EL SEGUIMIENTO DE LAS MANIFESTACIONES SE RESIENTE EN SU TERCERA JORNADA

El instituto de Excelencia no se suma a la huelga de profesores de la Comunidad de Madrid

Estaba anunciado. Esta semana los docentes se han ausentado de las aulas y una marea verde, que identifica ya las protestas por los recortes en Educación -por

Foto: El instituto de Excelencia no se suma a la huelga de profesores de la Comunidad de Madrid
El instituto de Excelencia no se suma a la huelga de profesores de la Comunidad de Madrid
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Estaba anunciado. Esta semana los docentes se han ausentado de las aulas y una marea verde, que identifica ya las protestas por los recortes en Educación -por el color de las camisetas que visten profesores, padres y alumnos en sus marchas-, ha recorrido las calles de Madrid con el lema de ‘Escuela pública de todos, para todos’.

    Mientras la educación pública de la Comunidad de Madrid se enfrenta a un recorte de presupuesto, que se ha traducido en un aumento de horas lectivas de los profesores fijos, con el consiguiente incremento del número de alumnos por aula, el Gobierno regional acaba de estrenar el Bachillerato de Excelencia, un ambicioso e innovador proyecto.

    Ese proyecto se ha materializado en el Instituto San Mateo, en cuyas escaleras de acceso se leen las siguientes pintadas: "Contra los recortes y los despidos, solidaridad y acción". Sin embargo, ninguno de sus profesores ha secundado las huelgas convocadas esta pasada semana ni ha participado en las manifestaciones. Sus alumnos tampoco han faltado a las clases. 

    A diferencia dle resto de institutos, donde un alto porcentaje de los profesores secundó la huelga, los 137 alumnos del San Mateo han recibido sus clases con normalidad. Los recortes presupuestarios denunciados por buena parte de la comunidad educativa parece que no afectan a este curso privilegiado, cuyos escolares tienen una nota media de 8 y sus profesores han sido seleccionados con sumo cuidado: fichados por sus méritos académicos, con la intención de que los 'mejores' cuenten con los 'mejores'.

    La excelencia del San Mateo alcanza también a sus instalaciones, remodeladas por completo durante este verano. La misma consejera de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, lo reconoció sin reparo hace unos días, cuando habló de "más ordenadores en las clases" y de "pupitres de último diseño" para los alumnos de este centro.

    Horacio Silvestre, director del programa de Excelencia, está en contra de las movilizaciones. "Quien más está perdiendo con todo esto es la imagen de la educación pública. La marcha verde está ahuyentando a los padres, que se llevan a sus hijos a la privada", explica a El Confidencial. Y deja claro: "No se ha recortado nada. Los alumnos están servidos, no se les ha masificado. Nunca se ha gastado tanto dinero en educación y nunca se habían conseguido tan malos resultados".

    Más solidarios son sus pupilos. "Me siento un poco culpable. En los otros centros no se va a poder profundizar tanto en las materias", reconoce Paula, quien ha abandonado el IES Torres de la Alameda para unirse al grupo de 'pivilegiados'.

    Laura está preocupada. "En mi antiguo instituto -el Luis García Berlanga de Coslada- llevan tres día de huelga y eso está afectando a mis antiguos compañeros. Tengo ahí una amiga a la que le hace falta ayuda en Matemáticas y Física y ahora no va a tener horas de apoyo". Mienras Laura piensa en el presente académico de sus viejos compañeros, su nuevo director, Silvestre, asegura que "los grupos flexibles son una estafa, una coartada para no hacer nada, donde se acostumbra a los alumnos a no esforzarse".

    Fernando, procedente del colegio concertado Retiro, respeta a los manifestantes: "Uno es libre de manifestarse, pero se están paralizando las clases y la factura la van a pagar los alumnos, que son los que están perdiendo sus horas académicas y con los programas tan apretados va a ser difícil recuperarlas". Marta y Ana, también con origen en centros concertados, lo tienen claro: "La educación es la mejor inversión que puede tener un país". Y se preguntan: "¿Tanto dinero para experimentos y luego están echando a gente?". Ellas no tienen la respuesta pero sí saben quien debe darla. "Nuestra obligación es estudiar y formarnos como futuros profesionales. Hemos trabajado duro para conseguir una plaza en el programa de Excelencia y debemos aprovechar la oportunidad. Recibimos críticas, pero la educación de Madrid no está en nuestras manos, ni la creación de este proyecto ni los recortes. Es a los políticos a quienes hay que pedir las explicaciones", dice Marta.

    Baile de cifras

    Cuando dos más dos no son cuatro. Tanto la Administración regional como el colectivo de profesores, apoyado éste por CC.OO., defienden sus argumentos con datos; como en tantos otros ámbitos, los números no siempre son los mismos. Y es que las cifras también están al servicio de unos intereses.

    Las tres jornadas de protestas por los recortes en Educación han ido perdiendo fuelle. El alto coste económico que le supone al colectivo docente llevarla a cabo -los profesores pierden una media de 130 euros cada día que no acuden a clase- y la oferta de Lucía Figar de negociar son algunas de las razones de la bajada en el respaldo a la huelga.

    El seguimiento de la tercera jornada de paro en los institutos madrileños ha caído del 80% de la primera convocatoria a un 55% en la tercera, según las estimaciones hechas publicas por CC.OO., que es el único de los sindicatos mayoritarios que secunda estos paros. Por el contrario, las cifras que maneja la Consejería de Educación del Gobierno de Esperanza Aguirre reducen el porcentaje  a sólo un 11%.

    Aunque en el segundo día el apoyo volvió a ser mayoritario en los centros, las cifras puestas sobre la mesa hablaba yaa de una bajada respecto al primero: los sindicatos apuntaban un 78% -en la cita de inauguración se alcanzó un 80% de seguimiento- y la Administración dio cuatro puntos menos que para la primera convocatoria, un 39%.

    Aguirre quiere ahorrarse 80 millones de euros dejando fuera a profesores interinos -según los sindicatos 3.500 profesores se quedarán en la calle este año-, pero ha aprobado subvenciones fiscales de 90 millones de euros para la escuela privada. Como todo en la vida, la educación es una cuestión de prioridades.

    Sociedad
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    45 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC