La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Bilderberg, el club que manda sobre el Rey

Son la élite global que manda en el mundo. La Reina forma parte de ellos. Esperanza Aguirre fue invitada a una de sus reuniones “y gustó
Foto: Bilderberg, el club que manda sobre el Rey
Bilderberg, el club que manda sobre el Rey
Autor
Tags
    Tiempo de lectura9 min

    Son la élite global que manda en el mundo. La Reina forma parte de ellos. Esperanza Aguirre fue invitada a una de sus reuniones “y gustó mucho; en la segunda ocasión gustó mucho menos”. Jordi Pujol acudió en una ocasión  pero no le volvieron a cursar invitación, “ya que le consideraron un grosero. Y lo mismo pasó con Miguel Sebastián”. Ellos son el Club Bilderberg y tienen gran responsabilidad en esta crisis, como en tantos otros acontecimientos anteriores. O así lo afirma el ruso canadiense Daniel Estulin, autor de La historia definitiva de El Club Bilderberg, (Ediciones del Bronce/ Planeta), texto del que lleva vendidos más de dos millones de ejemplares en todo el mundo. En él nos cuenta cómo, en 1945, bajo los auspicios de la familia Rockefeller y de la corona holandesa, importantes políticos y hombres de negocios de Occidente se reunieron en un hotel de la localidad holandesa de Oosterbeek, de nombre Bilderberg, para intercambiar ideas y propuestas de acción.

     

    Desde entonces, una reunión similar viene celebrándose todos los años sin que se haya permitido el acceso a la prensa, se hayan comentado sus debates o se hayan hecho públicas sus conclusiones.  Entre sus participantes se cuentan los máximos dirigentes de instituciones como el FMI y el Banco Mundial, la Reserva Federal y el Banco Central europeo, la CIA y el FBI; primeros ministros europeos y líderes de la oposición; y presidentes de las cien mayores empresas mundiales, como  Coca Cola, British Petroleum, JP Morgan, American Express y Microsoft. Los representantes españoles que acuden con frecuencia son, además de la Reina, Juan Luis Cebrián, Joaquín Almunia y Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente del Banco Santander. Este año también ha estado presente, por segunda vez, Bernardino León Gross, secretario general de la Presidencia del Gobierno.

     

    Pilar Urbano, prologuista del libro, dice haber oído hablar por vez primera del Club Bilderberg hace más de una década de boca de la Reina, quien mencionó una serie de reuniones que mantenía ocasionalmente con un club de notables. Desde entonces, el interés de Urbano por los Bilderberg fue aumentando, y más aún en la medida en que las cosas que se decían en aquellas reuniones iban cumpliéndose inexorablemente. “Si en documentos de hace diez años se debate una cosa que luego termina por llevarse a efecto, comienzas a pensar que no te encuentras ante simple opiniones o conjeturas, sino ante un diseño”. Ejemplos de esos asuntos aparecen en acontecimientos recientes: así, “la gran subida que experimentó el petróleo, el liderazgo de Merkel o el triunfo de Obama estaban cronologizados y se fueron cumpliendo como una gimnasia sueca”. Según Urbano, Obama, que “fue elegido presidente de EE.UU. en la reunión de este año en Chantilly”, ha contado desde hace tiempo con el apoyo “de los tres grupos de poder reales, el citado Bilderberg, el CFR (Council of Foreign Relations), al que pertenece su esposa, Michelle, y la Trilateral”. De hecho, su rompedora intervención en la Convención Demócrata de 2004 fue planificada desde estas instancias como lanzamiento de su carrera hacia la presidencia. Y, claro está, ahora llega el momento de recoger los frutos de ese apoyo: “el CFR le ha confeccionado a Obama su gabinete”.

     

    Pero, si esto fuera  así, significaría que nuestra democracia no es real, que estamos ante un sistema donde la libertad de elección es sólo apariencia y donde el peso real de las acciones y elecciones individuales es prácticamente nulo.  En ello se ratifica Pilar Urbano: “la verdadera política puede ser muy decepcionante para la gente, pero hay que decirles que los Reyes Magos son los padres. Por eso, lo que a mí me interesa saber quién es el rey del rey y quién es el jefe del jefe del Estado”. Y Urbano los encuentra en quienes forman parte del CFR y el Club Bilderberg: “para saber qué está ocurriendo con China o qué está pasando con la economía tienes que conocer lo que se ha dicho en sus reuniones”.

     

    Estas conclusiones se hacen difíciles de entender para el ciudadano común, según Daniel Estulin, porque “durante los últimos 50 años nos han dicho que la verdad está en el Washington Post y en El País y que lo que no aparece en los medios de comunicación de masas no son más que conspiraciones”. Sin embargo, la realidad estriba en todo lo contrario, en que es aquello que resulta cierto lo que no aparece en los medios. El mejor ejemplo, según Estulin, es el de la droga, “un negocio en manos de los más poderosos y que mueve, según la ONU, setecientos mil millones de dólares anuales. Para recaudarlos, procesarlos, moverlos y lavarlos hace falta que instituciones, bancos, servicios secretos y gobiernos presten su ayuda. Esa no es una cantidad que un sucio talibán o un señor de la droga colombiano puedan gestionar por sí solos”. 

     

    El interés de Estulin por el Club Bilderberg se vio ratificado cuando encontró en sus documentos algunos conceptos que ya le eran conocidos. El abuelo de Estulin fue miembro del KGB y gracias a esa tradición familiar, que dice le ha proporcionado fuentes “en los servicios secretos más importantes del mundo”, oyó hablar de la destrucción de la demanda, una idea que volvió a encontrar en informes del Club de mediados de esta década, y que es el objetivo que se han marcado los verdaderos dirigentes del mundo. Según Estulin, “el telón de todo lo que pasa en el mundo es la energía. No hay sustituto para el petróleo: puedes tener paneles solares en tu casa pero para mover la industria americana necesitas petróleo; para la agricultura y la ganadería necesitas petróleo; para los transportes hace falta petróleo. Y éste se agotará en 30 años. El mundo sólo tiene reservas para ese tiempo. Dada la escasez de combustible, dentro de unas décadas no habrá posibilidad de supervivencia más que para una parte limitada de la población mundial. Por eso están intentando destruir la demanda y reducir la población”.

     

    El objetivo final de estos grupos, según Estulin, es crear una empresa mundial cuyo poder esté por encima de los diferentes gobiernos del mundo. Y para ese propósito hay dos cosas que les estorban. La primera, el Estado-nación: “con las instituciones internacionales como la UE y con los tratados de libre comercio, están eliminando todo poder nacional, con lo que evitan intermediarios”. La segunda, la clase media: “para que Rockefeller pueda tener su energía la clase media tiene que desaparecer”.

     

    Para Juan Carlos Jiménez, profesor de sociología en la Universidad CEU-San Pablo, esta clase de teorías “funcionan porque son gratificantes”. Dado que estamos ante “una sociedad, atomizada, compleja y conflictiva, donde los elementos de autoridad y orden se redefinen de continuo” esta tipo de explicaciones son útiles porque “encuentran fuerzas a las que responsabilizar de de nuestro  infortunio personal o colectivo. Si ocurre algo malo, no es culpa nuestra, sino de los conspiradores”.

     

    Sin embargo, la perspectiva de Jiménez, que es la habitual en el mundo político y en el académico, coincide con la teoría que combate en lo referido a la pérdida de poder del ciudadano medio, quien parece moverse entre fuerzas antes las que no puede defenderse. Mientras que los entornos científicos nos dicen que estamos en una sociedad compleja, donde las decisiones cotidianas dependen de múltiples puntos de influencia (hipotecas de ciudadanos sin recursos estadounidenses pueden acabar generando una crisis en España), las teorías de la conspiración nos ofrecen causantes concretos; sin embargo, ninguna de ellas niega la  impotencia en que vive el ciudadano medio, que se ve zarandeado por acontecimientos ante los que carece de capacidad de influencia.

     

    Y a fomentar esta sensación ayudan, según Pablo Santoro, del Departamento de Sociología de la Universidad de York (Reino Unido), tanto  la percepción de una abrumadora complejidad sistémica como  la forma en que se percibe el funcionamiento real  de la democracia liberal. “La gente entiende que el sistema no responde en absoluto a las necesidades reales de las personas, sino que funciona por su propio interés”. En estas circunstancia, es fácil que se acabe creyendo que nuestras dificultades para comprender el mundo que nos rodea “provienen del secreto y la ocultación, y no de una complejidad real”. Santoro asegura que  “si bien es innegable que los gobiernos y los actores sociales ocultan parte de sus acciones (“existen el secreto, los montajes políticos y la manipulación), la idea de una conspiración global montada por una sociedad secreta tipo Illuminati que controla todos los hilos, resulta muy difícil de creer y de argumentar sabiendo la complejidad infinita de la realidad actual, la abrumadora cantidad de actores e intereses que confluyen en la más mínima decisión política y la increíble dificultad para lograr, por ejemplo, el cambio de una coma en un tratado de comercio internacional”. Pero esa misma idea no deja de tener un aspecto confortable, en la medida en que, de ser cierta, todo resultaría más sencillo: “así no tendríamos que afrontar esta intrincadísima realidad y repensar profundamente los modos de abordar la participación e implicación políticas, sino que bastaría con mandar a unos Mulder y Scully cualquiera a que cazaran a los malos”.

     

    Claro que, como señala Pilar Urbano, el poder de estos grupos se basa en un informaciones que ellos poseen y que, para que sean efectivas, deben ocultar a los demás. “Ellos conocían desde 10 meses antes la fecha exacta de la invasión de Irak; también lo que iba a pasar con la burbuja inmobiliaria. Con información como esa se puede hacer mucho dinero en toda clase de mercados. Y es que hablamos de clubes de poder y de saber”. Por lo tanto, si grupos como los Bilderberg tuvieran la capacidad de acción que se les atribuye, su primera defensa debería ser la de negar siempre su influencia real. O, como dice Santoro, “también pudiera ser que yo sea de los que están al corriente de algo de todo esto y con toda esta palabrería sólo esté tratando de distraer a la gente para que mire hacia otro lado y no se acerque a la verdad. Nunca se sabe”.

    #142
    continuacion.- indemnizaciones por jubilaciones anticipadas, de las que vivian tres generaciones, pero murio el abuelo que fue picador aya en la mina y arrancando el negro carbon, quemo su vida.
    Con los astilleros y las pymes ausiliares, las ayudas a las grandes empresas y a los bancos, y los autonomos que se joroben, los trabajadores al paro y el a la miercoles, jejeje. Da gusto ver los toros desde labarrera, con el puro y el sombrero cordobes y silvando a los picadores.entre tanto, a otros los estan lanzando de sus casas y que ni siquiera saben que un lanzamiento es ponerlos de patitas en la calle y sin ningu sitio a donde ir. Los ayuntamientos empufados y los ediles cobrando unos sueldos de chupetin, pero para el vecino que es lanzado no hay techo, pues toma PSOE. Y todavia esperamos a tocar fondo para reflotaren el 2010, tien caradura pero no tienen ni idea de como se hace un reflote y los que hacemos reflotes nos bienen los hundidos, cuando ya han tocado fondo y los ha comido el lodo, no saben reconocer que se estan hundiendo y con una botella de oxigeno pueden reflotarse, estando en el camino de hundimiento podemos sacarlos, pero los que no, que recen a neptuno.
    Ampliar comentario
    #141
    Parece mentira que ahora la gente se rasgue las vestiduras ante la DESACELERACION ECONOMICA, El PP ya lo habia anunciado desde Aznar, cuando dijo que la bajada de interes, no era para comprar, era para pagar menos y prepararse para los tiempos proximos. y se ha atrevido a amenazar a los bancos por las ofertas que hacian. todos sabemos que los bancos financian las campañas y ante el temor de que el pp renovara mandato y les pusiera las pilas, se inclinaron por el Sr. J.Luis R.Zapatero, y ustedes han decidido, ahora les toca pagar y cayar y ajo y agua. Y lo digo para vosotros, ami no me afecta, ya he visto venir la ola. una ola mediterranea parami, para otros un sunamy, pero cada uno es libre de opinar y respetar las opiniones. Ustedes lo han querido ahi lo tienen y que lo disfruten y como no han escarmentado con una, pues otra y estaban avisados por los catastrofistas del PP. Donde estan los sindicatos? no se les ha oido decir mas que es algo que pasa en todo el mundo y listo, mal de muchos consuelo de españoles socialistas. Sinceramente no me afecta nada lo mal que lo estan pasando muchos trabajadores, porque son los paganos pero tambien los autores admitiendo las altas [continuare
    Ampliar comentario
    #140
    Hace tiempo que pude leer ese libro sobre el club, me impresionó
    porque en realidad, cada vez somos menos libres, cuando usamos targetas bancarias, rellenamos encuestas, y con la escusa de protegernos nos esclavizan, pronto llebaremos chip como los perros, ya lo llebamos en el d.n.i, y por donde pasamos dejamos rastro, incluso en nuestro ordenador , queda reflejado las paginas que visitamo. Vivo en un pueblo pequeño, y la información que no interesa se elimina, ayer había convocada una huelga , los carteles fueron retirados antes de 3 horas, y asi con todo, miman a los jubilados y asociaciones de los que pueden recibir votos, la gente joven no interesa que se asocie y reuna porque pueden dar por el...... , siempre a habido manipuladores, en todos los niveles.
    Ampliar comentario
    #139
    No es extraño que nos dominen, con la banalidad y estupidez que demostramos, incluso en estos pequeños comentarios.
    Ampliar comentario
    #138
    Señores,

    Muy buena la matéria cerca el Club Bilderberg. Yo ha hecho inúmeras tentativas para me comunicar com El Confidencial por e-mail, pero todas mis messajes ha sido devolvidas.

    Pido a Uds. decirme como puedo me comunicar com el Club Bilderberg, cual persona que habla por el Club y cual su direccion.

    Gracias,

    Carlos José Pedrosa

    +55 82 3231.2737 - 8885.5783
    cjpedrosa@cjpedrosaconsultoria.com
    Ampliar comentario
    #137
    El petroleo se esta agotando y cada dia lo hace mas rapido porque cada dia cuenta con mas consumidores. Si no somos capaces de encontrar una fuente de energia alternativa suficiente (para abastecer al planeta), duradera (que amortice los costes de &034;extraccion&034; y &034;abastecimeinto&034;) y construir la infraestructra necesaria mientras todavia queda el petroleo...tendremos que empezar a ir andando al trabajo o en caballo.

    Cual es el plan?
    1. Hacer que cada persona (incluidos los chinos, americanos e indios)sobre la tierra dismunuya el consumo de petroleo e
    2. invierta en Investigacion+Desarrollo para la energia alternativa.
    3. Y que a ser posible sea una energia al alcance de todos (open source) o por lo menos no en las manos de tres o cuatro individuos. Tal vez asi nos evitemos al menos uno de todos los muchos tipos de guerras: la guerra por tener poder sobre la energia.
    Ampliar comentario
    #136
    vamosdecraneo sinodeculo.
    Exactamente. Vd. lo ha dicho.
    Lo de la teoría del club Bilder queda muy bien, sobre todo para ese señor que se hizo millonario vendiendo su libro, pero no la necesitamos para explicar lo que en España está ocurriendo ahora.
    Las hipótesis sobre ese club tienen el mismo valor que las predicciones a año pasado de los Rappels y semejantes con el consabido &034;eso ya lo dije yo&034; pero sin mostrar la evidencia de lo dicho.
    ¿Podía el autor de éste artículo o la sra. Pilar Urbano, aportar algún dato verificable en hemerotecas que demostraran la toma de esas decisiones en Irak, la elección de Obama y otras afirmaciones suyas?.
    No falla, época de aflicción, renacimiento de tramas negras universales. En pocos meses volveremos a oír hablar de ovnis y alienígenas.
    Ampliar comentario
    #135
    Es indudable que el artículo dice alguna que otra irrefutable tonteria. Lo del sustituto del petroleo es de una coña marinera que tira de espaldas.

    Sin embargo, hay un hecho cierto y meridianamente clao, la clase media disminuye en número y en capacidad económica a pasos agigantados; solo hay que comparar el poder adquisitivo de nuestros Padres en la década de los 60, con un solo sueldo, con el nuestro trabajando ambos miembros de la pareja hoy en día.

    En cuanto a la disminución de la población está clarísimo que es hacia donde caminamos de forma inexorable, o es que alguien se imagina que el mundo entero puede vivir con el nivel de vida medio europeo.
    Ampliar comentario
    #134
    Ejem, ejem, dice el artículo:
    &034;... las decisiones cotidianas dependen de múltiples puntos de influencia (hipotecas de ciudadanos sin recursos estadounidenses pueden acabar generando una crisis en España)&034;

    FALSO, la crisis en España NO se ha generado en EEUU, se debe a la acción durante decenios de un cártel:
    - bancos, cajas, tasadoras
    - promotores, constructores, inmobiliarios
    - políticos estatales, autonómicos y locales
    Estos sí que han controlado los precios para sacarle los cuartos al yonatan y la yenifer, lo que pasa es que se les ha ido la mano y se han cargado la gallina de los huevos de oro.

    Las hipotecas basura de EEUU han revelado muchos problemas que han secado el crédito, y sin éste la burbuja española se desinfla a velocidad de vértigo; EEUU ha sido el catalizador, la causa es que España es yonqui del dinero prestado, pero no preocuparse, los acreedores se lo cobrarán en especie, y los españoles seremos extranjeros en la que fue nuestra tierra. Es lo que tiene querer vivir sin trabajar.
    Ampliar comentario
    #133
    De las Bienaventuranzas:
    Bienaventurados los POBRES DE ESPIRITU por que ELLOS POSEERÁN LA TIERRA.

    Cada cual que saque sus conclusiones.

    Ampliar comentario
    #132

    ( 3 )

    POSTDATA : No este Vd. tan pesimista, la sociedad española tiene y aquí el que lo es no lo parece, recursos necesarios para caminar en pos de la universalidad .

    Esta es una tierra de la más excelsa generosidad, aunque muy muy equivocada a veces, por deficiencias educativas, y ello, como Vd. sabe y por su propio concepto, de la más excelsa representación de la universalidad .

    Aunque no lo parezca y no lo parece ( nada es aquí lo que parece ) España es la mas alta representación de la Universalidad .

    Le RUEGO Sr. Julipto, que continue es esta línea .
    Ampliar comentario
    #131
    A los paraísos fiscales es obvio que no se enfrentarán los políticos porque es donde cobran sus coimas y es que si las drogas son ilegales es precisamente para que se forre con su tráfico la clase política ,policial y judicial de los países ricos y con su blanqueo los financieros a los que se consienten estas operaciones previo peaje. Y España es uno de los países lidere en esta materia.lo cierto es que ilegalizar y encarecer sustancias que no tienen nada en su proceso productivo que lo justifique es uno de los mayores atracos a los pobres que jamas se han dado.Piénsenlo bien,mueve exactamente tanto como el automovil pero apenas genera empleos ni otros gastos es todo beneficio.
    Ampliar comentario
    #130

    ( 2 ) y no existe más loable responsabilidad social que la de llevar al individuo hacia la teorización y su meta, la practica, la práctica del concepto .
    Por ello, una sociedad elevada no permitira el abandono de quien mejor lo puede llevar a término, el verdadero maestro .
    Todas las demás elucubraciones son idiotas, risibles e innecesarias, y conducirán a su protagonista a un puesto secundario, porque en el inmediato futuro y bienvenida esta carencia actual que nos conducira a él,solo seran mas validas cuanto mas de nuestras actitudes contengan, como Vd. perfectamente dice, universalidad,.. y necesidad .
    Si queremos pervivir en nuestra actual población
    deberemos adoptar conductas economicas y necesarias .
    El despilfarro dinerario ( los ricos no entrarán en &034;el reino de los cielos&034; ) y la verborrea imbecil ( tampoco entrarán los idiotas, es decir,quienes no caminen según su potencialidad, en pos de los ideales conceptos, esté aun más seguro de ello),digo acabarán en veinte o treinta años.
    De lo contrario, ya lograremos todos los 6000 millones de personas del planeta organizar pronto una depuradora, economica y, en este supuesto, necesaria guerra mundial. (2)






    Ampliar comentario
    #129


    MUY EXACTO JULIPTO :

    Un alto nivel educativo esencial ( la busqueda del concepto y su dinamismo ), así como formal ( la renuncia del yo en pos de la universalidad ) desvirtuan inevitablemente toda pretensión que los otros, quienquiera que sean, tengan de &034;esclavizarnos&034; .

    Cuando nos mantenemos en el error conceptual y en el egoismo formal, que significa lo contrario a la verdadera solidaridad. nos derrota el miedo y entonces surgen paranoias por doquier .

    Tal vez estos SRS. no serán ni los mas inteligentes, ni los mas honestos, ni los más justos ni bondadosos ... pero tienen muy grandes responsabilidades formales y solo mediante tal grado de responsabilidad se puede adquirir tal grado e influencia social .

    Solo la practica progresa a la conciencia ( aunque, eso sí, desde su potencia, porque desde donde no existe no se puede extraer ).

    Las elucubraciones de café,, de la mayoría de los humanos son invalidas respecto a la influencia en el laboratorio social .La fuerza solo está en el nivel de conciencia . Es mas fuerte y estos Srs. lo son, quien ha apostado hacia la responsabilidad . ... ( 1 )



    Ampliar comentario
    #128
    Grupos de Presión ocultos han existido de siempre. Pero si hay unas pocas fortunas que se dedican a conspirar permanentemente, empobrecer al resto de humanos, deben ser sacrificados en beneficio del interés general. Hace falta mano dura contra la evasión de impuestos y los traficos ilegales de drogas, armas, etc.
    Esos grupos tienen miedo y por eso no tienen valor para dar la cara, eso les hace algo vulnerables. Los Paraisos fiscales tienes sus dias contados.
    http://fapuigbellacasa.blogspot.com/
    Ampliar comentario