LA EXSOLDADO CAMBIÓ SU GÉNERO EN EL AÑO 2013

Chelsea Manning, la mayor filtradora de WikiLeaks, en libertad 7 años después

La exagente de inteligencia de EEUU facilitó más de 750.000 documentos secretos a WikiLeaks, en los que se daban a conocer algunas prácticas de dudosa ética

Foto: Chelsea Manning, bajo su nueva identidad, dice adiós hoy a la cárcel. (Reuters)
Chelsea Manning, bajo su nueva identidad, dice adiós hoy a la cárcel. (Reuters)

"Por primera vez puedo ver un futuro como Chelsea para mí. Puedo imaginarme viviendo como la persona que soy y por fin puedo estar en el mundo exterior. La libertad solía ser algo con lo que soñaba, pero nunca me permití imaginármela del todo. Ahora, la libertad es algo que volveré a experimentar con amigos y seres queridos, después de casi siete años de barrotes y cemento...". Hoy, después de un calvario de siete años, Chelsea Manning por fin es libre.

Manning es la mayor filtradora de documentos secretos y clasificados del Ejército de Estados Unidos a WikiLeaks, unos datos que produjeron un escándalo a nivel mundial al conocerse algunas de las prácticas realizadas por esta fuerza en sus últimas incursiones militares. Nacida como Bradley Manning, en 2013 anunció su nueva identidad como mujer transgénero. Desde entonces, conocida como Chelsea Manning, ha luchado por una libertad que logra este miércoles.

El escándalo saltaba en 2010. Manning, por aquel entonces analista de inteligencia militar, filtró a WikiLeaks cerca de 750.000 documentos secretos. Entre ellos, se encontraban datos tan comprometedores como los 'Diarios de Guerra de Afganistán', documentos clasificados de la Guerra de Irak y el vídeo conocido como 'Asesinato Colateral', en el que se ve a un Apache ametrallando a un grupo de civiles iraquíes, matando a doce de ellos, entre ellos a dos periodistas de 'Reuters'.

Tras darse a conocer esta información, los servicios secretos norteamericanos comenzaron a investigar de dónde habían salido estas informaciones, determinando que debían de proceder de alguien de dentro del Ejército. La identidad de Manning se daría a conocer después de que Adrian Lamo, un hacker implicado en las filtraciones, revelara su nombre a las autoridades. En mayo de 2010, era detenida en Bagdad por el comando de Investigación Criminal del Ejército de EEUU.

Chelsea Manning, cuando aún era llamado Bradley, en el momento de ser detenido. (EFE)
Chelsea Manning, cuando aún era llamado Bradley, en el momento de ser detenido. (EFE)

Desde ese momento, Manning estuvo en prisión provisional durante tres años, en condiciones de máxima vigilancia. De hecho, su abogado denunció las circunstancias en las que fue encarcelado, al asegurar que estaba siendo sometido a un aislamiento que podría ser considerado como una clase de tortura, además de verse obligada a vivir durante 23 horas encerrada en su celda donde su único ejercicio era caminar por una habitación vacía.

Juzgada en 2013, mismo año del anuncio de su cambio de sexo, Manning era condenada a 35 años de prisión y la expulsión con deshonor del Ejército, después de que las autoridades aseguraran que sus filtraciones ponían en peligro la vida de confidentes, agentes de inteligencia y suponía un gran golpe para la capacidad diplomática de Washington. Encarcelada por 20 cargos diferentes, pasaría buena parte del resto de su vida en prisión.

Manifestantes a favor de la liberación de Chelsea Manning. (Reuters)
Manifestantes a favor de la liberación de Chelsea Manning. (Reuters)

Obama, la salvación de Manning

En total, Manning habrá pasado casi cuatro años en la prisión militar de Fort Leavenworth (Kansas), en un régimen carcelario que, según miembros de su red de apoyo, le habría acabado llevando a dos intentos infructuosos de suicidio. A estos años, hay que sumar los que Manning estuvo encarcelado hasta su juicio y pasó primero por las celdas de una prisión en Quantico (Virginia), donde fue sometida a una dura vigilancia que fue considerada ilegal y que mitigó su condena.

Sin embargo, un giro de guion cambió su vida. El expresidente Barack Obama, en uno de sus últimos actos como presidente de Estados Unidos, anunciaba el 17 de enero de 2017 la conmutación de la pena de Manning, quien el 17 de mayo sería liberada después de siete años en prisión. Después de casi una década en prisión, Chelsea Manning, la mayor filtradora de la historia del Ejército de Estados Unidos, por fin es libre. Hoy comienza una nueva vida para ella.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios