ENTREGAN PEDIDOS A DOMICILIO SIN NINGÚN CARGO PARA EL CLIENTE

La furgoneta que está frenando la extinción de los pueblos y que quiere imitar medio país

La Exclusiva está consiguiendo que varias aldeas de Soria, la región con mayor despoblación de Europa, mantengan su censo gracias a un novedoso modelo de negocio
Autor
Tiempo de lectura7 min

España se está quedando sin pueblos y la solución a esta tragedia demográfica podría residir en algo tan simple como una furgoneta de reparto. Es lo que está demostrando La Exclusiva, una empresa de logística social que está frenando el abandono rural en Soria, la región más castigada por la despoblación en toda Europa, a base de entregar la compra a domicilio. Y todo sin cobrar a sus clientes ningún cargo por el transporte. Una fórmula revolucionaria que ya ha llamado la atención de una docena de provincias que quieren replicar el modelo. Muy pronto, medio país podría tener en sus carreteras comarcales a furgonetas repartiendo víveres, electrodomésticos y mucha compañía en las zonas más necesitadas.

"Estamos trabajando para resolver un gran problema social: el aislamiento de personas mayores que no tienen acceso a productos de primera necesidad"

“Estamos trabajando para resolver un gran problema social, que es el aislamiento de personas mayores que no tienen acceso a productos de primera necesidad”, explica Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva. “Se trata de fijar población, de que los que viven en los pueblos se puedan quedar a vivir, y la única manera de conseguirlo es que tengan todas sus necesidades cubiertas”. Tan cubiertas como sea capaz de ofrecer el hipermercado E.Lecrerc, uno de los más grandes de Soria, que es el proveedor oficial de La Exclusiva. A cambio de acceder a centenares de clientes a los que de otra forma jamás llegaría, el hipermercado acepta hacerse cargo del coste de transporte de los pedidos. Es decir, los vecinos pagan exactamente lo mismo que si fueran a comprar en persona. “Todos ganamos: el cliente puede acceder a todo tipo de productos, incluidas las promociones, sin coste añadido y ahorrándose el viaje; el hipermercado accede a una nueva clientela y nosotros obtenemos un porcentaje del volumen total de ventas, además de prestar un servicio social”, indica Tortosa.

Hugo Francés entrega la compra a una vecina. (D.B.)
Hugo Francés entrega la compra a una vecina. (D.B.)
Francés escribe la lista de pedidos para la siguiente semana. (D.B.)
Francés escribe la lista de pedidos para la siguiente semana. (D.B.)

El traqueteo de la vieja furgoneta Iveco es recibido en las casas como una bendición. No solo porque anuncia la llegada de la compra de la semana, sino porque supone un entretenimiento y a veces también una ayuda ante cualquier inconveniente doméstico. “La parte humana es quizá la más importante. Ellos saben que todas las semanas una persona les va a visitar y nosotros estamos pendientes de lo que necesiten. Hablamos un rato con ellos y les ayudamos con lo que haga falta, desde cambiar una bombilla rota a conseguirles cualquier tipo de producto aunque no lo vendan en el hipermercado. El otro día sin ir más lejos un señor me pidió si le podía ayudar a conseguir un burro; y lo conseguimos”, explica Hugo Francés, cofundador y encargado de logística en La Exclusiva.

Tortosa abunda en este punto, que es la clave de su éxito: “Nosotros somos su nexo con la capital pero además somos su nexo con el mundo real. Algo como llevar un papel al registro público para ellos es un mundo. Los pueblos de Soria está muy aislados, hay gente que lleva ocho o nueve años sin ir a la capital. Muchos no tienen teléfono móvil, ni siquiera hay cobertura en sus pueblos”.

"Somos su nexo con el mundo real. Los pueblos de Soria está muy aislados, hay gente que lleva ocho o nueve años sin ir a la capital y en muchos lugares ni siquiera hay cobertura"

La iniciativa arrancó a principios de 2014 con apenas una docena de pedidos. La crisis había terminado con los vendedores ambulantes y los pueblos se encontraban totalmente desabastecidos. Hoy, La Exclusiva cubre cinco rutas semanales, con 24 pueblos y 200 kilómetros de recorrido por cada ruta. Van ya 350 familias atendidas y la cifra no para de aumentar. Tanto que han emprendido una campaña de 'crowdfunding' para comprar un segundo camión y poder doblar el número de rutas, con el objetivo de llegar a un abanico potencial de 3.000 familias rurales.

La furgoneta de reparto llegando al pueblo de Rebollar. (D.B.)
La furgoneta de reparto llegando al pueblo de Rebollar. (D.B.)

Adela del Campo fue uno de los primeros clientes. Reside en una de las seis casas abiertas que quedan en Espejo de Tera, un precioso pueblo de piedra al que se accede mediante un puente romano. Adela se enteró por la radio y no tardó ni un minuto en llamar: “Me pareció una idea estupenda. Antes iba mi marido a hacer la compra a Soria, pero ya está mayor y le cuesta conducir. Ahora no sufro si tengo que hacer un pedido grande o comprar una mesa”, apunta. Francés no se limita a repartir los pedidos. Mientras escribe la lista de la compra de la siguiente semana se asegura de que en casa estén bien, en especial aquellas personas que viven solas. Si alguien ha estado pachucho, se interesa por él y le ofrece lo que necesite. Y si surge cualquier imprevisto, los vecinos no tienen más que llamar al teléfono central de La Exclusiva.

"Hemos empezado un servicio de catering porque nos encontramos con que mucha gente mayor que se ha quedado viuda no sabe cocinar y se alimenta de latas de sardinas y de matanza"

“La verdad es que este servicio tendría que prestarlo la Administración. Con la llegada de la crisis en 2009, se suprimieron muchísimos de los servicios públicos que había en la provincia, como el autobús a la demanda, las farmacias, encima cerraron bares y tiendas… Y toda esa gente mayor que vive en los pueblos se quedó aislada y sin poder hacer la compra, lo que obligó a muchos de ellos a marcharse. Por eso, son los hijos casi más que los propios residentes quienes nos agradecen el servicio. Les ayudamos a tener atendidos a sus padres, la mayoría ya muy mayores, y con varios de ellos ya tenemos una relación casi familiar”, dice Tortosa. 

Una clienta dicta la lista de la compra. (D.B.)
Una clienta dicta la lista de la compra. (D.B.)

Lo cierto es que Francés no necesita llamar al timbre para acceder a las casas. Da una voz y acto seguido se pone a colocar el pedido en la despensa. Luego repasa la entrega con el cliente, cobra exactamente lo que indica el tique del hipermercado y anota el siguiente pedido. El sistema es tan efectivo que en La Exclusiva ya están trabajando en ampliar la oferta. Lo siguiente: peluquería a domicilio para las señoras y rehabilitación de vivienda, sobre todo para eliminar barreras arquitectónicas como bañeras y escaleras que, en algunos casos, llevan años impidiendo a los inquilinos acceder al piso de arriba.

“También hemos empezado un servicio de 'catering' porque nos encontramos con que mucha gente mayor que se ha quedado viuda no sabe cocinar y se alimenta básicamente de latas de sardinas y de matanza. Ahora les llevamos a domicilio comida de una empresa local y nos aseguramos de que al menos coman bien diez días al mes”, señala la gerente, antes de aclarar: “Nosotros solo servimos en aquellos pueblos que no tienen tienda. Y en los que tienen, vendemos solo a la tienda, no a particulares. Lo último que queremos es perjudicar a los negocios rurales, que bastante sufren ya”.

Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva, en su oficina. (D.B.)
Victoria Tortosa, gerente de La Exclusiva, en su oficina. (D.B.)

El abandono de los pueblos no solo se está cebando con Soria. Provincias como Teruel, Cuenca y Guadalajara padecen el mismo efecto demográfico. De hecho, la serranía Celtibérica, un triángulo geográfico conformado por diez provincias, es conocida como la Laponia del Sur, ya que aglutina menos de ocho habitantes por kilómetro cuadrado, el estándar que marca la Unión Europea para que un territorio sea calificado como zona con un problema de despoblación urgente. Según un informe de la Comisión de Entidades Locales del Senado, 17 provincias españolas padecen problemas demográficos. Y lo más grave es que vastas extensiones de nuestra geografía están ya “biológicamente muertas”. Es decir, que aunque todavía dispongan de población, casi el 100% de ella es mayor o ya anciana, sin generaciones jóvenes que vayan a mantener el pueblo vivo en las próximas décadas. 

La serranía Celtibérica, formada por diez provincias, es conocida como la Laponia del Sur debido a su despoblación extrema

La Exclusiva no ha podido revertir la despoblación de Soria, que en 2015 perdió 1.236 habitantes, pero sí ha conseguido que varios de los pueblos más pequeños mantengan estable el censo. Un pequeño milagro que le ha granjeado uno de los premios del Programa de Emprendimiento Social de Obra Social La Caixa. Tal como destaca Tortosa, “hemos logrado que personas mayores que tuvieron que marcharse a una residencia de ancianos o irse a vivir con los hijos regresen a sus casas, y que gente que solo pasaba dos meses en el pueblo ahora pase siete meses o todo el año. Al final la gente mayor si tiene opción no se quiere marchar, porque ahí está su casa, su vida y sus recuerdos”.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

The Neon Demon - Official Trailer #1 [HD] - Subtitulado por Cinescondite
Rogue One: A Star Wars Story – Final Trailer
Def con Dos - España es idiota (videoclip oficial)

ºC

ºC