uno de ellos, en avanzado estado de descomposición

El enigma sin resolver de los dos cadáveres de Central Park: ¿por qué aparecen ahora?

En 24 horas, dos cuerpos han aparecido flotando en dos de los lagos del parque. Se desconoce quiénes son. Solo se saben que son dos hombres. Su muerte no está conectada

Foto: En la imagen, Central Park y el lago dedicado a Jacqueline Kennedy, donde se ha encontrado uno de los cuerpos. (Reuters)
En la imagen, Central Park y el lago dedicado a Jacqueline Kennedy, donde se ha encontrado uno de los cuerpos. (Reuters)

Enigma aún sin resolver en la Gran Manzana. En menos de 24 horas, dos cadáveres han aparecido en dos estanques distintos de Central Park. El primero de ellos se halló en el estanque situado cerca de la calle 86 y la Quinta Avenida —llamado 'Reservoir' y dedicado a Jacqueline Kennedy—, el segundo, muy cerca y en otra balsa de agua conocida como 'The Pond'.

Nadie sabe quiénes son y cómo llegaron hasta allí. Lo único que se sabe es que ambos son hombres. El mayor misterio se centra en la identidad del primer cuerpo, ya que su avanzado estado de descomposición podría impedir su identificación. Según informan varios medios neoyorquinos, no presenta traumatismos y se está investigando la existencia de posibles indicios criminales.

Este cadáver apareció en el lago artificial más grande de Central Park, donde se concentra cada día un buen número de turistas, ya que a su alrededor se hallan el Museo Judío y el Guggenheim. Además, es una de las zonas donde más corredores hay, ya que el 'Reservoir' se ha convertido en una de las pista de 'running' más filmadas del mundo gracias a Woody Allen. Precisamente fue un corredor el que encontró este primer cuerpo. "Pensé que era una bolsa de basura", ha asegurado a medios locales.

El segundo cuerpo se encontró pocas horas después en 'The Pond', el cuarto lago de Central Park. También de un hombre, no estaba tan descompuesto como el primero y apareció completamente desnudo. Por el momento no hay indicio de que las dos muertes estén relacionadas, aunque la policía de Nueva York está investigando los dos casos.

Pero ¿por qué han aparecido ahora?

La razón es muy sencilla: la temperatura del agua. Cuando está por debajo de los 3,8 grados, las bacterias que descomponen el cuerpo no producen suficientes gases y, por tanto, el cuerpo se hunde, ya que los pulmones se llenan de agua. Sin embargo, cuando la temperatura del agua sube, las bacterias comienzan a hacer su trabajo y 'fabrican' gases que provocan un cambio de densidad del cuerpo, ocasionando que este salga a flote.

En los últimos días la llegada de la primavera ha hecho que las temperaturas rocen los 16 grados en la Gran Manzana después de un invierno bajo cero. De hecho, el pasado mes de marzo la ciudad sufrió una de las peores tormentas de nieve que se recuerdan y el termómetro llegó a bajar hasta los 13 grados bajo cero.

Más cadáveres

Pero estos dos cadáveres no han sido los únicos que han aparecido en las aguas de Nueva York. La subida de temperaturas ha sacado a la superficie al menos cinco cuerpos en los ríos Este y Hudson. La policía investiga de manera aislada cada uno de los casos y si hay indicios de muerte violenta.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios