlar todo lo que sucede en la vivienda desde el monitor de su zona segura, que puede sintonizarse en una televisión cualquiera. El último paso sería llamar a la policía, algo que también se hace automáticamente y a través de una línea independiente que los intrusos no pueden cortar".

Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5) (5/5 | 18 votos)

 RSS   

 Delicious   

 Technorati   

 Menéame   

 Facebook   

¿Qué es esto?

Opiniones de los lectores (19)

Deja tu comentario

19. usuario registrado la hija de lucas»02/11/2009, 17:44 h.

La verdad, que para tener una habitación por si entran en mi casa, prefiero vivir en un piso por muy **** que sean algunos vecinos.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

18. usuario registrado elcoz»01/11/2009, 22:44 h.

A éste si que le hacía falta una habitación antipánico...

Los Bomberos rescatan a un paciente de Psiquiatría que se había escondido en el falso techo en el que había quedado 'emparedado'.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

17. usuario registrado haciendo las maletas»01/11/2009, 22:37 h.

#14 ¿NO hay un eximente que se llama "defensa del hogar" [Art 20-4º CP] y otra de "miedo insuperable" ? Otra cosa,claro,es la venalidad de los togadetes y su amor al criminal,que en España roza lo patológico,esto con jurados se arreglaba,pero los políticos,claro,tiemblan ante la sola idea de enfrentarse a sus mangoneados en lugar de un lacayo del TS que ellos mismos han colocado,a veces [muchas] sin oposiciones,por un turnillo extra.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

16. usuario registrado JOTALE»01/11/2009, 21:52 h.

Hoy ni eso resulta muy util. Las cosas son más sencillas. Estudian los movimientos de la futura víctima día a día, durante un mes si es necesario; cuando lo consideran oportuno la abordan en la calle o cualquier otro sitio que no sea su domicilio, a partir de ahí no necesitan nada más para entrar.
Hay algo que se llama análisis de riesgos, o dicho en castellano, cálculo de ventajas y desventajas. Si el fulano que asalta un domicilio tuviera garantizado un tiro en su melón, sin que después la víctima que se defendió tuviera que ser procesado y responder ante un tribunal, o la pena fuera no inferior a 25 años de trullo sin rebajas ni cambios de grado, probablemente ese tipo de delito se reduciría un 95%.
Mientras tanto, las empresas de seguridad hacen su agosto gracias a la ineficacia de nuestras leyes y el trato de guante blanco al delincuente.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

15. usuario registrado Aristip»01/11/2009, 21:17 h.

#14
El sía en que su propuesta sea real, algo muy importante habrá muerto: la confianza. Entonces pasaremos a vivir en la desconfianza, en estado de estréss eterno, los peligros hipotéticamente posibles vivirán con nosotros y la impotencia creará paranoias y más cosas. El ciudadano, defensor de sí mismo, perderá los papeles y entonces lamentaremos las víctimas de la autodefensa, que podrán ser atracadores reales o imaginarios.

Pero la confianza no volverá.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

| Ver más comentarios ⇓

Deja tu comentario

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

Auditado por Ojd