miles de canes sacrificados y maltratados

Así es el polémico festival de carne de perro de China: una costumbre que no se prohíbe

Con la llegada del verano da comienzo una de las celebraciones más crueles y aberrantes. Aunque consumirlo no es ilegal, sí su venta en el festival de Yulin. Sin embargo, la prohibición se ha difuminado

Foto: Un comerciante vende carne de perro en la coudad china de Yulin. (Efe)
Un comerciante vende carne de perro en la coudad china de Yulin. (Efe)

Durante 10 días, la ciudad china de Yulin vuelve a ser escenario como cada año de un festival dedicado exclusivamente a la carne de perro. Considerado por mucho como una de las celebraciones más crueles y aberrantes del mundo, se celebra para conmemorar la llegada del solsticio de verano con el consumo de miles de perros. También se vende carne de gato, aunque en mucha menor proporción.

Una vez más, este festival se ha visto rodeado de polémica. Tras varios años de lucha, los ecologistas lograron el pasado mes de mayo que las autoridades de Yulin prohibieran la venta de carne de perro en restaurantes, mercados y otros comercios. De hecho, la prohibición ya se ha hecho efectiva pero el festival ha abierto sus puertas y sigue vendiendo carne de perro. Según ha informado Humane Society International, uno de los grupos que durante años ha intentado frenar el comercio de este tipo de carne, todo indica que en los últimos días las autoridades y los comerciantes habrían llegado a un acuerdo que les permite vender dos perros por puerto.

Muchos casos de rabia en humanos

De ser así, el número de perros que serán sacrificados bajará sustancialmente ya que el pasado año en solo dos días murieron 4.000 perros, a los que hay que sumar los centenares que fueron matados de forma previa. Los activistas no solo denuncian la práctica de comer carne del mejor amigo del hombre, sino también el maltrato al que son sometidos en esta celebración y el hecho de que el festival ayude a promover un mercado ilegal que opera por todo el país. La mayoría de ellos están hacinados en jaulas, son apaleados hasta la muerte e, incluso, son robados ya que aparecen en los mostradores con collar o chip.

Una decena de perros hacinados en jaulas en Yulin. (Reuters)
Una decena de perros hacinados en jaulas en Yulin. (Reuters)

Según la tradición china, comer carne de perro durante los meses de verano trae suerte y buena salud. Y si se acompaña de licor, mucho mejor. Además, se cree que aumenta el rendimiento sexual y protege de las enfermedades. Esta última consideración no solo no es cierta, si no que, además, basta con mirar las estadísticas ya que la provincia china de Guangxi, a la que pertenece Yulin, está en lo alto del ránking en casos de rabia en humanos. Esta ha sido unas de las principales reivindicaciones de los grupos que defienden a los animales, ya que muchos de perros que son sacrificados no han pasado los controles sanitarios establecidos, por lo que el peligro de propagación de la rabia o el cólera se multiplica.

Comerlo no es ilegal

Comer carne de perro no es ilegal en China. Aunque la mayoría de la población del país no consume carne de perro, cada año más de 15 millones mueren para que su carne sea destinada al consumo humano. Sin embargo, poco a poco esta costumbre comienza a tener menos adeptos, sobre todo porque cada vez son más los que tienen perros como mascota. Según varios informes, en China hay 62 millones de perros resgistrados como mascotas después de que durante la Revolución Cultural esta cualquier tipo de mascota fuera prohibida.

Vendedores venden carne de perro en un mercado en Yulin. (Efe)
Ampliar
Vendedores venden carne de perro en un mercado en Yulin. (Efe)

China fue uno de los primeros pueblos en domesticar a los perros con el único fin de que fueran animales de compañía. Sin embargo, con el paso de los siglos esa tendencia ha ido cambiando y comenzaron a formar parte de su dieta en épocas de hambruna.

Ahora, es una costumbre para algunos pueblos y es vista como una medicina que aumenta la energía positiva del cuerpo (yang) y favorece la circulación sanguínea. De hecho, la carne más deseada es la que se da del cruce entre razas locales de perro chino y el San Bernardo, ya que producen una camada abundante y crecen muy rápido. Los perros son sacrificados entre los seis y los 22 meses cuando su carne es más tierno.

Hong Kong prohíbe su venta

Según una ordenanza de la década de 1950, Hong Kong prohíbe el sacrificio de cualquier perro o gato con el objeto de ser empleado como alimento, bajo pena de arresto o multa.

Durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el Departamento de Turismo de esa ciudad, prohibió la inclusión de la carne de perro en los menús de los restaurantes que servirían a los visitantes extranjeros.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios