supondría un incremento del 9 por ciento

Trump planea aumentar el gasto militar en 54.000 millones y reducir las ayudas

El primer borrador presupuestario de su Administración será presentado a mediados de marzo, pero los asesores de la Casa Blanca buscan ya presentar al presidente como un líder con decisión

Foto: Donald Trump durante su encuentro con líderes de empresas aseguradoras en la Casa Blanca, el 27 de febrero de 2017 (Reuters)
Donald Trump durante su encuentro con líderes de empresas aseguradoras en la Casa Blanca, el 27 de febrero de 2017 (Reuters)

Era una de sus promesas de campaña: aumentar el gasto en Defensa para poder elevar el número de efectivos y materiales. Ahora, el presidente Donald Trump parece dispuesto a cumplir con lo que dijo, según han indicado miembros de su Administración a la prensa estadounidense. De acuerdo con lo que se ha hecho público, en el primer borrador presupuestario, que se espera que sea presentado a mediados de marzo, la Casa Blanca pretende incrementar el presupuesto del Pentágono en 54.000 millones de dólares de cara a 2018, lo que supone una subida del 9% respecto al actual.

“Vamos a hacer más con menos, y a reducir el Gobierno y hacer que rinda cuentas”, ha dicho hoy Trump en una reunión con varios gobernadores en la Casa Blanca. El presidente ha indicado que el presupuesto se centrará en “el desarrollo económico, militar y de seguridad”. También ha añadido que van a empezar “a gastar a lo grande en infraestructuras”.

El aumento de los gastos en el ámbito militar implica reducciones en otras instituciones: con casi total seguridad, el Departamento de Estado -especialmente la ayuda al extranjero- y la Agencia de Protección Medioambiental, según han indicado fuentes de la Administración. También se recortarán drásticamente los programas de ayuda social, con la excepción de algunos dirigidos a jubilados. Tal y como Trump había prometido, tampoco se tocará ni la Seguridad Social ni el Medicare.

Soldados estadounidenses desplegados en Polonia sirven comida durante una jornada de puertas abiertas para la población, en la localidad de Boleslawiec, el 5 de febrero de 2017 (EFE)
Soldados estadounidenses desplegados en Polonia sirven comida durante una jornada de puertas abiertas para la población, en la localidad de Boleslawiec, el 5 de febrero de 2017 (EFE)

¿Maniobra publicitaria?

“Tal vez no estén de acuerdo con todo lo que se hace, pero la gente te va a respetar por hacer lo que dijiste que ibas a hacer”, ha dicho Jason Miller, un alto encargado de estrategia de comunicaciones de la campaña de Trump, conocedor de los entresijos del asunto, al diario “The New York Times”. “Primero [Trump] va a hacer algo, y luego habrá tiempo para hablarlo. Así es cómo finalmente se va a meter en el bolsillo a la gente que no le votó, o que no votó por él. Dentro del Cinturón [de Washington] y en los medios, hay este foco en las intrigas palaciegas. Fuera, en el resto del país, están viendo a un tipo que se centra en el empleo y la economía”, ha explicado Miller.

“Este plan -producto de una colaboración entre el director de la Oficina de Gestión y Presupuestos, Mick Mulvaney; el director del Consejo Económico Nacional, Gary Coh, y el jefe de Estrategia de la Casa Blanca, Stephen K. Bannon- busca hacer un un gran ruido para un presidente ansioso de demostrar que es un hombre de acción”, afirma el rotativo neoyorquino. Toda la iniciativa, de hecho, tiene cierto carácter publicitario, puesto que el borrador debe ser debatido -y probablemente alterado de forma significativa- en el Congreso y el Senado, donde no sólo participan también representantes demócratas, sino también republicanos que a menudo amenazan con vetar algunas partes a cambio de concesiones en las áreas que afectan a sus distritos. Los presupuestos también podrían encontrarse con la resistencia de las instituciones que sufrirán recortes, que no carecen de influencia.

En cualquier caso, incluso aunque las cifras finales sean diferentes, parece claro que las Fuerzas Armadas se beneficiarán de un pronunciado incremento de fondos. En campaña, Trump afirmó que pretendía elevar el número de miembros del ejército de los actuales 490.000 a 540.000, y el número de batallones del Cuerpo de Marines de 23 a 36. También prometió aumentar el número de los aproximadamente 270 navíos a 350, e incrementar los aviones de la Fuerza Aérea de unos 1.100 a 1.200.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios