REUNIÓN de trump y LAVROV EN EL DESPACHO OVAL

El exdirector del FBI pidió más fondos para la investigación sobre Rusia antes de su cese

James Comey solicitó un notable aumento de los fondos para la investigación de la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones días antes de ser despedido por Trump

Foto: El ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, a su llegada a la Casa Blanca para reunirse con Trump. (Reuters)
El ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, a su llegada a la Casa Blanca para reunirse con Trump. (Reuters)

El ya exdirector del FBI, James Comey, solicitó un notable aumento de los fondos para la investigación de la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales días antes de ser despedido por el presidente Donald Trump, informan varios medios estadounidenses. Según 'The New York Times', que cita como fuente a tres funcionarios familiarizados con el asunto, Comey pidió estos recursos adicionales durante un encuentro la pasada semana con el fiscal general adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein, extremo que niega rotundamente el Departamento de Justicia.

Rosenstein fue precisamente quien escribió el informe del Departamento de Justicia en el que se justifica el despido de Comey, que ha provocado una tormenta política en EEUU porque el propio Comey lideraba la investigación sobre los presuntos contactos entre funcionarios rusos y miembros del equipo de campaña de Trump.

Paradójicamente, la destitución del jefe del FBI -decisión que los críticos al presidente consideran una maniobra para entorpecer la investigación entre los supuestos vínculos entre el equipo de campaña de Trump y funcionarios rusos- se produjo un día antes de que el presidente estadounidense recibiese este miércoles al ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la Casa Blanca. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó hoy que Rusia espera que la destitución de Comey no afecte a las relaciones bilaterales.

Mientras en EEUU crece la controversia, el vicepresidente Mike Pence ha declarado hoy que la decisión del de despedir al director del FBI ha sido "la adecuada en el momento adecuado". En las primeras declaraciones de un alto cargo del Ejecutivo tras la inesperada noticia, el vicepresidente remarcó que Trump "no está bajo investigación" y que "no hay evidencia de conspiración entre nuestra campaña y el Gobierno ruso". Pence apuntó que Trump ya ha comenzado esta mañana a analizar posibles candidatos para encabezar la agencia federal y rechazó que tenga relación con la investigación sobre la presunta relación entre Rusia y la campaña del mandatario.

Trump ha defendido hoy su decisión durante una reunión con el exsecretario de Estado Henry Kissinger en el Despacho Oval, asegurando que Comey "no estaba haciendo un buen trabajo".

Trump exige a Moscú que contenga a Irán y Assad

"Queremos poner fin a la horrible matanza (en Siria) lo antes posible". Así ha resumido Serguéi Lavrov su encuentro con el presidente de EEUU, a puerta cerrada en el Despacho Oval, el contacto de más alto nivel del presidente de EEUU con el Kremlin desde su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero. Tras la reunión -"muy positiva", según Lavrov- el titular de Exteriores ruso ha recalcado que las relaciones de su país con Estados Unidos bajo la presidencia de Trump están "libres de ideología" y que ambos gobiernos están abiertos a negociar y cooperar en asuntos como la salida al conflicto sirio.

Trump, por su parte, ha pedido al titular de Exteriores ruso que Moscú haga más esfuerzos para refrenar al régimen de Bashar al Assad y a Irán -el gran aliado de Damasco junto a Rusia- para avanzar hacia una salida al conflicto, tras seis años de guerra y más de 400.000 muertos. La oposición a Damasco acusa a Irán de alimentar la naturaleza sectaria del conflicto y de orquestar cambios demográficos para aumentar la presencia de población chií.

Trump pide a Moscú más esfuerzos para refrenar al régimen de Bashar al Assad y a IránLavrov había comenzado los encuentros con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, y ironizando ante los periodistas sobre el cese de Comey, quien debía declarar este jueves ante el Senado sobre los presuntos contactos entre el equipo de Trump y funcionarios rusos. "¿Le han despedido (a James Comey)? ¡Están bromeando, están bromeando!".

La Casa Blanca no había dado detalles sobre los temas que prevén abordar hoy Trump y Lavrov, pero la semana pasada el presidente de EEUU y su homólogo ruso, Vladimir Putin, señalaron durante una conversación telefónica que Siria es el área prioritaria de diálogo. La guerra ha complicado en los últimos meses las relaciones entre ambos países, especialmente después de que Trump ordenase un bombardeo contra una base aérea del régimen de Bashar al Assad en respuesta a un presunto ataque químico. Rusia, junto a Irán, es el principal aliado militar de Damasco.

A la guerra de Siria se suma el conflicto de Ucrania. Según el Departamento de Estado, Tillerson y Lavrov hablaron hoy, entre otros asuntos, sobre "la necesidad de detener la violencia en el este de Ucrania", donde los acuerdos de paz de Minsk II -el llamado Protocolo de Minsk-, firmado en febrero de 2015 entre Ucrania, Rusia, Francia y Alemania- no han logrado el fin de los combates. Ninguno de los bandos en conflicto, que se acusan mutuamente de romper los términos del pacto, han respetado el acuerdo. Rusia entrena, arma y proporciona suministros a las milicias prorrusas, aunque desde comienzos de 2017. Además, Moscú mantiene entre 5.000 y 6.000 soldados regulares sobre el terreno (según cifras del Crisis Group) para “garantizar la seguridad” y un número indeterminado de tropas en la frontera.

Los combates en el Este de Ucrania cobraron intensidad en las primeras semanas de la presidencia de Trump, extendiendo el miedo en el Este de Europa sobre la intención declarada de Rusia de reinstaurar su antiguo dominio en la región.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios