intentó socorrer a otras víctimas

Confirman la muerte del español desaparecido en el atentado de Londres

De 39 años y licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y la Sorbona de París, Ignacio Echeverría trabajaba desde el pasado febrero en el HSBC de Londres

Foto: Ignacio Echeverría.
Ignacio Echeverría.

Los peores presagios se han confirmado. El español Ignacio Echeverría, desaparecido tras el atentado de Londres del pasado sábado, es una de las ocho víctimas mortales que ha dejado el ataque terrorista. Ha sido su hermana Ana quien ha confirmado a través de Facebook el terrible desenlace de la búsqueda del abogado de 39 años.

"Ignacio no sobrevivió al momento del atentado. Gracias a todos los que le quisisteis y cuidasteis. Sabemos que no somos los únicos tristes", escribía la joven, quien además ha lamentado que hasta el viernes no dispondrán del cuerpo de Ignacio y solicita al Gobierno de Theresa May que les "permita estar con él". Además, da las gracias "al personal administrativo y político español" por su ayuda.

El anuncio pone punto y final a la búsqueda de su padre, sus amigos y su hermana Isabel, que reside en la capital británica y ha pasado los dos últimos días visitando hospitales y comisarías en un intento desesperado por obtener respuestas. "Estamos esperando a que cotejen el ADN", aseguraba a El Confidencial en la mañana de este lunes.

Los últimos que vieron a Ignacio con vida fueron sus amigos Javier y Guillermo, ya que el sábado por la noche estaban patinando con él cuando se produjo el atentado. "Todo pasó muy rápido, de pronto vimos a una persona caminando como si estuviese borracha a nuestro lado y una pelea a lo lejos", explica uno de ellos a El Confidencial. Antes de comprender lo que estaba ocurriendo, un policía pasó corriendo junto a ellos y, segundos después, era acuchillado ante sus ojos por los yihadistas.

Ignacio Echeverría.
Ignacio Echeverría.

Fue entonces cuando Ignacio entendió lo que pasaba, agarró su monopatín y se abalanzó contra los terroristas."Cuando nos quisimos dar cuenta, estaba dando con su patín a uno de los terroristas para defender a una mujer", explicaba este lunes uno de sus amigos. “Ahí vimos cómo le apuñalaban y caía al suelo”, añadía. Guillermo y Javier ni siquiera pudieron socorrerle: “No teníamos con qué defendernos. Ellos llevaban cuchillos jamoneros, eran enormes. Lo único que podía pasarnos era que empezasen a clavárnoslos”, lamentan.

De 39 años y licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y la Sorbona de París, Ignacio trabajaba desde el pasado febrero en el HSBC de Londres como especialista en la prevención del blanqueo de capitales. Antes de llegar a Reino Unido, ejerció como abogado en varios despachos, así como de técnico de comercio exterior en España, Alemania y Bélgica. A pesar de su exitosa carrera profesional, su nombre ha saltado a los titulares gracias a la valentía que demostró durante el atentado, un hecho que le costó la vida, pero que también salvó las de otros. En medios británicos como la BBC, Ignacio ya ha sido bautizado como "el héroe del monopatín".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios