Maquinaria pesada y vehículos acorazados

Trump potencia la capacidad de combate de los kurdos en la frontera con Turquía

EEUU suministrará armas a los kurdos de forma abierta. Trump envía ametralladoras pesadas o vehículos acorazados para la lucha urbana, ahora que lanzan la ofensiva sobre la capital del ISIS

Foto: Combatientes de las Syrian Democratic Forces (SDF) al norte de Raqqa, 'capital' del Estado Islámico en Siria. (Reuters).
Combatientes de las Syrian Democratic Forces (SDF) al norte de Raqqa, 'capital' del Estado Islámico en Siria. (Reuters).

La lucha contra Daesh (ISIS) “no debería emplearse junto a otros grupos terroristas”, ha reclamando el presidente turco Recep Tayyip Erdogan después del anuncio de que Donald Trump armará directamente a las facciones kurdas en la ofensiva de Raqqa, capital de facto del Estado Islámico. “Quiero pensar que los aliados de Turquía están de nuestro lado, y no con las organizaciones terroristas”, ha insistido. Un desacuerdo sobre el que probablemente ambos mandatarios discutirán en su cita en Washington la próxima semana.

El Pentágono ha hecho pública por primera vez su intención de armar a las facciones kurdas del SDF (Fuerzas Democráticas Sirias) “por ser la única fuerza sobre el terreno que puede tomar con éxito la ciudad de Raqqa”, ha declarado la portavoz de Defensa norteamericana. Hasta ahora, EEUU solo admitía los suministros a combatientes árabes de esa coalición. Las filas kurdas las integran miembros del YPG (Fuerzas de Protección Popular), según Turquía, la filial siria del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), una organización terrorista para Turquía y la UE.

El Primer Ministro turco Binali Yildirim ha mantenido la desaprobación: “Cualquier iniciativa para apoyar al PKK, directa o indirectamente, es inaceptable para nosotros”. Este armamento supondrá “una amenaza para Turquía”, ha insistido el Ministro de Asuntos Exteriores Mevlut Cavusoglu. Pero el suministro a las SDF no es algo nuevo, sino que fue diseñado por la Administración Obama. A pocas semanas de la ofensiva crucial contra Daesh, ha sido cuando Trump ha decidido hacer público su apoyo a los kurdos y establecer una vía oficial de suministro.

Un combatiente de las SDF descansa tras la toma del aeropuerto militar de Tabqa, al oeste de Raqqa. (Reuters)
Un combatiente de las SDF descansa tras la toma del aeropuerto militar de Tabqa, al oeste de Raqqa. (Reuters)

“Armaremos directamente a los kurdos”

“Antes, Estados Unidos sólo entregaba armamento a los miembros árabes de las SDF”, recuerda a El Confidencial el portavoz de la Coalición Internacional el coronel John L. Dorrian, “la nueva decisión amplía el entrenamiento y equipamiento a los elementos kurdos de esta facción”, es decir, a las YPG. “Recibirán armas ligeras, ametralladoras pesadas, vehículos acorazados y armas capaces de destrozar coches bomba VBIED”, afirma el coronel.

En cuanto al desacuerdo entre la Coalición y Turquía, Dorrian afirma que “este ha sido un tema de discusión durante muchos meses. Hemos intentando explorar nuevas opciones pero hasta ahora no hemos llegado a ninguna parte”. Turquía ve a los kurdos del YPG como una amenaza existencial que ha formado un pseudoestado a pocos metros de su frontera. “Pero no se va a producir una limpieza étnica”, insiste Dorrian, al referirse a la expulsión de árabes que grupos de DDHH han atribuído a los kurdos.

La ofensiva sobre la principal capital de Daesh, Raqqa, se había preparado para esta primavera aunque el portavoz de la Coalición asegura que “todavía no hay un plan concreto porque antes de que comience, las SDF y la SAC (Coalición Siria de Árabes, otra facción aliada) deben completar sus operaciones para tomar Tabqah y la presa de Tabqah. Una operación que todavía no está en su fase final”. El avance sobre esta ciudad marcará la antesala de la operación.

“Fortalece la resistencia kurda contra Turquía”

“Se produce un salto cualitativo”, expresa Félix Arteaga, investigador principal del Real Instituto Elcano en Defensa y Seguridad Internacional, “ahora el trasvase de armas (a los kurdos) no solo se produce de forma abierta sino que, además, se envía un nuevo tipo de armamento (ametralladoras pesadas o vehículos acorazados) para la lucha urbana. No es pesado pero tampoco es solamente ligero y eso le da a los kurdos más capacidad de resistencia en zonas urbanas que puede utilizar contra Turquía”.

El nuevo canal de suministro del Pentágono a los kurdos aumenta la “entidad” de las YPG. La intención de Estados Unidos “es igualar su capacidad de combate a la que antes tenía ISIS y fortalecer la resistencia kurda”, señala Arteaga, para que puedan vencer en la ofensiva de Raqqa. Pero estos envíos no son bien vistos por “Turquía, que cree que terminarán en manos del PKK para defender la autonomía kurda en el país”.

El investigador de Elcano no vaticina una reacción inmediata de Ankara, sino que “(Erdogan) podría guardarse una respuesta diplomática con Rusia; así como lanzar más ataques contra los kurdos en Siria e Irak sin coordinación internacional”. “De momento las declaraciones (de los líderes turcos) muestran el tono esperado”, debido a la próxima reunión de Erdogan y Trump, “el líder turco no quiere que se cancele la visita y perder así influencia en el nuevo Gobierno estadounidense”.

La industria armamentista prepara las fronteras

En la Feria Internacional de la Industria de la Defensa, que se celebra esta semana en Estambul, altos mandos de las Fuerzas Armadas Turcas rechazan comentar los nuevos planes del Pentágono. Sin embargo, la Fundación de las Fuerzas Armadas Turcas (TSKGV), que organiza el evento, reconoce que los nuevos envíos al norte de Siria “podrán tener consecuencias en nuestro sector”, dice Halil Bugra Yavuz, encargado de inversión y financiero de esta entidad, que engloba algunas de las principales compañías armamentistas en Turquía.

“Podemos proponer a algunas de nuestras empresas que desarrollen nuevos sistemas de defensa”, si las YPG cuentan con un armamento más potente al otro lado de la frontera. “Por ejemplo, nuevas tecnologías de control fronterizo. Algo que ya se está proyectando. En términos económicos para nosotros, (el rearme a los kurdos) puede ser positivo”. Yavuz señala los productos expuestos en la feria de la compañía Aselsan, una firma cuyas ventas netas en 2015 fueron de casi 3.000 millones de liras turcas (769 millones de €). La fundación tiene el 84,58% de la mayor empresa de defensa electrónica del país.

Una de las últimas innovaciones, que recibe más visitas en la feria de IDEF’17, es el Sistema de Laser Savunma (LSS), capaz de reconocer “drones, así como explosivos IEDs o paquetes sospechosos” en la zona fronteriza, explica Atakan Dura en el stand de Aselsan, “y neutralizarlos con un láser”. Otras novedades son las fibras termo sensibles para colocar alrededor de las bases militares o placas que perciben la vibración ante un posible asalto. Las ópticas electro sensibles, o los sistemas anti drones que neutralizan frecuencias así como las señales de los teléfonos móviles y GPS son otros de los inventos que los ingenieros turcos están creando para reforzar el control de frontera. “Ya se utiliza en algunas bases de Ankara”, explica el experto, “ahora queremos colocarlas en las zonas del sureste”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios