Sigue esta sección:
EL 71% DE SUS CIUDADANOS TIENE TÍTULO UNIVERSITARIO

Finlandia, así es el mejor sistema educativo del mundo

Es el sistema educativo más prestigioso del mundo, sistemáticamente situado en los primeros puestos del ranking por excelencia, el informe PISA que elabora la OCDE (Organización
Foto: Finlandia, así es el mejor sistema educativo del mundo
Finlandia, así es el mejor sistema educativo del mundo
Fecha

Es el sistema educativo más prestigioso del mundo, sistemáticamente situado en los primeros puestos del ranking por excelencia, el informe PISA que elabora la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Hablamos de un país en el que el 71% de sus 5,3 millones de habitantes obtiene un título universitario, siendo sus licenciados especialmente prestigiosos en sectores como la ingeniería y la arquitectura, y que cuenta con un muy sólido sistema de formación profesional, que permite elegir entre 75 títulos básicos que pueden cursarse tanto en institutos como en centros de trabajo, mediante un contrato de aprendizaje, y que capacitan para entrar en estudios de grado superior. Quizá, como dice Eva Hannikainen, agregada cultural de la embajada de Finlandia, ya que su país carece de recursos naturales, sus habitantes saben mejor que nadie que la formación es la mejor riqueza del país.

 

Las ventajas que proporciona el modelo finlandés a sus estudiantes provienen de su gasto público, que representó en 1998 y en 2002 el 6,2% del PNB (el promedio de los países de la OCDE es del 5,3 %). Así, la enseñanza obligatoria es gratuita en todos sus conceptos, desde el material hasta los gastos de comedor, e incluso el colegio ha de garantizar el transporte en el caso de que los niños deban desplazarse al centro desde una distancia superior a los 5 km. También los estudios universitarios son gratuitos, incluidos aquellos destinados a los adultos que, contando con un trabajo, quieren reciclarse o simplemente mejorar su formación. “Aprender en Finlandia no es un problema de dinero”, afirma Hannikainen, ya que la gratuidad se ve apoyada con un sistema de elevadas ayudas a los estudiantes, adultos incluidos.

 

Pero estas ventajas económicas serían poco prácticas si no se apoyasen en una base sólida, como es un sistema pedagógico adecuado. Y cuentan con él, según afirma José Antonio Marina, escritor, filósofo y fundador de la Universidad de Padres http://www.universidaddepadres.es/ (una iniciativa gratuita en la red que abre sus puertas para registrarse hasta el 15 de mayo), especialmente en lo que se refiere a “una estupenda enseñanza primaria y secundaria” que destaca por varios elementos novedosos.

 

El primero de ellos consiste en que la escolarización se produce a los 7 años, más tarde que en España. Según Hannikainen, “hay quienes lo atribuyen, y hay algo de verdad en ello, a que los finlandeses nos gusta dejar que los niños sigan siendo niños mientras puedan y que jueguen el máximo tiempo posible. Pero también es cierto que hasta los 7 años los niños no llegan a esa madurez intelectual que les permite asimilar y comprender la información que van recibiendo”.

 

Según Marina, esa escolarización tardía es fruto de una concepción pedagógica que entiende que “introducir a los niños pronto en una educación más formal es contraproducente. Hasta los 7 años están en guarderías, donde lo que se pretende fundamentalmente es que jueguen mucho y hagan ejercicio”. Y si bien no sabemos hasta qué punto esta tendencia es beneficiosa, lo que sí se ha comprobado es que “el retraso que se produce al incorporarse más tarde se recupera enseguida”. Además, tiene una ventaja añadida respecto a actitudes pedagógicas hoy en boga. Como asegura Marina, “nos estamos pasando con la insistencia en una educación muy precoz que sobrecarga a los niños”. Y que muestra grandes divergencias según colegios: “En algunos, los chavales aprenden a leer y escribir en primaria, mientras que otros se les ha enseñado ya desde infantil”. Como no tenemos una idea precisa de en qué momento debe iniciarse este proceso de enseñanza, estamos utilizando distintas alternativas que, al final, “nos causan algo de desconcierto”.

           

La segunda gran característica del sistema finlandés es la atención personal que dedican a cada niño, y especialmente a los que van atrasados. Como afirma Eva Hannikainen, uno de los mayores aciertos de los colegios finlandeses es que prestan mucha atención a la evolución del alumno desde el comienzo, intentando atajar los problemas de orden académico en los primeros años de escolarización, ya que “es mucho más fácil solucionar las dificultades a los 7 años que a los 14”. Aun cuando sigan las clases junto con los demás, los chicos que van más atrasados tienen un tutor personal y clases de apoyo según los diferentes niveles de necesidad.

 

“Así se consigue que no se alejen del nivel de la clase sin que ésta se retrase”. Para Marina, esta “es una de las bolsas de sabiduría” del sistema finlandés, toda vez que una gran parte de los trastornos de aprendizaje (si hablamos de los no relacionados con dificultades neuronales, como la dislexia, la hiperactividad o los problemas serios de lenguaje) tienen que ver con el simple hecho de que “los niños aprenden con distintas velocidades. Si ese ritmo se cuida al principio, se reincorporan a la marcha de la clase normalmente, mientras que si no se hace el problema toma mayores dimensiones. Y lo único que debemos tener en cuenta es que cada niño tiene una velocidad de aprendizaje”.

 

Gran valoración de la figura de profesor

 

El tercer elemento significativo con el que cuenta el sistema finlandés es, según Marina, el trabajo integrado de todos los estratos del sistema educativo. Mientras que en España los niveles de enseñanza están completamente separados (“primaria y secundaria no trabajan juntos y secundaria y la universidad no lo hacen en absoluto”) allí están acostumbrados a organizar el sistema educativo como un todo, “por lo que la colaboración para mejorar los planes de estudio es muy grande”.

 

Pero, sin duda, el aspecto más relevante es la gran valoración que recibe la figura del profesor. Aun cuando su sueldo medio, alrededor de los 3.400 euros, no sea elevado, el prestigio que posee en la sociedad finlandesa hace que dicha profesión sea una de las más solicitadas por los estudiantes. Como relata Eva Hannikainen, son admitidos en las facultades menos del 10% de los aspirantes, “y eso que hablamos de una carrera de 5 años (en España son 3), que requiere de una formación muy exigente, y que no es nada fácil, ya que se les está preparando para que se conviertan, más que en profesores, en expertos en educación”. A pesar de los teóricos inconvenientes, señala Marina, “los alumnos más brillantes suelen dedicarse a la enseñanza infantil, a la que se considera la etapa decisiva para que el resto del proceso educativo sea bueno”. Lo que prueba que, “además de la vocación, influye mucho en la elección de las profesiones el prestigio social. Por eso es tan estúpido que en España hayamos sustraído todo prestigio de la figura del profesor”.  

 

El elemento final que asegura el éxito del sistema finlandés es que está imbuido de “un sentido de la responsabilidad y del esfuerzo que no tenemos nosotros. Se trata de algo que está mucho más presente en las culturas de origen protestante, más exigentes que las mediterráneo-católicas”. Sin embargo, también resulta altamente significativo que este sistema educativo tan sólido “no resuelva los problemas de socialización de niños y adolescentes máxime cuando el índice de suicidios es muy alto”. Para Marina, la clave probablemente esté en que “se deba compensar esta eficacia educativa formal con una mayor formación en temas como la educación afectiva o como la educación en la familia. En estudios que estamos realizando vemos cómo las escuelas y las familias apenas se relacionan”.

Sociedad
Comparte en:
Sigue esta sección:
#85
Compartir
Es muy fácil destruir, pero muy difícil construir. Fácil criticar, difícil reconocer los muchos méritos de nuestro sistema educativo público. Mi hija de trece años [2º ESO] ha estudiado en un colegio y en un Instituto públicos y mi perspectiva es muy positiva. Mi experiencia es de profesores excelentemente formados, implicados y accesibles, instalaciones modernas, aulas bastante menos masificadas que en colegios concertados... si acaso me quejo de falta de horas de inglés, pero por lo demás, estoy francamente satisfecha con la formación de mi hija y me parece perfectamente comparable, si no mejor, a la que yo tuve en un colegio pijo de monjas en los 60-70. No creo que sean comparables ni los presupuestos ni los salarios finlandeses y españoles. Tampoco creo que se puedan despreciar de un plumazo ni la educación pública, ni sus profesionales. Me parece una generalización ignorante.
Ampliar comentario
#84
Compartir
Respecto a las altas tasas de suicidio de los países nórdicos, recomiendo a los escépticos que las relacionan con &034;educación carente de valores&034; y demás mierdas que se vayan un par de años a un lugar donde hay cinco horas de luz solar al día en invierno y diecinueve en verano. Eso hace polvo a cualquiera.
Ampliar comentario
#83
Compartir
Gran artículo.
Ampliar comentario
#82
Compartir
&034;su país carece de recursos naturales, sus habitantes saben mejor que nadie que la formación es la mejor riqueza del país&034;

¡Acabáramos! Por eso los españoles no tenemos nada que copiar de los finlandeses.

¡En España nos sobran los recursos naturales!

Ampliar comentario
#81
Compartir
75 Amigo Falcata me esta usted contestando con ejemplos puntuales a lo que yo pretendo ver como una causa primaria, un axioma vamos, un esquema de la vida academica y unos habitos mentales muy peculiares en el contexto europeo. Su &034;No valoramos la cultura del esfuerzo&034; suena a topico [aunque tiene algo de verdad: recordemos los pelotazos del felipismo, los ladrillos del aznarismo y ... bueno, dejemoslo]. En cuanto a que no se puede suspender a un niño porque se traumatiza ¿esta usted de broma verdad? ¿Sabe que el ABANDONO en ESO es del 35%? ¿Y los que acaban uno o dos años despues? ¿o por vias alternativas -que en realidad son vias muertas-? Y las estadisticas son oficiales, ¿como sera la realidad?. ¿Sabe que en el bachiller ABANDONA el 48%? No voy a comentar algunas de sus opiniones: &034;ESTUDIAR MUCHO DEBILITA EL CEREBRO&034; ... Tomese el asunto en serio porque el tirar cervecitas, hacerle la cama a los turistas y servir paellitas en el chiringuito se acaba.... Y no tenemos nada para sustituirle precisamente por el bajisimo nivel GENERAL [no de excelencia ni demas zarandajas] provocado y mantenido durante generaciones por intereses cada vez mas claros.
Ampliar comentario
#80
Compartir
7 Oiga, que es eso de envían?, o sea que si los universitarios españoles se acogen al programa erasmus y eligen inglaterra los estamos enviando a conocer la estricta disciplina inglesa?
Ampliar comentario
#79
Compartir
De entrada, decir que Finlandia no se puede tomar por ejemplo aqui en España por la sencilla razón que estamos a años luz de en todo.Desde el punto de vista de país, nos parecemos en el andar, ya que caminamos al parecer de pie y nada mas.
El sueldo medio de un fines ronda los 3.000¬ aunque alli la vida sea carisima, el gobierno se preocupa de sus ciudadanos y lo tiene casi todo subvencionado.
Desde la educación primaria, pasando por la secundaria y hasta llegar a la universidad, esta todo subvencionado por el gobierno, pero hay que demostrar que se merecen las ayudas con notas altas y compromiso social, el cual es muy valorado.
Las madres solteras, ademas de tener un puesto de trabajo, tienen flexibilidad laboral completa para poder dedicar el tiempo necesario a su/sus hijos, este o no casada o sea madre soltera.
Y se podria seguir enumerando una serie de ayudas y subsidios que aqui en España son impensables pero para eso es Finlandia y nosotros España y la comparación de sus politicos con los nuestros seria un insulto hacia el pueblo fines.
Ampliar comentario
#78
Compartir
2 La diferencia de lo que se gastan es el 0,9 del PIB. ¿Eso es el doble? ¿Cree usted seriamente que es solo una cuestión de dinero?
Ampliar comentario
#77
Compartir
62 Totalmente de acuerdo
Es la principal razon por la que emigre. Mientras en Spain hacemos honoris causa en las universidades provincianas paletas y cooruptas a autenticos chorizos y cientificos de tres al cuarto para vanagloria del sistema mafioso...
La Universidad Espanhola es de risa salvo contados departamentos en contadas universidades, pero dense una vuelta por miles de despachos de vicerrectores y otra gente de mal vivir de universidades como la Cordoba o la de Extremadura... veran donde va el dinero de sus impuestos...
Ampliar comentario
#76
Compartir
70 Lapsus, aceptado y compresible de vacaciones, es mas, lo incomprensible es que estes leyendo esto.

En cuanto a la LOGSE ni idea de sus fechas, yo sigo hablando de EGB, BUP y COU, y me parezco a mis padres que hablaban de Bachiller y el PREU. En cualquier caso repito que creo que la educación en España es mas un problema de expectativas de las familias y posiblemente de la sociedad y modelos de exito, que de sistemas educativos. En esto es donde estamos radicalmente lejos de paises como Finlandia.

&034;Hijo estudia idiomas&034;
&034;Para que?, si el presidente no sabe mas que el que yo ya se&034;

Gracias, una rápida visita al google, me ha permitido saber donde anda la Costa Verde, de hecho ya he estado!! :]
Ampliar comentario
#75
Compartir
69 Lo de la Universidad de Sevilla es normal, ya sabemos, &034;Andalucia imparable&034;, &034;al máximo&034;, se nota tantos años de progresismo. Hay que ganar el voto de &034;los jóvenes y las jóvenas&034;.

Y esta burrada no es de la Aido, sino de la hija progre de un militar franquista. Ahora trabaja en &034;tontos sin fronteras&034;, con sede en Bruselas, donde cualquier por tonto que sea, se pone rico.
Ampliar comentario
#74
Compartir
66 Pues yo no estoy de acuerdo en su análisis.

Yo creo que el principal problema de la educación en España, es que no se valora el esfuerzo [si lees el artículo dice que en Finlandia los estudiantes se presentan otra vez al examen solo para subir nota]. Aquí instalamos la cultura del trauma. No se puede suspender a un niño porque se traumatiza, no se puede castigar a un niño porque se traumatiza, no se puede hacer repetir curso por lo mismo, no se puede expulsar del colegio a un crio que ha pegado una paliza a otro [con rotura de dientes] por idem [verídico].
El PP quiso cambiar eso con su ley de educación la que no entró en vigor. Y el PSOE la derogó diciendo que era clasista que un chaval que no rindiese no pasase automáticamente al siguiente curso o tuviese que optar por la FP.
Luego hay más problemas, profesorado poco motivado y que opta al puesto porque es funcionario con muchas vacaciones y buen sueldo. Mucha teoría del buenismo y de que estudiar mucho debilita el cerebro, hay que jugar. Clases en las que junto con niños que quieren aprender hay otros que no están motivados y retrasan las clases. Temarios poco profundos.
Pero estos son más sencillos de resolver.
Ampliar comentario
#73
Compartir
Por cierto, despues de releer muchos cometarios !Cuanto profe suelto¡ Cuanto &034;picao&034; por el asunto
Ampliar comentario
#72
Compartir
5 Le felicito por su comentario. Es la realidad: los profesores mejor pagados, 25 horas a la semana 4 meses de vacaciones [cuente, cuente]....Y los peores enseñantes. De fabula.
Solo una observacion: Me parece desafortunado el uso del termino &034;agitprop&034; = agitacion y propaganda, tiene connotaciones izquierdistas cuando el lobby de la enseñanza en España es increiblemente reaccionario [ponga en google &034;profesores&034; y relea unos cuantos foros y noticias].
Ampliar comentario
#71
Compartir
Y, por cierto, los niños suecos, que en Finlandia son minoría, evidentemente, pueden estudiar en sueco desde primaria hasta acabar sus estudios universitarios. Pero, claro, los finlandeses son los bárbaros del norte, y los políticos catalanes los civilizados del mediterráneo.
Ampliar comentario