marie sara, el ÚLTIMO fichaje de ¡en marcha!

El 'arma secreta' de Macron contra el Frente Nacional es la exrejoneadora María Sara

María Sara se ha unido al movimiento del presidente electo para frenar a Le Pen en tierras de La Camarga. Una mujer de sangre caliente, de las plazas de toros a la arena política

Foto: María Sara, cuyo nombre real es Marie Bourseiller, el último fichaje de Macron para las legislativas.
María Sara, cuyo nombre real es Marie Bourseiller, el último fichaje de Macron para las legislativas.

En el movimiento “La República en Marcha” de Emmanuel Macron hay de todo, como en botica; hasta una defensora a ultranza de los toros, acostumbrada a abrirse camino en un mundo dopado de testosterona. María (o Marie) Sara es el nombre artístico de la mujer que en los años 90 sacudió los códigos de la tauromaquia y salió victoriosa, al convertirse en una de las rejoneadoras más conocidas de Francia y del mundo.

Marie Bourseiller -su nombre real- recibió la semana pasada una llamada en el móvil de esas que no se esperan. Al otro lado de la línea, el propio Macron le pidió en persona que volviera a vestirse de corto, pero esta vez para dar el salto a una arena muy diferente a las que acostumbraba a jugarse la vida hasta su retiro de los ruedos hace 10 años. La oferta era unirse a la lista electoral para las elecciones legislativas de junio en la plataforma que ha llevado al joven político al palacio del Elíseo. Marie se lo pensó unos días y respondió afirmativamente. “Me apasiona mi región y amo profundamente mi tierra, que me ha dado todo: mi carrera en la tauromaquia, mis sueños, muchas personas que forman parte de mi vida”, dice durante una entrevista.

"Macron no busca profesionales de la política, sino personas con apego a su región, dispuestas a gastar energía en un nuevo proyecto para el país"Se nota rápidamente que no es de esas personas que se asusta con facilidad, a pesar de que la corrida que le espera en la circunscripción del Gard, en el sureste francés, es de las que pueden terminar con un percance de pronóstico reservado para el torero. Para ese mano a mano, Marie tiene adjudicado un morlaco de pitones afilados que embiste con fuerza: el marsellés Gilbert Collard, candidato del Frente Nacional, un rival sólido, que apunta maneras. “Precisamente, batirme contra Collard y el Frente Nacional es lo que me motiva. Es un reto por una buena causa y la defensa de valores que merecen la pena. Me dije que era verdaderamente triste que mi tierra estuviera representada por alguien del Frente Nacional y eso me hizo decidirme”.

Marie encaja en el perfil de la cuadrilla con la que Macron quiere arroparse en las elecciones legislativas de mediados de junio para terminar la tarde cortando dos orejas y rabo en la Asamblea Nacional. La mitad de las listas de Macron son personas de la sociedad civil a las que se aplica el criterio de la paridad hombre-mujer y la obligación de no tener antecedentes penales. "Es una suerte poder entrar en esta dinámica al lado del presidente de Francia”, dice Marie con entusiasmo.

La extorera pasa el examen con nota alta. Es popular, tiene carácter y carisma, y un currículum vital inmaculado, a excepción de algunas manchas de sangre derramada durante sus años de lidia, aunque nunca humana. Conoce la fama y sus caprichos; y las cornadas, tanto dentro como fuera de las plazas. Hija del actor Antoine Bourseiller, exesposa del tenista Henri Laconte, se casó en segundas nupcias con el publicitario Christophe Lambert, acompañante de Macron en el inicio de su aventura presidencial. Lambert falleció en 2016 a los 51 años de un cáncer fulminante.

Pregunta: ¿Qué le dijo Macron para convencerle de dar este paso?

Respuesta: Me dejó claro que no buscaba profesionales de la política, sino personas con apego a su región y a las tradiciones locales. Que quería personas y rostros nuevos, gente apasionada y dispuesta a gastar energía en un proyecto nuevo para el país; una nueva forma de entender la política. Me dijo: ¿Quién mejor que Marie Sara para representar a la Camarga?

P. ¿No le da un poco de miedo enfrentarse a un candidato con tanta experiencia política como Gilbert Collard?

R. No, al contrario, es lo que me motiva. No tengo miedo, aprendí hace mucho a dominarlo. Gilbert Collard es un personaje mediático, que habla mucho pero que nunca ha hecho nada por la región. Yo voy a escuchar lo que la gente tenga que decir y a trabajar duro.

P. ¿Qué le da más respeto, un toro o un político?

R. Un toro. Aunque los políticos pueden ser más retorcidos. Los toros son nobles y bravos. En la arena hay un combate noble. Sé que a partir de ahora las reglas van a cambiar porque es otro tipo de arena, pero cuando salgo a combatir- sea cual sea la arena- es para ganar.

P. ¿Está dispuesta a derramar sangre en esta nueva arena, incluso la suya?

R. No, para empezar porque no es una actitud constructiva, no soy sanguinaria. Lo que deseo es hablar de valores, de mi tierra, de nuestra cultura y de nuestras tradiciones. Trataré de cambiar las cosas, sobre todo porque seré un nexo entre el Presidente de la República y mi región.

P. Usted se hizo un hueco en el mundo de los toros, un entorno tradicionalmente de hombres. Ahora, toma la alternativa en otro mundo de hombres, la política, ¿le servirá lo que aprendió en los toros para esta nueva etapa de su vida?

R. Creo que sí, porque la tauromaquia ha sido para mí una escuela de valores, trabajo y respeto. En la arena el toro va hasta la muerte y se le debe un respeto por pelear hasta el final. Nunca se rinde y demuestra su bravura, inteligencia y nobleza. Los toros me han enseñado mucho, sobre todo a analizar las situaciones con rapidez y a calcular las distancias con algunas personas. La tauromaquia me ha ayudado en todas las facetas de mi vida y espero que me sirva, igualmente, para afrontar el salto a la política, donde también hacen falta coraje y ganas de luchar.

P. Una de las críticas que más se escucha sobre Macron es su visión liberal de la economía. ¿ El nuevo jefe del Estado puede acabar dando el descabello al estado social a la francesa?

R. No. Macron tiene un lado social muy marcado. Él mismo se define como “ni de izquierdas, ni de derechas”. El problema es que en la izquierda le consideran muy liberal, mientras que en la derecha lo ven como muy socialista. Espero que pueda rodearse de un buen equipo de ministros y mantener un equilibrio. El adjetivo que mejor le define es el de “socialista liberal”.

P. ¿Por qué lado toreará Macron el tema de la Tauromaquia en Francia? ¿Habrá prohibiciones o restricciones?

R. Hace unos días declaró que no habrá prohibiciones en las regiones de tradición taurina porque tiene una trascendencia cultural. Emmanuel Macron no teme a los anticorridas, es valiente y no retrocederá ante las presiones y las amenazas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios