La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

GUADIANA DEL CAUDILLO SE EMANCIPA EN PLENO DEBATE SOBRE EL NÚMERO DE AYUNTAMIENTOS

Crónicas de un pueblo independizado

Un laberinto de calles cuadriculadas e hileras de casas iguales recibe al visitante en Guadiana del Caudillo, en la provincia de Badajoz. Salvo algunos rótulos luminosos,
Foto: Crónicas de un pueblo independizado
Crónicas de un pueblo independizado

Un laberinto de calles cuadriculadas e hileras de casas iguales recibe al visitante en Guadiana del Caudillo, en la provincia de Badajoz. Salvo algunos rótulos luminosos, un par de cajeros automáticos y otros detalles que delatan modernidad, esta pequeña localidad no es hoy muy distinta en sus formas de la que el Instituto Nacional de Colonización de Francisco Franco levantó allí, literalmente de la nada, a finales de los años cuarenta. En aquel entonces 276 colonos respondieron a la llamada del llamado Plan Badajoz para explotar los regadíos de la comarca, recibiendo a cambio una modesta vivienda recién construida y una pequeña parcela de cultivo. Seis décadas más tarde el pueblo de colonos conserva la advocación al Caudillo y las cicatrices de la escuadra y el cartabón en su callejero, pero las cosas han cambiado. Tiene más de 2.500 vecinos y sirve de suelo a una pujante industria especializada en cartón yeso que le reservó el título –al menos hasta que estalló la crisis inmobiliaria y, con ella, su prosperidad– de capital del pladur.

Tanto han cambiado las cosas que Guadiana del Caudillo se ha emancipado de Badajoz, de la que empezó siendo su pedanía, y es ahora un municipio independiente, el último de los 8.117 de España y el más joven de todos. Aunque se constituyó como tal en febrero del año pasado, ha empezado a funcionar administrativamente con la llegada de 2013, escenificando el incesante goteo de nuevos ayuntamientos –6 más en España desde 2007, la mitad de ellos en Extremadura– en pleno debate sobre la necesidad de reducir su número. Guadiana del Caudillo está ahora bajo la lupa de quienes critican el volumen de las administraciones, en particular aquellas que proliferan sin contención a ras del suelo local.

Cuestión de eficacia

Pero Antonio Pitel, su alcalde y timonel durante el proceso de segregación, no se da por aludido. Tanto así que el popular se muestra incluso partidario de la fusión de ayuntamientos –"siempre con un estudio de viabilidad previo, como hemos hecho aquí para la segregación"–. Empezando, llegado el caso, por su recién estrenado municipio.

"Si Guadiana del Caudillo se fusionase ahora con los pueblos vecinos, Valdelacalzada y Pueblo Nuevo, sumaría 7.500 habitantes", especula el regidor. "Podría tener un servicio de Policía Local permanente, rentabilizar el transporte público, no mantener tres campos de fútbol, tres colegios, tres centros de salud... Es indudable que sería más rentable para todos". Lo que carece de sentido, argumenta, es perpetuar situaciones como la suya, “con 2.500 habitantes y perteneciendo a Badajoz, que está a 35 kilómetros".

Pitel, que llevaba la emancipación en su programa electoral y cosechó mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales, se justifica en que la cuestión de fondo no está en la independencia o la fusión de municipios, sino en “la optimización de los recursos locales”, especialmente cuando la situación financiera aprieta. Aunque los trámites de la secesión se hayan retrasado "más de 17 años" –hasta desbloquear la negociación del reparto de hectáreas–, la irrupción de la crisis económica ha acabado por ser no un argumento en contra, sino a favor de la independencia.

"Las entidades locales menores, como éramos nosotros, no pudieron entrar en el programa del pago a proveedores, que es solo para municipios", ejemplifica Pitel. "El anticipo del pago de la liquidación de 2010, que los ayuntamientos pudieron devolver inicialmente en 60 mensualidades, nosotros hemos tenido que devolvérselo a Badajoz en seis. Y tampoco hemos podido acceder al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) ni a ningún otro, como sí han hecho los municipios de la comarca".

La financiación también favorece al nuevo municipio, que hasta hoy recibía de la capital pacense 52.000 euros mensuales y al que a partir de ahora le corresponden 32.000 de la participación en los ingresos del Estado y 37.500 en anticipos a cuenta de la recaudación de impuestos locales. “Unos 70.000 mensuales, casi 20.000 más que antes”, calcula Pitel, gracias a la asunción de competencias fiscales. El presupuesto anual –cercano al 1.400.000 euros– se eleva así hasta el 1.600.000, lo que permitirá al equipo de gobierno ejecutar sus nuevas competencias, como la elaboración del padrón, pero también cumplir con la que asegura que es su prioridad: acabar con el déficit de la corporación, de unos 200.000 euros, antes de las municipales de 2015.

Cuestión de nombre

El optimismo, no obstante, es solo institucional, y las certezas sobre el futuro empiezan y acaban en las puertas del ayuntamiento. En las calles rectilíneas de Guadiana del Caudillo una vecina advierte de que, entre los vecinos, no hay consenso alguno "ni sobre la independencia del pueblo, ni sobre su nombre, ni sobre nada". Y para darle la razón, otra mantiene unos metros después la tesis contraria: "La voluntad del pueblo quedó clara en las elecciones municipales. El partido que llevaba la independencia en su programa arrasó, y los que no la llevaban y se dieron un batacazo".

Por eso la mayoría de los guadianeros prefiere esquivar las preguntas de los periodistas –una tarea en la que parecen haber adquirido cierta práctica– alegando uno tras otro no entender de política. Por eso y porque hablar de política en Guadiana es hacerlo necesariamente en términos gruesos. El nombre de la localidad y su consagración al Caudillo fueron el último escollo en su carrera independentistatruncada temporalmente por el anterior Ejecutivo regional –del socialista Guillermo Fernández Vara– con el argumento de que el nombre vulneraría la Ley de Memoria Histórica. También el ya extinto Ministerio de Política Territorial de Rodríguez Zapatero advirtió de que "podría impedir la inscripción del nuevo municipio en el Registro de Entidades Locales" si conservaba al dictador en su topónimo. 

Aunque otros pueblos de colonos de la zona comparten el mismo título –como Villafranco del Guadiana o Gévora del Caudillo, hoy rebautizada como Gévora–, no son municipios, sino pedanías la capital, y su suelo, por lo tanto, se sigue denominado oficialmente Badajoz. Pero Guadiana del Caudillo ya no es pedanía ni entidad local menor. En marzo del 2012, obtenida ya la declaración de municipio por parte del nuevo Ejecutivo autonómico popular, el consistorio celebró una consulta vecinal –en papel, una encuesta de opinión no vinculante– para decidir si debía conservar al Caudillo en su nombre. Con 495 votos a favor –el 60% de todos los emitidos–, ganó la primera opción, patrocinada por el Partido Popular local y por su alcalde. Tanto el Partido Socialista como Izquierda Unida rechazaron conservar la denominación pero no pidieron el "no" en el referéndum, sino la abstención. Esta alcanzó el 67% del censo pero, lógicamente, no contó en el recuento final.

Lo hicieron así por una razón que sigue en boca de un guadianero que, como la mayoría de sus paisanos, prefiere permanecer en el anonimato. "Lo legal no es hacer un referéndum porque no te guste la ley: lo legal es respetar la ley". Y también con el argumento de que el pueblo, como la provincia, la autonomía y el propio país, tiene prioridades distintas de las toponímicas. Con una tasa de paro que ronda en la zona el 30%, la crisis económica y del sector inmobiliario son particularmente violentas en esta localidad cuyos jóvenes "dejaron los estudios para irse al pladur, donde ganaban 2.000 y 3.000 euros al mes”, según el mismo vecino. “Ahora, aquí no tienen futuro”.  

Quizá por eso el pueblo exhibe con orgullo su pasado, y en su plaza hasta dos escudos del régimen franquista y tres placas compiten por la atención del foráneo. La primera, de 1951, recuerda que fue el propio Franco quien “al visitar la zona regable de Montijo inauguró la primera fase de construcción” del pueblo, cuya denominación es una “modesta ofrenda a sus constantes entusiasmos en pro de la labor colonizadora”. La segunda, de 2001, homenajea a los propios colonos, “hombres y mujeres de toda España y Extremadura", medio siglo después de su fundación. Y la tercera, de 2012, conmemora la separación del municipio de Badajoz y figura “en memoria y reconocimiento al esfuerzo y perseverancia de todos los vecinos para alcanzar la independencia”. Eso sí: está por ver que el reconocimiento deba incluir, en efecto, a todos los vecinos.
#24
¿ independencia ? elconfi ya tira de amarillismo para ganar lectores.

Mal asunto, si el gobierno dice que quiere reducir numero de ayuntamientos y luego por atras, crean unos cuantos ¿con que fin?

Del triste articulo, se entiende que el objetivo del nuevo alcalde es juntar esos tres pueblos y crear uno solo, así ahorrarían en colegios, sanidad y politicos.

Falta un poco de periodismo de investigación, ¿cuanto cuesta esa pedania al erario? ¿cuanto va a costar ese pueblo al erario? ¿cual es nuevo plan urbanistico? ¿cuales son los ingresos de la pedanía y del nuevo pueblo? y podemos seguir asi con mas preguntas, al periodista que hizo la investigación. Seguro que todos esos datos están en la memoria/informe que se presento a interior a hacienda y al ministerio de administraciones publicas.


Ampliar comentario
#23
6 Con ese dibujito no creo que lo admitieran en una hipotética Cataluña independiente. El problema de España [entre otros] es que se ha entendido mal, muy mal la democracia.
Ampliar comentario
#22
1 ¿Qué ha hecho ese pueblo que se parezca a lo que pretenden Mas y cía con Cataluña?
Ampliar comentario
#21
1.-Es usted un pobre enfermo,que es incapaz de entender cualquier escrito,tan solodispone del oido,para atender a las imbecilidades que dice el sr.más y más y más.Etc.etec,etec,.Salud mental para usted.
Ampliar comentario
#20
1 &034;Toda la vida domando potros;y siempre las cuadras llenas&034;.Pero aquì,se podìa poner,indistintamente,BURROS.Señor,mìo;si con una Unidad de la Guardia Civil y un Coronel [pregùntele al Sardàs o Pargàs,ese] y os acojonàis,como este rizadito,bigotero se acojonò,cuando le replicaron desde el ejército al tal Terra Lliure.Por Dios,cada dìa a,menos,despabilados hay en este paìs.
No le pongo ningùn descalificativo de esos que Uds. estàn acostumbrados a decir,cuando se quedan sin argumentos;porque serìa descalificar al calificativo.
Ampliar comentario
#19
13 No los ahga el menor caso. Como idólatras que son, tan sólo ven lo que le dictan o les convienen.
Como ejemplo sirava la ·independencia&034; de Ciudad Badía, que adoptaría el nombre de Badía del Vallés a unos 17 kms de Barcelona, en tiempos del MH Pujol.
Podría dar otros ejemplos, pero serí perder el tiempo, porque el peor ciego es incapaz de ver por tener antojeras separatistas.
Ampliar comentario
#18
Estos se segreraian de Badajoz, pero no del presupuesto.
Si como dice el alcalde, un pueblo de 2500 habitantes tiene un ayuntamiento, un centro de salud ,un colegio y un campo de futbol. ¿me explica como mantienen eso con los impuestos de ese pueblo?.

Y tres pueblos vecinos de similar tamaño, pues tres ayuntamientos, tres centros de salud, tres campos de futbol y tres colegios, tocate las narices.

Y luego dicen que no se puede ahorrar en el &034;gasto social&034;.
Ampliar comentario
#17
1 Es el claro ejemplo de que estos &034;nazi-separatistas&034; sólo leen entre lineas para recalcar lo que les interesa, son repugnantes, y todos los partidos no sólo CDC y UDC, han contrbuido a este estado de cosas.
Ampliar comentario
#16
Sr. 1 , usted es un enfermo y debe tratarse. Confundir la segregación de una pedanía con la independencia indica un defecto neuronal. Claro que El Confidencial parece ser el adalid del separatismo en España a base de titulares y comentarios propios de enfermos [del SN]. Para compensar nos pone a la diputada más inútil de toda Europa, llamada Irene a escribir idioteces mientras est se desintegra. No me extraña que aquellos prefieran llamarse Guadiana del Caudillo; pronto empezarán a proliferar estas actitudes.
Ampliar comentario
#15
Pues viva Guadiana del Caudillo! Tiene su propia Memoria, no la que le quieren imponer los que no tuvieron güevos de bajar al homónimo del caballo en vida!
Ampliar comentario
#14
1 Pues pensaríamos que son igual de tontos que los del pueblo de Badajoz, pero nada más.
Ampliar comentario
#13
6 Si cuando vas a un bar le consultas a tu suegra si puedes tomar un café es por la sencilla razón de que eres un &034;calzonazos&034;.

Viva el Rey y viva España.
Ampliar comentario
#12
Si, y el idioma oficial va a ser el farfullo.
Ampliar comentario
#11
1 Lo que ves cada día más cerca no es más que el espejismo de alguien que por hablar un dialecto diferente se cree superior a los demás.

Cada día más tontos.
Ampliar comentario
#10
3
Permítame discrepar, en parte.

Las comparaciones siempre tiene el inconveniente de la disparidad de presupuestos, por ello, para hacerlas, es preciso fijar estos.

Ahora bien, lo que subyace en la noticia, y en la comparanza, es la capacidad de los ciudadanos de adoptar las decisiones que a ellos afectan, sin someter tales decisiones a terceros.

Si cuando acudo al Bar, debo consultar a mi suegra sobre si puedo tomar café o vino, soy infinitamente menos libre que si puedo adoptar, por mí, la decisión, y simplemente el hecho de tener que soportar que sobre tal pueda pronunciarse limita mi libertad en cuanto la condiciona.

Es más libre quién puede decidir segregarse, de Badajoz, de España, o de Europa, sin otro requisito que su propia voluntad, que quién se encuentra encorsetado por una legislación absurda, que antepone conceptos dictatoriales &034;Unidad de España&034;, al desarrollo libérrimo de la voluntad popular.

Que un conjunto de ciudadanos, por sí y sin injerencias pueda decidir su futuro, es un extraño soplo de libertad, en una sociedad encorsetada por la voluntad de los demás en la adopción de las propias decisiones.

Hay similitudes, haylas.
Ampliar comentario