arrestada una contratista de LA NSA

La inteligencia rusa lanzó más de 100 ataques contra el sistema electoral de EEUU

Hubo más de un centenar de intentos de penetración en el sistema electoral por parte de los cibermilitares rusos, según un documento de la NSA filtrado por una contratista de la agencia

Foto: Donald Trump durante una conversación telefónica con Vladimir Putin desde el Despacho Oval, en Washington. (Reuters)
Donald Trump durante una conversación telefónica con Vladimir Putin desde el Despacho Oval, en Washington. (Reuters)

La inteligencia militar de Rusia podría haber logrado penetrar en el sistema electoral estadounidense poco antes de las presidenciales, según un documento de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) filtrado a 'The Intercept' que recoge más de un centenar de intentos de penetración de los cibermilitares rusos. El documento alerta de los ciberataques a uno de los proveedores de software del sistema de voto estadounidense. Se filtró de forma anónima, aunque la presunta responsable de la filtración, identificada como Reality L. Winner, de 25 años, fue detenida el pasado sábado por revelar información altamente secreta, que habría obtenido de unas instalaciones de la NSA ubicadas en Georgia.

Acusada de un delito de filtración de información clasificada de inteligencia a un medio de comunicación, Winner, una joven analista de la consultora Pluribus International con autorización para manejar información clasificada como "alto secreto", habría entregado el documento que desmiente al presidente ruso, Vladimir Putin, quien recientemente negaba cualquier implicación de Moscú. El Gobierno emitió los cargos en su contra poco después de que 'The Intercept' difundiese un 'briefing' de la NSA sobre la supuesta injerencia de Rusia en el proceso electoral.

Según la versión oficial, Winner imprimió el pasado 9 de mayo información clasificada y la extrajo de las instalaciones para enviarlas a un medio de comunicación del que oficialmente no se ofrecieron detalles. La joven llevaba trabajando desde febrero en las instalaciones de la NSA, según NBC News, y ahora se enfrenta a cargos por "reunir, transmitir y perder información de defensa", según la cadena.

De acuerdo con el citado documento, el Departamento Central de Inteligencia ruso, más conocido como GRU, lanzó un ataque en agosto de 2016, "evidentemente para obtener información con el software electoral y las aplicaciones del hardware". Añade que "los autores probablemente emplearon la información para acometer una campaña de "spear-phising" (operación centrada en un grupo u organización específica para la obtención de sus datos) dirigida a las entidades locales de registro electoral". No obstante, el documento no especifica si los 'hackers' tuvieron éxito.

Moscú ha rechazado hoy las acusaciones, asegurando que "no se corresponden en absoluto con la realidad. No hemos visto ningún argumento en favor de la veracidad de esa información", ha declarado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Putin, por su parte, había reiterado el pasado viernes durante el Foro Económico de San Petersburgo que los servicios de inteligencia de EEUU "no tienen ninguna prueba" que demuestre la injerencia rusa en el proceso electoral.

La NSA pidió no publicar el documento

Si bien el documento no determina si el ataque tuvo consecuencias en el resultado electoral, no duda de que fue el servicio de inteligencia militar ruso el responsable. Según la versión de 'The Intercept', publicación digital especializada en la difusión de información altamente sensible, al recabar la versión de la NSA la agencia les pidió que no publicaran el documento. Al constatar que sería difundido, siempre según esta publicación, el medio accedió a la petición de eliminar algunos datos que fueron considerados al margen del interés de la opinión pública.

Las nuevas revelaciones sobre la injerencia rusa salen a la luz cuando los servicios de inteligencia de EEUU investigan al equipo de campaña del presidente Donald Trump para comprobar si se coordinó con el Kremlin para ganar la carrera presidencial. El 'Rusiagate' provocó incluso la destitución fulminante del director del FBI, James Comey. La justificación de Trump fue que "no era capaz de dirigir eficazmente" la institución, pero sus críticos lo consideraron una maniobra para entorpecer la investigación sobre los contactos de sus asesores con Rusia.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios