El periodista Jesús de la Serna, Premio Ortega y Gasset en 2013 por su trayectoria profesional, ha muerto esta madrugada en Madrid. De la Serna y Gutiérrez de Répide, nació en Santander el 18 de junio de 1926, se diplomó en 1955 en la Escuela de periodismo de Madrid y ha sido maestro de periodistas y defensor de los derechos de los profesionales de los medios desde la presidencia de Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) y de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) en los noventa.

Era hijo del prestigioso periodista y escritor Víctor de la Serna Espina (1896-1958) y nieto de Ramón de la Serna y de la novelista Concha Espina. Desde que inició en los años cincuenta su actividad periodística, trabajó en distintos medios, como la revista Teresa, de la que fue fundador, los diarios Pueblo e Informaciones, que había estado dirigido su padre, Víctor de la Serna y Espina, entre 1936 y 1938 y entre 1939 y 1948.

En mayo de 1979 se incorporó a la sociedad editora del diario El País, Promotora de Publicaciones SA (Prisa), como asesor de publicaciones. En este medio participó en los planes de adaptación de la redacción a las necesidades de la renovación tecnológica, que incluían la instalación de videoterminales en la redacción y el abandono de los periodistas de la máquina de escribir como instrumento de trabajo.

En febrero de 1981 fue nombrado subdirector de El País, desde el que se encargó de la creación de un nuevo departamento destinado a la formación de periodistas y al control de la organización y calidad de periódico. Luego, se encargó del Servicio Exterior, del que dependía la edición internacional semanal y el Servicio de Noticias del periódico. En noviembre de 1987 relevó a Ismael López Muñoz en el puesto de "Ombudsman" (defensor del lector) de El País para un mandato improrrogable de dos años.

Miembro del consejo de administración de Prisa, entre junio de 1984 y junio de 2009, a finales de 1989 regresó a tareas docentes como director de la Fundación Escuela de Periodismo Universidad Autónoma de Madrid (UAM)-El País. En septiembre de 1991 volvió al puesto de defensor del lector para un nuevo mandato, sucediéndole Soledad Gallego-Díaz, en noviembre de 1993.

Vicepresidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) en la etapa de Luis Apostua, la presidió de forma interina entre marzo y octubre de 1982 y de forma efectiva entre el 25 de noviembre de 1992 y junio de 1999, tras su elección para el puesto por 592 votos por los 434 de Juan Roldán. En marzo de 1995 fue candidato único a la reelección para el puesto.

Además, entre el 10 de enero de 1994 y abril de 2000 presidió la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), en la que consiguió la reelección como candidato único, en noviembre de 1995. Se da la circunstancia de que su padre presidió tanto la FAPE como la APM.

Vicepresidente de la Fundación de la Escuela de Periodismo de la Universidad Autónoma y miembro del Consejo Social de la Universidad Autónoma de Madrid, en noviembre de 2004 entró a formar parte del Consejo Deontológico de la FAPE.

En su haber tiene un premio "Juan de la Cosa" de 1954, por un artículo publicado en "Pueblo". Además, en 1994 le concedieron el primer premio "Redacción de Informaciones", sus compañeros del vespertino, desparecido en 1980. Está en posesión de la Medalla de Oro de la APM (1999) y en 2002 recibió el Premio Nacional de Periodismo de la FAPE.

Ha sido miembro del jurado del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades hasta 2009. Estaba casado con la periodista María Pura Ramos (familiar de Miguel de Unamuno) y tiene ocho hijos.