La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Habitaciones antipánico escondidas en 'chalets'

Allanar los hogares en la noche. El único de los delitos que se ha visto incrementado en los dos últimos años según los datos que maneja
Foto: Habitaciones antipánico escondidas en 'chalets'
Habitaciones antipánico escondidas en 'chalets'
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min
    Allanar los hogares en la noche. El único de los delitos que se ha visto incrementado en los dos últimos años según los datos que maneja Interior. Dos bandas fueron desarticuladas en la costa mediterránea en los últimos diez días. El caso más sonado, el de José Luis Moreno hace dos años. En el día a día, pocos son los que no tienen un vecino o un conocido que se haya visto sorprendido por un murciglero alguna vez. Principalmente si se vive en un chalet.

    Según los datos que maneja el ministerio de Alfredo Pérez Rubalcaba, desde 2007 (momento en el que se registró el pico más bajo en la tasa de robos con fuerza en viviendas) el número de hogares que han sido allanados ha crecido consecutivamente, desde una tasa del 33,2 por cada 10.000 viviendas, a otra que ya roza los 38 puntos.

    El director David Fincher encerró en 2002 a Jodie Foster en una casa de tres plantas en una de las zonas más lujosas de Manhattan para filmar un thriller claustrofóbico. El personaje de Foster y su hija son víctimas de un allanamiento con fuerza. Suerte (o desgracia), que la habitación principal esconde otro cuarto secreto en el que encerrarse y controlar lo que sucede en la casa mientras llega la policía y detiene a los intrusos. Estos cuartos o 'habitaciones antipánico' son el nuevo modelo de negocio de una empresa de carpintería y cerrajería que convierte una vivienda normal en otra mucho más segura con tecnologías sacadas de película. La crisis aquí poco importa, ya que el público objetivo de estas habitaciones, según Secur Room, son principalmente de clase alta. Todo el mundo es susceptible de ser robado, pero cualquier caco sabe perfectamente dónde merece más la pena entrar.

    Según los responsables de Secur Room, Miguel Ángel Díez e Ignacio Tortosa, existen distintos niveles de seguridad. "Un ejemplo que recogería casi todos los elementos (no todos, porque existe un mínimo pero no un máximo a la hora de diseñar un sistema de seguridad), podría ser el siguiente: un intruso -explican- trata de acceder a la parcela de la vivienda. Bien, es entonces cuando unas balizas exteriores, combinadas con unos sensores de presencia, lo detectan y hacen saltar focos y cámaras en el jardín, activando una alarma".



    "Siempre cabe la posibilidad de que el intruso consiga evadir de algún modo ese sistema (dado que hay verdaderos 'profesionales'). 
Será entonces -continúan- cuando trate de acceder a través de una ventana. En este supuesto un cristal blindado y un persiana de seguridad (lamas metálicas) lo impedirían. Si aún así consigue abrirlo o estaban abiertas, existe un sensor colocado en el marco de a ventana activaría de nuevo el sistema de seguridad (luces, cámaras, alarma y demás)".

    Los artilugios y sistemas que muestran a El Confidencial desde Secur Room funcionan, según sus responsables, tanto en hogares unifamiliares como en pisos. "Podemos trabajar en una casa desde cero, pero lo más común es que un cliente nos presente su vivienda actual y nosotros trabajemos sobre ella según las necesidades que nos presente. Alguien que vive en un piso 14 no necesitará, a menos que esté amenazado de muerte, una ventana con cristales blindados. Pero es posible que prefiera 'aislar' y proteger ciertas partes de la casa que colindan con otros pisos", explica Díez.

    De todos los casos de allanamiento que aparecen en la prensa, los más dramáticos suelen protagonizarlos las víctimas que se encontraban dentro de la vivienda, en la mayoría de los casos, durmiendo. La principal demanda de los clientes que acuden a empresas como Secur Room buscan, según los propios directivos, "garantizar la seguridad de la familia en los momentos en los que la casa se muestra más vulnerable".

    Si el murciglero consigue acceder a la vivienda, es posible instalar cámaras tanto visibles como ocultas que lo graban. Los sensores de movimiento o calor, según explican, detectan su presencia y activan de nuevo el sistema de seguridad. "
El sistema además puede tener sensores y cámaras con autonomía energética, por lo que no podrían ser desactivadas por los intrusos", explica Tortosa.

    Pared blindada 'al aire'Zonas antipánico mejor que simples habitaciones

    Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el personaje de Jodie Foster en 'La habitación del pánico', es que su claustro en cuestión se encuentra dentró de uno de los armarios de su alcoba. Lejos, muy lejos, de la habitación de su hija. Lo que le deja escaso margen desde que los ladrones son detectados hasta que puede socorrerla y encerrarse con ella en el 'búnker'.

    Ante esto, en Secur Room son partidarios de crear 'zonas antipánico' que aislen todos los dormitorios y no sólo un cuarto de la casa. Resulta útil ante esto el instalar una puerta, semejante a la de la entrada, en el umbral de la vivienda que separe las zonas comunes de los dormitorios y los objetos valiosos o preciados.

    Al detectar al intruso, la zona segura (planta alta o habitación) se cerraría y simultáneamente, lo que ocurriría sería que un panel de domótica desactivaría automáticamente el cuadro de luces de la vivienda y todo pasaría a estar controlado exclusivamente desde la zona segura. "Las persianas de seguridad se bajarían y la puerta de acceso se cerraría -explican-. Además, se activaría el emisor de humo que en cuestión de segundos dejaría con nula visibilidad a los intrusos minando su capacidad de movimiento. También se activarían todas las cámaras y el cliente podrían controlar todo lo que sucede en la vivienda desde el monitor de su zona segura, que puede sintonizarse en una televisión cualquiera. El último paso sería llamar a la policía, algo que también se hace automáticamente y a través de una línea independiente que los intrusos no pueden cortar".
    #19
    La verdad, que para tener una habitación por si entran en mi casa, prefiero vivir en un piso por muy **** que sean algunos vecinos.
    Ampliar comentario
    #17
    14 ¿NO hay un eximente que se llama &034;defensa del hogar&034; [Art 20-4º CP] y otra de &034;miedo insuperable&034; ? Otra cosa,claro,es la venalidad de los togadetes y su amor al criminal,que en España roza lo patológico,esto con jurados se arreglaba,pero los políticos,claro,tiemblan ante la sola idea de enfrentarse a sus mangoneados en lugar de un lacayo del TS que ellos mismos han colocado,a veces [muchas] sin oposiciones,por un turnillo extra.
    Ampliar comentario
    #16
    Hoy ni eso resulta muy util. Las cosas son más sencillas. Estudian los movimientos de la futura víctima día a día, durante un mes si es necesario; cuando lo consideran oportuno la abordan en la calle o cualquier otro sitio que no sea su domicilio, a partir de ahí no necesitan nada más para entrar.
    Hay algo que se llama análisis de riesgos, o dicho en castellano, cálculo de ventajas y desventajas. Si el fulano que asalta un domicilio tuviera garantizado un tiro en su melón, sin que después la víctima que se defendió tuviera que ser procesado y responder ante un tribunal, o la pena fuera no inferior a 25 años de trullo sin rebajas ni cambios de grado, probablemente ese tipo de delito se reduciría un 95%.
    Mientras tanto, las empresas de seguridad hacen su agosto gracias a la ineficacia de nuestras leyes y el trato de guante blanco al delincuente.
    Ampliar comentario
    #15
    14
    El sía en que su propuesta sea real, algo muy importante habrá muerto: la confianza. Entonces pasaremos a vivir en la desconfianza, en estado de estréss eterno, los peligros hipotéticamente posibles vivirán con nosotros y la impotencia creará paranoias y más cosas. El ciudadano, defensor de sí mismo, perderá los papeles y entonces lamentaremos las víctimas de la autodefensa, que podrán ser atracadores reales o imaginarios.

    Pero la confianza no volverá.
    Ampliar comentario
    #14
    Aqui lo que hace falta es adaptar las leyes a los tiempos.Y de-
    jarnos de tanta hipocrecia.

    Dado que la delincuencia de robos en domicilios, ha umentado, in-
    cluso con riesgo de perder la vida, como se está viendo conti-
    nuamnete; habria que despenalizar totalmente de homicidio,a todos
    aquellos, que se produzcan dentro de tu casa, en defensa propia
    tuya y de tu familia.

    Legalizar la posesión de armas, solo para tenerla en tu casa, y
    usarla en caso extremo, como es la amenaza de la de uno y la de los suyos. ¿Oportuno o´descabellado ?.





    Ampliar comentario
    #13
    Si la Justicia funcionase como debería, no haría falta tener estos zulos.
    Ampliar comentario
    #12
    Un conocido se derperto con un ladrón en su dormitorio y lo que le acojonó fué que en otras habitaciones estaban sus hijas...

    supongo que lo mejor es evitar que lleguen a entrar a la casa o a los dormitorios o enterarte antes de que entren para ponerte a salvo...luego desde esa zona segura o secur room o como quiera que se llame, enciendes las cámaras y con la domótica cierras todo pero abres las compuertas de la jaula de los doberman para que les muerdan los coj... :]... o les pones un poco de música para que se relajen mientras llega policía...
    Un tiro en los huitos les pegaba yo...pero encima en este país si les haces algo vas a la carcel.....
    &034;No se que pasó señor agente, se me escaparon los doberman..... &034;
    Ampliar comentario
    #11
    Por mucho que hagas una habitación antipanico, cuando te encuentras en el salon de tu casa con el ladron no se de que te sirve tener la habitación.
    mejores depositos noviembre
    Ampliar comentario
    #10
    Es lo propio.

    Lo asesinos y sinverguenzas en la calle y los ciudadanos de bien, encerrados en sus casas pagando impuestos, para &034;reinsertar&034; a toda esta CHUSMA.


    GRAN PAIS DE 17 TAIFAS.
    Ampliar comentario
    #9
    Quiero aprovechar esta ocasion para mandar un afectuoso saludo y un fuerte abrazo para el guarda de seguridad de los Tous.Solo me queda reprocharle que no apuntara a la cabeza.Lo dicho,que quede patente mi mas profundo respeto por su persona y si algun dia coincido con él,le invitaré a comer en el mejor restaurante que tenga a mano.
    Ampliar comentario
    #8
    1 Como se nota que habla por hablar.Cuando entran a robar estos &034;pobrecitos&034; no miran si los propietarios son ricos o si tienen mucho dinero.Ellos van a lo que van y si no hay nada, les dan una paliza para dejarlos medio muertos, para tratar de sacarles dinero que por lo general no hay.
    Yo conozco a personas que tras estar toda su vida ahorrando para tener un trocito de tierra para poder tener unos pollos y plantar cuatro cosas, ya que era la ilusion de sus vidas, lo tubieron que vender e irse a vivir con los hijos, porque el temor era diario y la G.Civil decia que estaban con las manos atadas y para actuar tenian que cogerlos cometiendo el delito y un sargento y 5 numeros de la G.Civil no son suficientes para cinco pequeños pueblos.Les aconsejo que se compraran una escopeta y si les ocurria algo, que no dudaran en usarla, pero que tubieran cuidado de que no los viera nadie y no dejar rastros, ya que ellos no irian a preguntar, pero si habia denuncia tendrian que actuar y no repararian en nada, ya que su obligacion es hacer cumplir las ordenes del juez.
    Ampliar comentario
    #7
    Gustavo, acaso posees o te hacen participe de alguna empresa de seguridad?[ es broma]

    http://ulpilex.es/Vitruvius/
    Ampliar comentario
    #6
    Con las leyes que tenemos, aun podemos dar gracias que no sea mucho mas grave.A estos delicuentes, se les trata como a pobrecitos indefensos, repletos de derechos y ninguna obligacion y asi nos va a la ciudadania en este pais.
    Lo mejor que uno puede hacer es impedir que entren y violen la intimidad de su hogar por todos los medios posibles a su alcance y tras numerosos fracasos, ya que al consultar si es o no legal, poner esto o aquello, la conclusion a que uno llega es, dejar la puerta abierta y todo lo de valor encima de la mesa, procurando sea suficiente para que no se molesten demasiado y encima les de por matar algun miembro de la familia.
    Yo tuve que vender la parcelita en el campo mayormente por miedo a que hicieran una salvajada con algun miembro de mi familia, ya que a varios vecinos les entraron y ademas de los destrozos que ocasionaron, el susto les costo a los propietarios una enfermedad, que aun estan en manos de psicologos y con visos de durar.
    Consulte a un sargento de la G.C. si se podria hacer algo al respecto y la respuesta fue contundente.
    Mientras no haya denuncia y no encontremos el cadaver, nosotros no actuamos y tampoco vamos a estar acosando a los vecin
    Ampliar comentario
    #5
    Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
    Ampliar comentario