"no nos hagan elegir entre con o contra eeuu"

Putin recibe al secretario de Estado de EEUU en el Kremlin

La reunión entre Putin y Tillerson no estaba inicialmente en la agenda, aunque desde este martes se especulaba con la posibilidad de que llegara a tener lugar

Foto: El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov (d), y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, a su llegada para su reunión en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Moscú. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov (d), y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, a su llegada para su reunión en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Moscú. (EFE)

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha recibido este miércoles en el Kremlin al secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, informó el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov. A la reunión asiste igualmente el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, con quien Tillerson se entrevistó esta mañana para abordar la crisis de Siria y la actual tensión entre Rusia y EEUU. La reunión entre Putin y Tillerson no estaba inicialmente en la agenda, aunque desde este martes se especulaba con la posibilidad de que llegara a tener lugar.

Peskov no dio ningún detalle sobre lo que iban a discutir el presidente ruso y Tillerson, que es el primer representante de la nueva Administración estadounidense de Donald Trump que visita Rusia, en medio de una gran tensión entre Moscú y Washington. Tillerson llegó ayer a Rusia con un ultimátum para Putin, al que exige elegir entre el régimen sirio de Bachar al Asad y una alianza con Occidente, pero al comenzar esta mañana su encuentro con Lavrov se mostró abierto y constructivo. Dijo esperar que en esta visita se puedan "clarificar" las posiciones de cada uno de los países, "determinar las diferencias y por qué existen" y ver "el modo de reducirlas".

"No nos hagan elegir entre con o contra EEUU"

"No nos pongan en la falsa disyuntiva de estar con vosotros o contra vosotros". Con esta advertencia ha comenzado el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, su reunión con el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, ahora que Washington y el G-7 redoblan su presión para que el líder sirio Bashar al Assad sea apartado del poder con objeto de facilitar una solución política a la guerra. El encuentro, centrado en "asuntos clave" como el conflicto civil en Siria, debe servir para "clarificar" las posiciones de Estados Unidos y Rusia, "determinar las diferencias y por qué existen" y ver "el modo de reducirlas", en palabras de Tillerson.

El jefe de la diplomacia rusa ha calificado de "ilegal" el reciente ataque de EEUU contra una base aérea siria en respuesta al supuesto uso de armas químicas por parte de Damasco contra población civil. Para Moscú "es primordial no permitir la repetición de acciones similares en el futuro". Por ello, ha apuntado Lavrov, "creemos que su visita es bastante oportuna y nos brinda la posibilidad de aclarar, con sinceridad y honestidad, las perspectivas de cooperar en todas estas cuestiones, sobre todo en lo que se refiere a la creación de un amplio frente antiterrorista". Para Damasco y Rusia, principal valedor internacional del régimen sirio, toda oposición a Assad es "terrorista".

La Casa Blanca acusó ayer a Moscú de encubrir el papel de Damasco en el ataque químico contra un pueblo de la provincia de Idlib en el que murieron 86 personas, incluidos decenas de niños. En respuesta, el Kremlin declaró hoy que sería "absurdo" dejar de apoyar a Assad, como le exige Estados Unidos, porque supondría "renunciar a la lucha contra el Estado Islámico y otros grupos terroristas que actúan en el país árabe", dijo a los el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Washington presenta "pruebas" contra Assad

La Casa Blanca presentó ayer "pruebas claras y consistentes" de que el régimen sirio de Bashar al Assad cometió hace una semana el ataque con gas sarín en Jan Sheijún (Idlib), en el que murieron más de 80 personas, incluidos decenas de niños. Funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump aseguran a la prensa que tienen "pruebas fisiológicas" de que el régimen sirio usó gas sarín contra la población en una zona bajo control rebelde. Asimismo, EEUU ha confirmado la autenticidad de fuentes externas que demuestran que un caza sirio lanzó el ataque con el mortal gas el día 4 de abril a primeras horas de la mañana.

La Casa Blanca ofreció este martes una pormenorizada cronología del ataque. Poco antes de las 07.00 hora local, un avión de fabricación rusa Sukhoi Su-22 de la fuerza aérea siria sobrevoló durante unos 20 minutos Jan Sheijún y, sobre el mediodía, comenzaron a aparecer evidencias gráficas en internet de víctimas con síntomas de un ataque químico. Poco después de la 13.00 hora local, las víctimas empezaron a inundar un hospital cercano que, posteriormente, sería bombardeado con armamento convencional. Estados Unidos también tiene constancia de que un militar sirio de alto rango vinculado con el programa químico de ese país estuvo presente en la base de Shayrat antes de que se lanzara el ataque.

Las fuentes de la Casa Blanca aseguraron que no hay pruebas que sostengan la versión siria y rusa de que las muertes por exposición a un químico neurotóxico se produjeron tras el bombardeo de una fábrica de armas químicas de un grupo yihadista. Por el contrario, Washington considera que el ataque químico tenía "motivos operacionales" con el objetivo de ejercer presión en la retaguardia de zonas rebeldes claves para mantener el control de la ciudad de Hama.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios