ANIVERSARIO DE SU CONSTRUCCIÓN

La Torre Eiffel esconde seis curiosidades que seguramente desconocías

Su particular forma triangular hace de este monumento un emblema característico que atrae cada año a casi siete millones de turistas

Foto: Aniversario de la construcción y la inauguración de la Torre Eiffel (EFE)
Aniversario de la construcción y la inauguración de la Torre Eiffel (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

La Torre Eiffel es el emblema de un país de más de 66 millones de personas y su forma se reconoce desde la distancia. Da lo mismo que sea como postal, impresa en una pegatina o colgando de un llavero. Este símbolo de Francia por excelencia, hoy está de aniversario: el 28 de enero de 1887 se colocó la primera piedra de este monumento que cada año atrae la atención de casi 7 millones de turistas y el 31 de marzo de hace 126 años se inauguró.

Aunque su silueta es de lo más identificable y todo el mundo recuerda el nombre de su homónimo creador, son pocos los que ahondan en las curiosidades de este "triángulo" que duerme en la silueta de la ciudad del amor. Te contamos algunas de las más llamativas.

1.- 795 días para ver la "utopía realizada": después de que se sentara su primera piedra el 28 de enero de 1887, la Torre Eiffel tardó en verse completa nada menos que 795 días (el equivalente a dos años, dos meses y cinco días). El motivo de construir tamaña obra era conmemorar el primer centeneraio de la Revolución Francesa.

Se construyó para que durara 20 años

2.- Una "muerte" augurada: la Torre Eiffel se construyó con la idea de que durara únicamente 20 años. Sin embargo, gracias a los experimentos científicos promovidos por Eiffel, se utilizó como radio militar a principios del siglo XX y poco a poco comenzó a instalar más antenas en su cima, hecho que le sirvió para evitar la demolición. A día de hoy, el número de antenas que acoge puede cifrarse en 120.

3.- Nieve "por encima de los 57": aunque la zona más alta de París está a tan sólo 130 metros, en la capital francesa es posible encontrar hielo en cotas mucho más bajas. Desde el pasado día 8 de diciembre y hasta el próximo 15 de febrero, la Torre Eiffel pone a disposición de sus visitantes una pista de hielo con alquiler de patines gratuito que ejerce de reclamo tanto para los deportistas como para los curiosos.

Aspecto de la pista de nieve de la Torre Eiffel (www.toureiffel.paris/es)
Aspecto de la pista de nieve de la Torre Eiffel (www.toureiffel.paris/es)

4.- Corriendo hasta su cima: por primera vez en su historia, la Torre Eiffel abrirá sus puertas el próximo 20 de marzo para 60 atletas (40 profesionales y 20 aficionados) que lucharán por llegar a su cima antes que los demás. ¿El premio? Conseguir la "medalla de oro" de esta inusual carrera que no se corre en pista sino subiendo escaleras. La "Verticale" tiene como precedente la popular Empire State Building Run Up, una competición en la que los participantes ascienden por los 1.576 escalones del conocido edificio neoyorquino. La Torre Eiffel supone un reto algo mayor, pues registra 1.665 peldaños.

5.- El hombre que vendió la Torre Eiffel: Víctor Lustig hizo honor a su apellido con un "divertido" ("lustig" en alemán) timo que, seguramente, no hizo ni pizca de gracia a sus víctimas. Después de haber conseguido falsificar los sellos y papeles del Ayuntamiento de París, citó con ellos a varios chatarreros de finales del siglo XIX presentándose como subdirector general del Ministerio de Correos y Telégrafos. La idea era hacerles saber que, debido al elevado coste que suponía mantener la estructura de Eiffel, se iba a vender como chatarra. Todo bajo un opaco velo de secretismo para que el pueblo no se levantara en protestas. Uno de los empresarios cayó en la trampa y pagó una gran fortuna a Lustig, que huyó con ella sin dejar rastro.

6.- Una iluminación de 20.000 bombillas: cinco minutos antes de cada hora, desde que se pone el sol hasta la una de la madrugada, 20.000 bombillas se ponen en funcionamiento para crear un espectáculo de luces impresionante sujeto por 40.00 grapas y 80.000 piezas metálicas (que en total pesan 60 toneladas). Desde la base hasta la cumbre (a 324 metros de altura), 5.000 bombillas por cada cara de la Torre saludan a todo aquel que las mira con sus bonitos destellos. Además, el monumento Eiffel sigue manteniendo su tradicional alumbrado dorado (proyectado en 1985) que lo ilumina desde abajo hacia arriba realzando la estructura metálica e iluminando las zonas más transitadas por los visitantes

 

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios