participan milicianos y colectivos chavistas

Qué es el Plan Zamora, el "operativo antigolpista" decretado por Nicolás Maduro

Ayer el presidente venezolano ordenó la activación de un plan diseñado por las autoridades para evitar un supuesto 'golpe' dirigido desde Washington. La oposición lo considera mera intimidación

Foto: Nicolás Maduro habla a los miembros de la milicia bolivariana en el Palacio de Miraflores de Caracas, el 17 de abril de 2017. (Reuters)
Nicolás Maduro habla a los miembros de la milicia bolivariana en el Palacio de Miraflores de Caracas, el 17 de abril de 2017. (Reuters)

La noticia no resultó demasiado sorprendente dado el clima político que se vive en Venezuela en estos días: el presidente venezolano Nicolás Maduro anunciaba ayer la activación del llamado “Plan Estratégico operacional Zamora” para oponerse a un supuesto golpe de estado contra su Gobierno teledirigido desde Washington."El Departamento de Estado [de EEUU] ha dado la luz verde y el visto bueno para un proceso golpista descarado para la intervención de Venezuela, así lo digo y así lo enfrentaré", dijo ayer Maduro. "Frente a este escenario he decidido activar el plan estratégico especial cívico militar para garantizar el funcionamiento de nuestro país, su seguridad, el orden interno, y la integración social, Plan Zamora que me ha sido presentado por el comando estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)", indicó.

El “golpe” que denunciaba Maduro no era otra cosa que las marchas antigubernamentales convocadas para hoy por la oposición, y que el Gobierno ha prohibido. Diosdado Cabello, actual “número 2” del chavismo, ha declarado que solo se permitirán en el este de la capital.

El Plan Zamora, definido como “un plan estratégico conjunto para responder a posibles eventos adversos o intervención extranjera que ponga en riesgo la seguridad del país”, ha pasado ahora a la llamada “fase verde”, su etapa de aplicación, aunque en enero ya se habían producido ejercicios de ensayo en los que participaron más de 120.000 militares.

Basándonos en dichas maniobras y en las declaraciones de altos responsables del Gobierno y los servicios de seguridad, el plan incluye el despliegue de soldados en todos los accesos a la capital, así como “la incorporación del pueblo para ejercitar la transición de la actividad social normal al Estado de conmoción interior o exterior”, según el comandante General de la Guardia Nacional, Antonio Benavides. En otras palabras, el despliegue de miembros de los colectivos chavistas y miembros de las milicias bolivarianas como fuerza de choque. En total, en los simulacros de enero participaron más de 580.000 personas.

Miembros de las milicias bolivarianas escuchan a Nicolás Maduro en Caracas, el 17 de abril de 2017. (Reuters)
Miembros de las milicias bolivarianas escuchan a Nicolás Maduro en Caracas, el 17 de abril de 2017. (Reuters)

Maniobra de intimidación

“Se tomarán todas las entradas a Caracas, va a haber una presencia militar en la Autopista y vamos a tomar todos los poderes públicos por la defensa”, ha explicado el comandante de la Región de Defensa Integral (Redi) Capital, mayor general José Ornelas. Vehículos militares serán desplegados frente a todas las instituciones y edificios públicos relevantes, y “hasta en las antenas que proporciona Cantv [la principal empresa de telecomunicaciones del país], porque hay que defender Caracas”.

El ministro del Interior, Néstor Reverol, ha ordenado que las fuerzas de policía de los estados y municipios pasen a estar bajo el mando de la Guardia Nacional. Asimismo, todos los detenidos en los previsibles disturbios deberán ser entregadas al Cuerpo Técnico de Investigaciones Científicas y Criminalísticas (CICPC) de su respectiva jurisdicción. Así lo ha revelado un acta oficial enviada a las autoridades del estado de Miranda, filtrada a la prensa local.

“El Plan Zamora es un plan estratégico y operacional que activa la defensa de la nación en caso de amenazas al orden interno que puedan significar conmoción social y política o ruptura del orden institucional. Pero su aplicación me parece intimidatoria, quieren disuadir las protestas opositoras”, afirma el mayor general retirado Cliver Alcalá, en declaraciones a AFP. En el mismo sentido se ha expresado el diputado opositor Freddy Guevara: “Les explico qué es el plan Zamora fase verde: asustar a la gente para que no salgan el 19A. Les vamos a seguir el juego? Mañana a la calle”, dijo ayer en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la Mesa de la Unidad Democrática, la principal plataforma opositora, denunció ayer el propósito de Maduro de insistir en “denunciar guerras imaginarias y conspiraciones inexistentes, con el único fin de tratar de intimidar al pueblo venezolano”, y reiteró el llamamiento a marchar hoy.

Caracas ha amanecido hoy fuertemente militarizada, con soldados y miembros de las milicias casi en cada esquina relevante de la ciudad. Sin embargo, las marchas opositoras ya han empezado a acceder a la capital por algunos puntos, y se prevén multitudinarias. La jornada se presenta intensa.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios