Barcelona acoge la 'NBA' del I+D

España preside el programa 'EUREKA', en busca de los nuevos Steve Jobs

“Esto ayuda a la marca España, ayuda a la sociedad y ayuda a crear más y mejor empleo”, explica Francisco Marín, director general del CDTI

Foto: Steve Jobs. (Reuters)
Steve Jobs. (Reuters)

Hace más de tres décadas, dos figuras señeras de la construcción de Europa soñaron con un programa que enlazara a empresas de todo el continente con las Administraciones con un objetivo básico: innovar, en todos los ámbitos y estar a la vanguardia de la ciencia mundial.

A aquel programa, impulsado por el presidente francés François Mitterrand y el canciller alemán HelmutKohl, se denominó EUREKA, una palabra asociada con lo mejor de la creatividad del ser humano. Y este año lo preside España a través del CDTI, algo así como una particular ‘NASA’ doméstica centrada en la I+D+i nacional e internacional que para la ocasión financia proyectos y alianzas de empresas españolas con sus homólogas en los más de 40 países que forman esta red intergubernamental por la innovación y la cooperación tecnológica.

Gracias a EUREKA, por ejemplo, surgió el programa mundial de reservas AMADEUS; el primer besugo de piscifactoría; un nuevo software que es la revolución contra el robo de datos en la red; una torre telescópica que reduce los costes de los parques eólicos y ya funciona en Canarias; una nueva plataforma de telemedicina “lowcost” o un reciente implante para el tratamiento de las hernias discales, entre un largo historial de casos de éxito protagonizados por empresas españolas vinculadas al programa.

“Esto ayuda a la marca España, ayuda a la sociedad y ayuda a crear más y mejor empleo”, explica Francisco Marín, director general del CDTI y responsable de la Presidencia española de EUREKA. “Nosotros estamos para ayudar a financiar proyectos de desarrollo tecnológico en cualquier área de la actividad económica, y con ello es más fácil acceder a nuevos mercados”, apunta.

Asistencia sanitaria, la salud del ecosistema, la conciliación entre el progreso y la convivencia, los nuevos nichos de producción alimentaria, el desarrollo de estructuras textiles para aplicaciones técnicas en campos tan diversos como los geotextiles, la automoción y el transporte, las comunicaciones o la medicina, y, en fin, todos los hitos que marcan el tiempo libre, los servicios asistenciales, el transporte o cualquier ámbito imaginable de la vida cotidiana son algunas de las áreas en las que ya actúa EUREKA.

“No existen restricciones temáticas”, insiste Marín, para quien este tipo de programas son fundamentales para ayudar al desarrollo económico, social y empresarial “de las próximas décadas”. En ese sentido, algo parece que funciona en una Europa asaltada por las dudas que, al menos en este ámbito, no desfallece: EUREKA es un auténtico Interrail para conectar empresas, universidades y organismos de investigación de más de 40 naciones, a los que acerca ventajosos instrumentos financieros y alianzas provechosas.

“La humanidad nunca deja de avanzar, de crear, de innovar, de inventar, de buscar la manera de mejorar la vida en su conjunto, y nosotros intentamos ser un humilde catalizador de todo ese talento para que sepan ponerlo en marcha o crecer”, recalca el director general del CDTI.

Y las cifras parecen darle la razón: cerca de 1.000 proyectos impulsados por empresas españolas, con una inversión superior a los 1.300 millones de euros, tienen ya el sello EUREKA. Por sectores, los más numerosos se concentran en: Fabricación Industrial, Material y Transporte; Electrónica, Tecnología y Telecomunicaciones; Agricultura y Recursos Marinos; Tecnología Agroalimentaria y Ciencias Biológicas.

EUREKA y las Pymes

Esta es la tercera vez que España asume la Presidenciadesde su creación en 1985. En estas tres décadas, nuestro país se ha convertido en la tercera potencia de la red, tras Alemania y Francia: el 24% de los proyectos aprobados hasta la fecha cuentan con la participación de entidades españolas.

En cuanto a la colaboración internacional con otros países, los más proactivos con las entidades nacionales han sido Francia (236 proyectos), Alemania (206), Italia (165), Portugal (150), Gran Bretaña (149) y Bélgica (110). Y en cuanto al perfil de los participantes, destacan las Pymes, con 442 iniciativas, seguidas por las grandes compañías, con 273. Institutos públicos de investigación, delegaciones gubernamentales y universidades completan el club con más de cien propuestas en marcha.

¿Cómo funciona EUREKA?

Actualmente, en EUREKA participan más de 40 países: todos los miembros de la Unión Europea, estados cercanos como Rusia, Turquía o Israel y los nuevos asociados: Corea del Sur, Canadá, Sudáfrica y Chile. Este programa está dirigido a las empresas y agentes científicos y tecnológicos dispuestos a colaborar con otros socios de cualquiera de los integrantes de la red. Los proyectos resultantes recibirán el sello correspondiente, que les abrirá las puertas a una ventajosa financiación pública por parte del CDTI, en el caso de España, y de los organismos homólogos, en el resto de países.

Los proyectos deben suponer una colaboración efectiva entre los socios del consorcio y tienen que tener un fin civil cuyo resultado ha de ser un producto, proceso o servicio innovador que pueda ser comercializable en el corto o medio plazo, es decir, deben estar orientados al mercado y no existen restricciones temáticas.

Tanto el CDTI como EUREKA actúan como un trampolín para lanzar internacionalmente los proyectos tecnológicos de pymes, grandes empresas, universidades y centros de investigación a través de las diferentes herramientas que ofrece actualmente esta plataforma: los Proyectos de Red, abiertos a todas las tecnologías; el programa Eurostars para el rápido acceso de las pymes intensivas en I+D al mercado; los clusters y los paraguas estratégicos para el futuro de la sociedad y promovidos por la propia industria, así como la iniciativa E!nnoVest para formar a las empresas con el objetivo de conectarlas con potenciales inversores.

Cita de la I+D en Barcelona

EUREKA se confirma como una cesta de ideas originales, que funciona de tal manera que los beneficiarios del programa pueden ver cómo se acortan sus plazos para lograr el visto bueno, gracias a la existencia de una carga administrativa mínima que se gestiona desde la Oficina de cada país participante en el proyecto. Esta gestión descentralizada favorece que puedan dar el salto al mercado en las mejores condiciones posibles, con la ayuda y el asesoramiento de los técnicos del CDTI.

Todo este potencial se verá, entre otros actos ya en marcha, en laOpen EUREKAInnovationWeek,que tendrá lugar en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), del 15 al 19 de mayo, con inscripción gratuita y abierta a todos los agentes implicados en la I+D+i internacional.

Durante cinco días, se celebrarán sesiones de B2B y matchmaking, talleres formativos para conectar empresas con inversores internacionales, se hará entrega de los Premios EUREKA a los proyectos más innovadores del año, se facilitará el contacto con las empresas de países asociados y se difundirá el valor que la cooperación tecnológica está teniendo ya en nuestras vidas. El futuro está ahí, sólo hay que acercarse a conocerlo.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios