rueda de prensa trump-netanyahu

Trump: "La ONU ha tratado a Israel de forma muy injusta"

El presidente estadounidense Donald Trump ha comparecido junto al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca

Foto: Donald y Melania Trump reciben al primer ministro israelí Benyamin Netanyahu y su esposa Sara a su llegada a la Casa Blanca, esta mañana (Reuters)
Donald y Melania Trump reciben al primer ministro israelí Benyamin Netanyahu y su esposa Sara a su llegada a la Casa Blanca, esta mañana (Reuters)

El presidente estadounidense Donald Trump ha comparecido hoy junto al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca. Tal y como se esperaba, el tono de Trump ha sido muy positivo hacia Israel y hacia su actual Gobierno. No en vano, el actual mandatario estadounidense es amigo personal de Netanyahu, y se cree que probablemente será el presidente más proisraelí de la historia.

"El Estado de Israel es un símbolo para el mundo de resistencia frente a la opresión. Nunca olvidaremos lo que ha sufrido el pueblo judío", ha dicho Trump. "Rechazo las acciones injustas y unilaterales contra Israel en la ONU. Ha tratado a Israel, en mi opinión, de forma muy, muy injusta", ha comentado. Unas palabras que probablemente hacían referencia a la decisión de la Administración anterior de abstenerse durante la votación de la última resolución del Consejo de Seguridad exigiendo a Israel el fin de los asentamientos en Cisjordania. Esta decisión fue ya entonces muy criticada por Trump.

El presidente también ha hecho referencia a uno de los temas candentes en esta relación: Irán. "Los desafíos de seguridad a los que se enfrenta Israel son enormes", ha dicho, uno de los cuales sería el actual régimen de Teherán. "Uno de los peores tratos que haya visto nunca es el acuerdo con Irán", ha dicho, repitiendo una idea que ya había mencionado en ocasiones anteriores. "Haré más para impedir que Irán pueda nunca -y quiero decir NUNCA- desarrollar un arma nuclear", ha subrayado.

Trump también ha mencionado la posibilidad de mover la embajada estadounidense de Tel Aviv, donde se encuentra ahora, a Jerusalén, algo que muchos presidentes anteriores han barajado pero ninguno se ha atrevido a hacer hasta ahora. "Me encantaría verlo ocurrir. Estamos persiguiéndolo con mucho, mucho interés", ha señalado.

Sin embargo, no todo han sido palmadas en la espalda a Netanyahu. Tal y como ya había hecho anteriormente, Trump ha vuelto a pedirle a Netanyahu moderación en la construcción de asentamientos: "Me gustaría ver que aparcas los asentamientos durante un tiempo", le ha dicho al primer ministro israelí. El motivo: la Administración Trump, como prácticamente todos los Gobiernos estadounidenses, espera poder mediar en un proceso de paz con los palestinos que a día de hoy es prácticamente papel mojado. "Los EEUU promoverán un acuerdo de paz verdaderamente grande. Trabajaremos en ello de forma muy diligente. Pero son las propias partes las que deben negociar directamente dicho acuerdo", ha indicado Trump. "Los israelíes van a mostrar cierta flexibilidad", ha añadido. "Tienen que mostrar que realmente quieren llegar a un acuerdo".

Preguntado sobre si, como se especula, su Administración ha renunciado a la solución de los dos estados, ha respondido: "Tengo en mente [los escenarios de] dos estados y un estado. Y el que más me gusta es el que les guste a las dos partes", ha dicho. "Puedo vivir con cualquiera de los dos. Por un tiempo creí que los dos estados parecían la solución más fácil de ambas. Para ser honesto, si Bibi [Netanyahu] y los palestinos, si Israel y los palestinos, están contentos, seré feliz con la que más les guste".

Trump también tenía una petición para los palestinos: "Tienen que librarse de parte de ese odio que se les enseña desde edad muy temprana". Y, como de costumbre, Netanyahu, a su lado, ha vuelto a asegurar que son los otros quienes no quieren la paz. "Los palestinos deben reconocer al Estado judío. Tienen que dejar de llamar a la destrucción de Israel", ha declarado el 'premier' israelí. "La persistente negativa palestina a reconocer el Estado judío... esa es la razón por la que no tenemos paz", ha asegurado. "Los palestinos no solo niegan el pasado, sino que envenenan el presente".

Y por si quedaba alguna duda de la consideración mutua que Netanyahu y Trump se profesan, el mandatario israelí le ha dedicado al estadounidense una última serie de comentarios aprobatorios: "Israel no tiene mejor aliado que los EEUU, y quiero asegurarles que los EEUU no tienen mejor aliado que Israel", ha dicho, antes de añadir: "No hay mayor partidario del pueblo judío y el Estado judío que el presidente Donald Trump".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios