"supone más trabajo que en mi vida anterior"

Donald Trump: “Yo pensaba que ser presidente sería más fácil”

El presidente estadounidense ha concedido una entrevista a la agencia Reuters en la que refleja las incomodidades del cargo y expresa sus preocupaciones en política exterior

Foto: Donald Trump, durante la entrevista con los periodistas de Reuters
Donald Trump, durante la entrevista con los periodistas de Reuters

Este jueves el presidente estadounidense Donald Trump concedió una extensa entrevista a los reporteros de la agencia Reuters Stephen J. Adler, Steve Holland y Jeff Mason. En ella, el nuevo inquilino de la Casa Blanca ha expresado sus ideas sobre una serie de cuestiones, entre ellas su sorpresa por las elevadas exigencias que conlleva el cargo.

“Esto supone más trabajo que mi vida anterior. Pensé que sería más fácil”, ha confesado. “Realmente estás dentro de su pequeña burbuja, porque tienes una protección tan masiva que en realidad no puedes ir a ningún sitio. Me gusta conducir, pero ya no puedo”, señala.

En la entrevista, celebrada en el Despacho Oval, Trump se refirió extensamente sobre todo a los temas de política exterior que preocupan a su Administración: el Estado Islámico, China, Corea del Norte y los tratados de libre comercio. Preguntado sobre el conflicto con la organización yihadista, respondió: “No podemos dejar que vengan aquí. Tengo que decir que hay un final, y ese tiene que ser la humillación”. “Estamos erradicando a gente muy mala. Cuando ves lo que pasa con eso de andar cortando cabezas… No hemos visto nada así desde la Edad Media, ¿no?”.

Los periodistas le inquirieron también sobre su encuentro con el presidente chino Xi Jinping a principios de mes en la residencia de Mar-a-Lago, con el que, a pesar de los temores, parece haber establecido una buena sintonía personal tras la promesa de Pekín de ayuda para resolver la cuestión de Corea del Norte. "Yo creo que él está realizando grandes esfuerzos. Ciertamente, él no quiere ver caos y muerte. Él no quiere ver eso. Él es un buen hombre. Él es un hombre muy bueno y pude conocerlo muy bien", respondió Trump. "Habiendo dicho eso, él ama a China y ama al pueblo chino. Yo sé que a él le gustaría poder hacer algo, quizás es posible que no pueda", agregó.

El acercamiento a Xi, de hecho, se produjo tras un incidente diplomático a propósito de Taiwán, después de que Trump atendiese a una llamada del presidente taiwanés, rompiendo no solo el protocolo diplomático, sino varias décadas de la política estadounidense de “Una sola China” respecto a la cuestión de Taiwán. De modo que cuando los reporteros le preguntaron si volvería a hablar con el líder de la isla de nuevo, respondió: “Bueno, el problema es que he establecido una relación personal muy buena con Xi. Y realmente siento que está haciendo todo lo que está en su mano por ayudarnos en una situación muy difícil, así que no querría causarle dificultades justo ahora… Sin duda, hablaría con él primero”.

Donald Trump habla con los periodistas de Reuters en el Despacho Oval, el 27 de abril de 2017. (Reuters)
Donald Trump habla con los periodistas de Reuters en el Despacho Oval, el 27 de abril de 2017. (Reuters)

"Puede haber conflicto con Corea del Norte"

Preguntado sobre el problema norcoreano, a pesar de que la Casa Blanca parece haber optado definitivamente por la vía diplomáticay las sanciones frente a una intervención militar potencialmente devastadora, Trump no terminó de despejar las brumas bélicas. "Existe la posibilidad de que podamos terminar teniendo un gran, gran conflicto con Corea del Norte. Absolutamente", indicó. "Nosotros amamos resolver las cosas de forma diplomática, pero es muy difícil".

Sin embargo, Trump prefirió no unirse al coro de aquellos que piensan que el presidente norcoreano Kim Jong-un es necesariamente un loco y actúa como tal. "Tiene 27 años. Su padre muere, él toma el control del régimen. Así que digan lo que quieran, pero eso no es fácil, especialmente a esa edad", comentó. "No estoy reconociéndole méritos ni se los estoy negando, sólo digo que es algo muy difícil de hacer. Sobre si es racional o no, no tengo opinión al respecto. Espero que sea racional", agregó.

Trump, no obstante, aprovechó para volver a quejarse del gasto que supone el mantenimiento de una política de defensa que cubra a los aliados de EEUU. Puso como ejemplo el sistema antimisiles THAAD, desplegado en Corea del Sur, que la Administración asegura que estará operativo en cuestión de días. “Es fenomenal. El el equipo más increíble que se haya visto, dispara misiles desde el cielo”, indicó, sin olvidar subrayar su elevado coste: “Cuesta como 1.000 millones de dólares. Yo digo: ¿por qué lo pagamos nosotros? ¿Por qué estamos pagando mil millones de dólares? Les estamos protegiendo”, afirmó. “Así que he informado a Corea del Sur que sería apropiado que lo paguen ellos, y lo entienden”.

Los periodistas tuvieron también la ocasión de preguntarle por su cambio de opinión respecto al NAFTA, el acuerdo de libre comercio entre Canadá, EEUU y México, que Trump accedió a renegociar hace unos días a pesar de haber prometido retirarse de él durante la campaña. “Saben que estaba realmente preparado y decidido a acabar con el NAFTA. Lo vieron, escribieron sobre ello. Y me dije que lo había logrado… Yo no quiero dañar a Canadá y no quiero dañar a México. Son dos países a los que realmente quiero. Así que me pidieron renegociarlo, y acepté”, declaró. Donald Trump ha vuelto a demostrar una vez más que, como entrevistado, nunca defrauda.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios