La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

ALLÍ VIVIRÁ MOURINHO JUNTO A OTROS JUGADORES DEL REAL MADRID

La Finca se convierte en el mayor búnker de España para Vips... y no tan Vips

“Fíjate cómo será el nivel de seguridad que la gente no tiene ni alarma en sus casas”, comenta uno de los privilegiados vecinos de La Finca.
Foto: La Finca se convierte en el mayor búnker de España para Vips... y no tan Vips
La Finca se convierte en el mayor búnker de España para Vips... y no tan Vips
“Fíjate cómo será el nivel de seguridad que la gente no tiene ni alarma en sus casas”, comenta uno de los privilegiados vecinos de La Finca. A pocos kilómetros de Madrid, en pleno término municipal de Pozuelo de Alarcón, se esconde, oculto a las miradas ajenas, uno de los búnkeres más glamurosos y selectos jamás soñados, la milla de oro del siglo XXI, el espacio donde se pueden encontrar más celebrities y fortunas por metro cuadrado. Más de uno mataría por perderse durante unas horas entre sus avenidas arboladas y sus parques de película y lagos artificiales. Por su discreción y, sobre todo, por su seguridad, hace tiempo que la noble urbanización ha desbancado a otras selectas zonas como La Moraleja o Puerta de Hierro en el ranking de los lugares de moda de la capital. 

La Finca protege con la mayor privacidad de España la vida de personajes, tanto públicos como desconocidos, de marcado poder adquisitivo. Agentes de seguridad privada del Grupo Sercon recorren el recinto día y noche. Además, cámaras nocturnas y detectores de infrarrojos no pierden detalle de todo lo que se mueve en la zona. Una auténtica jaula de oro de la que poco, muy poco, se sabe o se conoce. “La idea de crear un lugar seguro –explica la web de la promotora- donde nuestros clientes puedan disfrutar con sus seres queridos, sin que por ello su intimidad se vea afectada, nos ha llevado a dotar a nuestras urbanizaciones de los más sofisticados y efectivos sistemas de seguridad y vigilancia”. “Yo ni me preocupo en controlar a los niños”, afirma otro de los privilegiados vecinos. “Ellos salen por La Finca y sé que con una simple llamada desde mi casa a la garita, los localizo enseguida”. 

La inmobiliaria Gilmar, especializada en la venta de viviendas de alta gama, ha gestionado la llegada a la urbanización de numerosos personajes públicos como Alejandro SanzKaka o Cristiano. “Ronaldo quería privacidad, sobre todo porque venía de Inglaterra acosado por los paparazzi”, explica uno de los consejeros delegados de la inmobiliaria, vecino también de La Finca. “La intimidad era un tema importantísimo para él. Le hubiera resultado más cómodo vivir en otras zonas más cercanas a Valdebeas pero en cuanto visitó La Finca decidió que era el lugar en el que quería vivir”.

Intimidad por encima de todo


La idea de crear un sitio como La Finca surgió de Luis García Cereceda, inmobiliario, dueño del restaurante Zalacaín e íntimo amigo de Felipe González. Un proyecto que su promotora, Procisa, presenta como un lugar que “quizás es el más selecto, exclusivo y seguro conjunto residencial de España”. No les falta razón, pues se trata de un urbanización inexpugnable a toda persona ajena a La Finca. “Su gran éxito es la privacidad y la seguridad”, explican desde Gilmar. “La diferencia es que aquí las calles son privadas, no son públicas ni del ayuntamiento, y para que alguien venga a verte uno tiene que autorizar su entrada a la urbanización. Ése es uno de sus mayores atractivos, porque nadie que no pertenezca a la urbanización puede pasear por sus calles o curiosear. Además está muy bien diseñada, con muchos espacios verdes y lagos y a solo 15 minutos del centro de Madrid”. Motivos que han convencido a personalidades como las ya señaladas, que la han escogido la han escogido como el lugar tras el que parapetar su vida privada y familiar del acoso continuo de la prensa y de los curiosos.  

El último en llegar, cumpliendo así con lo que parece ser un guión no escrito entre la élite del Real Madrid, será su nuevo entrenador, José Mário Santos Mourinho, quien recién aterrizado en la galaxia blanca ya ha merodeado por la urbanización en busca de la casa que más se ajuste a sus necesidades. Fue el capitán del equipo, Raúl, el primero en fijar allí su lugar de residencia cuando La Finca aún era un proyecto. Después, le ha imitando casi toda la plantilla blanca. Desde Kaká hasta Benzemá, quien, recientemente protagonizó un incidente con su coche al volver a su casa de madrugada. En un pequeño despiste, chocó su audi contra una encina y contra una de las tres vallas de seguridad que delimitan el perímetro del recinto. 

Un casting para vivir en La Finca

Quizá, solo las liebres silvestres campen a sus anchas en el recinto, porque nada más se mueve sin permiso o control dentro de la urbanización. Y no es solo una cuestión de dinero o de estatus lo necesario para codearse entre la creme de la creme. En La Finca “no entra cualquiera”, como explica a este diario Joaquim Torres, del estudio A-Cero, el arquitecto de las estrellas y responsable de buena parte del diseño de La Finca. 

“Quien quiera vivir aquí tiene que tener un interés muy grande para entrar. No se ponen carteles con teléfonos para hacer promoción como en otros sitios ni se dan facilidades con los horarios para ver las casas. Tampoco se muestran al público los sábados por la mañana, una táctica muy extendida en el mercado inmobiliario. Y además, para poder comprar hay que superar una entrevista personal con los comerciales”. 


“Se ha hecho así desde el principio -añaden desde Gilmar-. Es una selección muy exhaustiva y, efectivamente no todo el mundo que ha querido comprar en La Finca ha podido. Pero eso es también parte de su atractivo”. Una selección que, aparentemente, evita la llegada de personajes que no se ajusten al perfil deseado. De hecho, hace unos años, un hombre de nacionalidad rusa relacionado con el juego quiso hacerse con cinco parcelas. Hubiera sido un negocio redondo, pero a la promotora no le inspiró suficiente confianza. “Si ha habido incidentes, yo nunca me he enterado”, afirma el arquitecto. “Y si hubiese ocurrido algo sería muy grave porque afectaría a las bases de su seguridad”.

Sin embargo, también en La Finca se han colado inquilinos luego caídos en desgracia. El caso más conocido, el del empresario Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel. Su residencia habitual en la urbanización era un chalé de ladrillo visto de 600 metros cuadrados con piscina y que estaba a nombre del padre de su mujer, Emilio Rodríguez Bugallo, uno de los imputados en el caso Malaya. Se trata de una zona de la urbanización en la que los adosados rondan los dos millones de euros. 

En la zona de Los Lagos los precios oscilan, sin embargo, entre los 5 y los 10 millones de euros. “Vivimos en un mundo al margen. En un terreno acotado y seguro”, explica Torres. “La mayor virtud de esta urbanización es que no se va a poder repetir en Madrid. Ya no hay terrenos tan próximos a la capital y, además, la seguridad lo convierte en algo único”.

“Gente muy discretita”

La presencia de lo público en La Finca brilla por su ausencia. Absolutamente todo lo que se puede ver es privado. Seguridad, limpieza, recogida de basuras… Todo está contratado con un personal perfectamente identificado y que, como es natural, debe guardar total confidencialidad sobre su trabajo. Hasta las sustituciones se tienen que notificar. 


“La seguridad va inevitablemente ligada a la privacidad”, añade Torres para defender el halo de misterio que rodea a la urbanización. Algo que también va ligado a la falta de interrelación entre los residentes, que apenas se conocen entre sí. “Como vecinos conozco a algún amigo, pero, en general, la gente es muy discretita”, afirma otro inquilino de la urbanización. “En otras urbanizaciones en las que he vivido quedaba con los vecinos, pero aquí ni siquiera conozco al vecino de al lado”. Una falta de conexión que confirma el arquitecto: “Hay poca interrelación porque no se pretende. No se busca vivir en comunidad, se quiere privacidad”.

Y eso a pesar de contar con amplias zonas verdes para el paseo y de poder disfrutar del exclusivo Reebok Sport Club, un gimnasio de 25.000 metros cuadrados donde a determinadas horas del día solo pueden acceder los clientes VIP. 

Cualquier visitante debe comunicar su DNI y la casa a la que se dirige en cuanto llega a la garita de acceso. Y sin el consentimiento expreso del vecino en cuestión, nadie, ni los más cercanos familiares, pueden atravesar sus puertas y adentrarse en el último lugar al que no ha llegado el hombre (sin permiso).

#51
Yo no sé por qué este artículo se repite en el confidencial cada tres o cuatro semanas. La gente que lo suele leer habitualmente tiene una memoria algo mejor que la de un pez por lo que deberían empaquetarlo de otra manera, aunque sigo sin saber el interés de estos publirreportajes.
Ampliar comentario
#50
51 Es que tú no eres promotor amigo de Felipe González. Y entonces, no es lo mismo. Sí, el que ha muerto esta misma mañana.

¿Harán el velatorio en la mansión de algún residente, no?

Ampliar comentario
#49
Como puede ser que esta promotora pueda hacer una urbanización totalmente, incluso los viales y parques, y en cambio si yo quiero hacer una igual, debo ceder obligatoriamente al Ayuntamiento unos porcentajes de suelo, así como los viales y zonas públicas, no estaría mal que el confidencial investigase en que normas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid se permite hacer una urbanización totalmente privada, sin cesiones de terrenos ni cesión de viales. Que Pais.
Ampliar comentario
#48
Mucha pasta pero los atascos que se comen son la leche. Si tienes tanta pasta te puedes comprar el chalet dentro de la M-30 y con la suficiente privaciadad.
Por otra parte no sé que hará mourinho en su vida que haya que tener tanto secretismo.
Ampliar comentario
#47
Se demuestra así que existe una clase de gente de una pobreza alucinante:

Solo tienen dinero. Nada más.
Ampliar comentario
#46
Se acuerdan del titulo de una de las buenas últimas series de TV Los ladrones van a la oficina. Aquí se puede decir, .No hay nada como ser ladrón para tener la mejor de las seguridades. Algunos no sé como han ganado para tanto destacar, pero el Felipe y creo que también vive Aznar, con el bigotes como carcelero particular de todo chanchullo de miles de millones de . Con su pan se lo coman, porqué a servidora le gusta vivir en la paz amorosa de su humilde cada, en la que hay tanto de nosotros, que no hay Calatrava que pueda colmar de amor cada rincón de la misma y encima sin hipoteca, si todos fuéramos tan ricos y tan bigotes, que aburrimiento señores, siempre contando dinero la verdad es que no me veo. ¿Veremos también a ZP por esos lares? Según lenguas viperinas, se dice que no traga Sonsoles, que ese matrimonio está peor que el del Felipe...Quien me conoce, sabe que digo una gran verdad, soy una española atipica, no conozco la envidia, ese si que es un club, y no ese que montarón hace días en tierras catalanas, allí dicen que la seguridad se mascaba...
Ampliar comentario
#45
Luego diran que la Comunidad de Madrid es segura... pues no lo parece mucho. Mejor no ir por alli.
Ampliar comentario
#44
44 Guti tambien vive alli? no lo sabia.
Ampliar comentario
#43
Pero que noticia es esta
Ampliar comentario
#42
Vaya nío, ¿quien es el presidente de la comunidad? ¿Ali Babá?
Ampliar comentario
#41
34 Buen negocio: PUT ACS 32
Ampliar comentario
#40
Muy interesante el articulo. Marid se parec cada dia mas a Colombia. Una pregunta: com es posible la historia del famoso, Correa, y el chalet a nombre de suegro? Es que Hacienda no sabe que exise La Finca? todo muy sanitario.
Ampliar comentario
#39

34

Joder Rascayun ¿tu que te tomas las tardes de domingo? Anda, dínoslo.

Ampliar comentario
#38
36 Pues joder con la seguridad... además, eso no se paga aparte???? gastos de comunidad, ya sabe.

Esto recuerda a los clubs residenciales bonaerenses, que empezaron exactamente igual, para que los ricos viviesen tranquilos, y han acabado víctimas del chantaje precisamente de los servicios de seguridad, que eran los que vendían los datos de los dueños y facilitaban el acceso a los delincuentes a las casas. Sí, esto no es Buenos Aires, pero al paso que vamos...
Ampliar comentario
#37
36 No si el que está encantado está encantado, ...600m2 dice ,...uhh qué grande, y 1000m2 de parcela,....uhhh no se si mi supersegadora podrá con tanta hierba...
Ay Señor, Señor, ...piqué.
Ampliar comentario