La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA FAMILIA DE LUIS ALBERTO MOTA NORMALIZA SU CASO

La victoria de un pequeño gigante

Nos puede tocar a cualquiera. Es una lotería que solo responde a una estadística: cada 25.000 nacimientos llega al mundo un niño acondroplásico. Una mutación genética
Foto: La victoria de un pequeño gigante
La victoria de un pequeño gigante

Nos puede tocar a cualquiera. Es una lotería que solo responde a una estadística: cada 25.000 nacimientos llega al mundo un niño acondroplásico. Una mutación genética espontánea lo produce y afecta a todas las razas y a ambos sexos por igual. En la localidad granadina de Motril, de 50.000 habitantes, el principio de la historia de Luis Alberto confirmó hace seis años esta fría regla de probabilidad.

Lo explica de esta manera la profesora Patricia Rocamora. Y así lo vive la familia Mota. "Ni habíamos tenido contacto nunca con personas de talla baja y mucho menos sabíamos lo que significaba la palabra acondroplasia, un diagnóstico que nos pilló como una losa. Era nuestro primer hijo -explica José Luis, el padre- y nos preparábamos para tener un niño sano. Nadie nos había dicho que absolutamente todos tenemos boletos para que nos toque ésta o cualquier otra de los cientos de enfermedades raras que hay". Solo supieron, desde que Luis Alberto vio la luz, que lucharían contra el prejuicio social y el estigma del enano, abanderando por todos los medios la normalización de la gente menuda. Las redes sociales con @Plataformaluis en Twitter y YouTube, para la difusión de los videoclips con las canciones que el padre escribe para él, han sido sus grandes aliadas. Y ahí está la gran victoria de los Mota y su pequeño gigante.

"Tuvimos que aprender deprisa. Como nadie sabe decir acondroplasia se termina diciendo enano, y eso es lo que más duele porque se usa al final de un modo despectivo o jocoso... Después de hablar con los médicos de muchas discapacidades y la reacción social que producen, sigo sin entender por qué ésta causa risa en algunas personas. Sí, los enanos han sido bufones y como diversión en espectáculos, pero hay que acabar con eso. Y ahí es donde voy: sé que estoy luchando contra viento y marea porque esto es muy difícil, pero alguien tiene que empezar a moverse y hacer ruido".   

Por eso José Luis cuenta con orgullo cómo ellos jamás escondieron a su pequeño "y ya con un año le hicieron un reportaje. Presenté al niño como a un niño cualquiera, hablé de la acondroplasia, de los trastornos físicos que lleva aparejados, tales como la falta de audición que sufre Luis Alberto además de los serios problemas óseos y, así, he hablado tanto de él, que creo que en Motril no hay nadie que no le conozca", cuenta. Pero en la ciudad es el segundo caso: del primero, que ya ha cumplido los 21 años y del que le dieron cuenta en el hospital, no habían oído hablar nunca antes.

José Luis y su mujer Silvia trabajan en una cooperativa hortofrutícola granadina dedicada a la explotación de tomate cherry. Él, en el almacén, y ella, en el laboratorio. Tienen otra hija de 15 meses. "Yo no comparto el silencio -afirma con rotundidad-, pero me parece muy respetable. Soy socio de la asociación Crecer y de la Fundación Alpe y ahora, claro, sí conozco muchos casos y la gran parte, que son mayores de edad, han sufrido una especie de ocultación por temor a la gente que no sabe... Pienso en cómo lo pasarían de mal aquellos padres. Es verdad que la sociedad ha cambiado mucho, pero aun queda mucho por andar".

Capacidad intelectual superior

Listo como el hambre, otro rasgo de los acondroplásicos como Luis Alberto suele ser una capacidad intelectual por encima de la media. "Son más inteligentes porque son supervivientes, saben desde que nacen que son diferentes, que tienen algo menos que los otros y frente a los obstáculos desarrollan otras habilidades. Mi Luis Alberto, con seis años, parece que tiene nueve. Maduran muy pronto, porque no les queda otra".

Entonces este padre relata cómo el hijo le deja tantas veces boquiabierto. "Y hasta se me saltan las lágrimas escuchándole. Ahora le hemos cambiado las férulas que usamos para las piernas y el corsé que debe ponerse toda la noche. Está empezando a rozarle y no se adapta. Y llora mucho a mitad de la noche. "Papá, quítamelo... ¿por qué tengo que estar malito siempre? Los otros niños no lo están". Y le explico que eso no es así, que fulanito lleva gafas, que menganito es alérgico... Lo tuyo, los huesos. Porque, ¿cómo le explicas a un niño de seis años algo así?". 

Desde que tenía solo tres meses, Luis Alberto ya se sometía a sus obligaciones. "Primero con la fisioterapia, luego con la piscina... Atención temprana que a los seis años deja de costear la Seguridad Social, por lo que además de afrontar lo emocional y lo social, hay que prepararse para que lo económico no se convierta en un mundo. "Hasta que no estás metido en una cosa así no ves cómo la sanidad en España no es igual para todos. Por ejemplo, en Cataluña, a través de técnicas de elongación te puedan estirar 45 centímetros, y en Andalucía sólo 20. Y si yo quiero para mi hijo lo que hacen en Barcelona, pues lo tengo que pagar. Increíble. De todas formas -apostilla- solo contemplamos este tipo de operaciones para darle calidad de vida, pero no por estética: centímetros justos, unos 15, para llegar a sitios como los enchufes o poder atender su higiene personal".

Hace un tiempo el presidente de la Sociedad Europea de Ortopedia Infantil, el cirujano español Tomás Epeldegui, explicaba cómo se había complicado la investigación médica de malformaciones en niños porque ya no llegaban esos casos y apuntaba al aborto como causa. José Luis escucha y luego dice: "Detectaron que algo no iba bien casi al séptimo mes de embarazo. Nos adelantaron que podría ser un Síndrome de Down absolutamente invalidante o un enanismo con muerte súbita. Pero un ecografista de otro centro nos dijo que sería un caso de acondroplasia y que de eso no se moría. Fue tal la alegría que nos dio el doctor Alberto Salamanca, que por eso mi hijo lleva su nombre. Si el primer diagnóstico nos lo llegan a decir a los tres meses de embarazo... No lo he pensado nunca. Nunca tuve que tomar esa decisión. Yo solo supe que había que tener al niño que Dios nos mandara. Y hoy mi vida no tendría sentido sin él, porque yo a mi hijo no lo cambiaría por nada ni nadie en el mundo".

Seis años después de ver la vida a la altura de la gente pequeña, José Luis, o Luiggi, como le conoce el mundo motero rockabilly, sigue abanderando con más fuerza si cabe la causa de su niño, componiéndole letras de canciones, organizando cada dos años galas para que nada le falte -la próxima el 1 de junio en el Teatro Calderón de Motril con la presencia confirmada de Kassia Rock Band, Abraham Sevilla y Pepe Céspedes-, y "yendo a la luna si él me la pide". Seguramente, a toda pastilla por las autopistas de Internet.

#7
2 Chapeau señora.
Ampliar comentario
#6
No puedo sino dar mi voto a la forera del comentario 1, puesto que comparto totalmente su opinión. Se puede decir más alto, pero no más claro. Excelente comentario.

En cuanto al caso en sí, le deseo mucha suerte a esta familia. En ocasiones la vida te pone delante obstáculos con los que no contabas, y es muy difícil afrontarlos con entusiasmo y alegría, como ellos hacen.

Esta noticia es un soplo de aire fresco, en el marasmo de hedores de diversas procedencias en el que vivimos. Nos demuestra que todavía hay gente con capacidad de lucha, que hay personas que no se rinden, aunque tengan que pelear todos y cada uno de los días de la vida que les quede.

Suerte, mucha suerte, para todos los que tengan que afrontar algo semejante.

Ampliar comentario
#5
&034;Yo solo supe que había que tener al niño que Dios nos mandara&034; A ver si muchos se aplican el cuento y toman ejemplo de mi paisano. Que parece que vivimos en un mundo perfecto de desnatados Danone...

Mucho Motril, y mierda pa&039;l Chaquetas.
Ampliar comentario
#4
Mi enhorabuena a estos padres, estoy convencida que si la mayoría de los padres que ocultan a sus hijos con algún tipo de deficiencia tuvieran el mismo coraje que ustedes, la sociedad respondería de otra forma, porque no serian casos aislados, y estaríamos todos mas sensibilizados y mas conocedores y respetuosos con quienes puedan tener algún tipo de deficiencia. Dios les ha dado un niño muy guapo y dulce y me parce que lo único importante es que sea feliz y que la sociedad deje de usar despectivamente palabras que duelen en el alma, pero pensad que aquel que ridiculiza o usa palabras despectivas es el único ser que puede no tener deficiencia aparente, pero su alma y su mente están absolutamente mal formadas, esas son las únicas personas que pueden ser diferentes. Felicidades por vuestro hijo es guapísimo y tiene los ojos llenos de alegría besitos para el y gracias por compartir su historia.
Ampliar comentario
#3
1 A sus pies señora.

Totalmente de acuerdo.

Ampliar comentario
#2
Magnífica historia. Ya es hora de que se hable de que hay grandes padres que se desviven por sus hijos y que, incluso enfermos, no los cambiarían por nada ni por nadie. Porque con los reportajes que se ponen últimamente, parece que todos son maltratadores o desnaturalizados que se desentienden de sus hijos a las primeras de cambio.
Lo que es indignante es que estas personas tengan que pasar apuros por no poder disponer de todos los tratamientos y medios que sus hijos necesitan. PARA ESTO ES PARA LO QUE DEBIERAN SER NUESTROS IMPUESTOS. No para que los políticos se compren iPads, los pierdan y les den otros; no para que tengan coches oficiales hasta para su perro; no para que viajen en primera clase las veces que les de la gana y donde les de la gana; no para pagar sobresueldos a quien ya gana más de lo que se merece; no para... [pongan uds. lo que quieran, que hay dónde elegir]. No. LOS IMPUESTOS SON PARA ESTO: Para ayudar a familias con problemas graves; para apoyar a ciudadanos que necesitan tratamientos costosos y poco habituales, y que con sus medios no podrían mantenerse. En fín, para mejorar la calidad de vida de la gente. PARA ESTO SI QUE NO NOS DOLERÍA PAGAR IMPUESTOS.
Ampliar comentario
#1
Conozco dos personas con acondroplasia y puedo certificar que efectivamente, tienen un elevado cociente intelectual y lo único pequeño en ellos es su cuerpo, son enormes en todo lo demás.

Felicidades, me ha gustado mucho el artículo.
Ampliar comentario