desde viajes hasta pensiones

¿Cómo cambia el Brexit la vida de los españoles? De Gibraltar a las pensiones

La activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa pone sobre la mesa una serie de cuestiones que repercutirán directamente sobre España

Foto: Bandera española y británica sobre un restaurante en Estepona. (Reuters)
Bandera española y británica sobre un restaurante en Estepona. (Reuters)

Desde que el pasado 23 de junio Reino Unido expresara su deseo de salir de la Unión Europea —casi un 52% de los votos se contaron a favor del Brexit—, han sido muchas las preguntas que se han planteado en relación al abandono comunitario. La activación del artículo 50 del Tratado de Roma, texto que establece el protocolo a seguir en caso de que algún país miembro de la UE quiera dejar de formar parte de la Unión, es un hito histórico en el Viejo Continente: hasta ahora, ninguna nación había puesto en marcha el documento que entró en vigor el 1 de diciembre de 2009.

[Siga en directo la activación del Brexit]

Economía española tras el Brexit

Turistas en Madrid. (EFE)
Turistas en Madrid. (EFE)

Según un informe publicado en junio de 2016 por la agencia de calificación Standard & Poor's, España es el octavo país europeo con mayor exposición a la salida de Reino Unido del conjunto de la Unión Europea —de acuerdo al Índice de Sensibilidad al Brexit (BSI)—. Este estudio, publicado antes de la celebración de la consulta, subrayaba que el sector financiero y las inversiones de las empresas españolas en territorio anglosajón están muy expuestos ante el Brexit.

De acuerdo al BSI, la exposición de la economía española es superior a la de países como Francia, Alemania e Italia por los grandes intereses que algunas de las principales corporaciones españolas tienen depositados en Reino Unido, cuya salida de la UE entorpecería las relaciones comerciales entre la isla y el continente.

Pensiones y sistema de salud

A día de hoy, cerca de 200.000 españoles residen en suelo británico, aunque es imposible establecer una cifra con exactitud, ya que no todos están registrados en el consulado. Nadie conoce aún a ciencia cierta cuáles serían las consecuencias que para ellos tendría un Brexit, pues de momento Reino Unido podría estar hasta dos años en una especie de limbo a la espera de definir su nuevo estatus.

Aparte de tener que solicitar o no una visa, las autoridades deberían negociar si esos españoles tienen derecho al Sistema Nacional de Salud. Quedaría también por determinar si se establece un convenio especial entre ambos países en materia fiscal, así como las pensiones a los no británicos que han tributado durante sus años de trabajo en Reino Unido.

Viajes a Reino Unido

Hasta ahora, para viajar a Reino Unido bastaba con portar como documento identificativo el DNI —en el caso de los turistas europeos—. Sin embargo, tras la salida del país de la Unión, los que quieran hacer una escapada a la isla británica deberán estar acreditados con algún tipo de visado aún por determinar.

Además, se prevé que los billetes de avión hasta Reino Unido incrementen su precio: algunas compañías que vuelan con origen y destino a la isla —como Ryanair o Easyjet— expresaron su intención de cerrar las oficinas en el país para trasladarlas a otro que se mantuviera dentro de la Unión. Esta medida repercutirá en un aumento de costes para los viajeros, lo que supondrá que los billetes sean más caros.

Ryanair es una de las aeronáuticas afectadas por el Brexit. (EFE)
Ryanair es una de las aeronáuticas afectadas por el Brexit. (EFE)

Bruselas recordó a estas aeronáuticas que, si deseaban mantener sus principales rutas en el continente, tendrían que trasladar sus oficinas a territorio comunitario. Según informó 'The Guardian', Londres iba a intentar pactar con la Unión acuerdos comerciales flexibles en materia de aviación.

Estudios Erasmus fuera de España

El efecto Brexit influye también sobre el sistema educativo. Los intercambios de estudiantes podrían resentirse. Según investigaciones recientes, ya son 125.000 los alumnos que llegan a Reino Unido de otros países, 'ranking' encabezado por Alemania.

["Tanto sacrificio para ahora perder dinero"]

El movimiento económico generado por este tipo de estudiantes alcanza los 3,7 billones de libras esterlinas —4,3 billones de euros, teniendo en cuenta tanto matrículas como estancias—, ejerciendo influencia también sobre la generación de puestos de trabajo.

Suiza perdió la posibilidad de participar en la Bolsa de Estudios Erasmus por limitar los permisos de estancia de extranjeros y de ciudadanos de la UE.

El mundo del fútbol

El fútbol inglés se ha convertido en un negocio global en donde operan magnates tailandeses en el Leicester, árabes en el Manchester City y americanos en el Manchester United. De los 20 equipos de la Premier League, más de la mitad están en manos de ciudadanos ingleses. Sin embargo, su situación se vería comprometida cuando Reino Unido deje de formar parte de la Unión Europea.

El Brexit revolucionará los clubes: las leyes comunitarias consienten la libre circulación de personas —y, por tanto, de jugadores— entre los estados miembros, pero con las nuevas leyes más de 400 deportistas dejarán de ser comunitarios para pasar a ser 'ilegales'.

Situación de los comunitarios

Theresa May firma la carta en la que pide el Brexit. (EFE)
Theresa May firma la carta en la que pide el Brexit. (EFE)

Actualmente, hay registrados 3,15 millones de ciudadanos comunitarios residiendo en el Reino Unido. Por contra, un total de 900.000 británicos viven en diferentes países del continente lejos de sus fronteras de origen. La situación de ambos colectivos es, por el momento, incierta.

La primera ministra británica, Theresa May, ha insistido en que resolver su situación legal es prioritario, siempre y cuando el resto de países proteja asimismo la situación de sus nacionales en la Unión Europea. Tan es así que, entre los tres puntos básicos que la Unión ha establecido como fundamentales para resolver durante el primer año de negociaciones, se encuentran los derechos de los ciudadanos europeos residentes en el Reino Unido.

Así, la Unión Europea no negociará ningún otro asunto hasta que este y otros dos temas —la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte y el importe a pagar por Londres en su salida comunitaria— estén completamente cerrados.

Gibraltar tras el Brexit

Los gibraltareños expresaron su deseo de seguir formando parte de la Unión Europea cuando se planteó el abandono comunitario. Muchos temieron las consecuencias del Brexit e incluso llegaron a definir la situación como “catastrófica” para ellos. A pesar de los intentos de los residentes en Gibraltar, el negociador jefe de la UE para el Brexit —Michel Barnier— afirmó que Gibraltar saldría de la Unión “al mismo tiempo que el Reino Unido”.

De esta manera, Bruselas descartó el trato especial que solicitaba Gibraltar. Entre las medidas que se pedían, estaba el mantenimiento abierto de la frontera para trabajadores y turistas, así como el acceso al mercado único de servicios para las compañías instaladas en el Peñón.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios